Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Rey firma hoy su última ley: la de su propia abdicación

Don Juan Carlos sancionará la norma en una ceremonia solemne en el Palacio Real a las 18.00

Su hijo será el nuevo Monarca a partir de las 00.00

Los Reyes, ayer, en La Zarzuela. EFE

El Rey sanciona este miércoles su última ley como Monarca, la de su propia abdicación. Será a las seis de la tarde en una ceremonia solemne en el salón de columnas del Palacio Real, donde se firmó en 1985 el Tratado de Adhesión de España a la Comunidad Económica Europea. Al acto asistirán la Reina, los Príncipes y sus hijas, la infanta Elena y las hermanas de don Juan Carlos, doña Pilar y doña Margarita. Quien no estará presente será la infanta Cristina, imputada en el caso Nóos y apartada de la vida oficial de la familia real desde octubre de 2011. Tampoco acudirá a la proclamación de su hermano como nuevo rey mañana en el Congreso. 

A la ceremonia de sanción y promulgación de la ley de abdicación, que ayer fue aprobada en el Senado tras pasar por el Congreso, han sido invitadas más de 160 personas. Entre ellas, el Gobierno al completo, los presidentes de las comunidades autónomas, los expresidentes Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, los representantes sindicales y de la patronal así como los ponentes de la Constitución Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, José Pedro Pérez Llorca y Miquel Roca, actual abogado de la infanta Cristina. En representación del cuerpo diplomático acreditado en España estará presente el Nuncio de la Santa Sede, Renzo Fratini.

Se leerá la ley de abdicación, de solo un artículo, el Rey la firmará y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, refrenderá este acto, como todos los del Monarca. La norma entrará en vigor a las 00.00 del 19 de junio: don Felipe se convertirá en el nuevo rey y su hija Leonor en la nueva Princesa de Asturias. 

Al día siguiente, a las 9.30, don Juan Carlos impondrá el fajín de capitán general a su hijo en el salón de audiencias de La Zarzuela antes de partir hacia el Congreso para la ceremonia de proclamación. El Monarca ha decidido no asistir -lo verá por televisión- para ceder todo el protagonismo a su hijo ese día. Sí le acompañará, con doña Sofía, cuando los nuevos Reyes saluden desde el balcón del Palacio Real a los ciudadanos congregados en la plaza de Oriente.

La ceremonia de proclamación será un acto solemne pero sobrio en el Congreso ante los diputados y senadores, los máximos representantes del poder judicial, la familia del nuevo Rey y de la nueva Reina, y los tres expresidentes del Gobierno. Entre los invitados no habrá ningún jefe de Estado extranjero. No había tiempo ni espacio para convocarlos, ha justificado La Zarzuela.Tras la jura de Felipe VI y su primer discurso como rey, en el que expondrá la hoja de ruta de su reinado, don Felipe y doña Letizia ofrecerán una recepción en el Palacio Real para más de 2.000 personas, en las que han querido incluir, según La Zarzuela, "a una muestra muy amplia de la sociedad española":  políticos, jueces, periodistas, deportistas, artistas...

Los nuevos Reyes tienen previsto realizar varios actos en Madrid tanto el viernes como el sábado. Seguirán viviendo en su casa, dentro del complejo de La Zarzuela pero a 1.000 metros del palacio que de momento, continuará siendo la residencia del Monarca. Don Felipe y doña Letizia quieren realizar una gira de presentación durante el verano, por España y el extranjero. Entre los primeros países que visitarán figuran Marruecos, Francia y Portugal.

 

Más información