Selecciona Edición
Iniciar sesión

Nueve detenidos en Madrid por captar yihadistas para enviarlos a Siria e Irak

La red captaba voluntarios para integrarlos en el Estado Islámico de Irak y Levante

Los detenidos hacían acampadas de entrenamiento en una finca rural de Ávila

Uno de los nueve reclutadores de yihadistas detenidos este lunes en Madrid. Álvaro García ATLAS

Nueve personas han sido detenidas este lunes en Madrid por agentes de la Comisaría General de Información en una operación que ha desmantelado una red internacional de captación y envío de yihadistas para su integración en la organización terrorista Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL), vinculada Al Qaeda y asentada en territorios de Siria e Irak.  La red solía entrenarse en una finca rural próxima a Ávila, a 100 kilómetros de Madrid, en donde hacían acampadas para habituarse a la forma de vida que se iban a encontrar al llegar a las zonas de combate, según fuentes policiales.

El líder de la red es el marroquí Lahcen Ikasrrien, detenido en Afganistán en 2001 y liberado años después tras su paso por Guantánamo, la prisión estadounidense en suelo cubano. Ikasrrien, de 47 años, casado y con una hija, fue acusado por EE UU de terrorismo y recluido en el Camp V de la base de EE UU, pero fue absuelto por falta de pruebas en España. Ikasrrien, que vive en la capital cerca del barrio de la Concepción, pertenecía a la célula de Abu Dah Dah, detenido y condenado por ser uno de los fundadores de Al Qaeda en España. 

La policía ha detenido a Ikassrien esta mañana en su domicilio de la calle del Buen Gobernador, en el barrio de la Concepción, y lo ha trasladado posteriormente a un trastero que tenía alquilado desde hace varios meses a unos 600 metros de su casa, en  la calle del Lago Constanza. Tanto en su casa como allí se han registrado sus pertenencias. Los agentes se han incautado de diversos ficheros informáticos. Según fuentes de la investigación, el detenido se ha prestado a colaborar, informa José Precedo.

Entre los detenidos hay varios marroquíes y españoles, así como el búlgaro  Denis Ibryam Redhed., que ha sido arrestado poco después de las 12 de la mañana. Hay un argentino, César Raúl Rodríguez, que se había convertido al islamismo.

Además de Ikassrien, Rodríguez y el búlgaro Ibryam, el resto de los arrestados son  Mohamed Khaloukh Darouani, Abdeslam El Haddouti, Oiane  Chergui, Younes Zayyad, Nabil Benazzou Benhaddou y Mohamed  Bouyakhlef.

La policía buscaba también a un hermano de Mohamed Al Falah, uno de los presuntos autores de los atentados del 11-M de 2004, huido tras la matanza y que se suicidó en Irak. El hermano de Al Falah residía en Madrid , pero hace 10 días se marchó a Marruecos para desde allí partir a Siria.

La red desmantelada envió hace 10 días a zona de conflicto a dos combatientes (uno de ellos Al Falah) a través de Turquía. Ahora estaban preparando el envío de otros yihadistas más, entre los que podía llegar el búlgaro que, por ahora, es el último detenido en la redada.

Durante el curso de la operación, los GEO han sido movilizados para arrestar a un supuesto yihadista y han entrado por equivocación en una vivienda de la calle de las Brujas, en lugar de hacerlo en otra de la calle de Laponia, en el barrio madrileño de Moratalaz. Los agentes derribaron de madrugada la puerta donde vive una familia completamente ajena a los hechos, cuyos miembros fueron reducidos y esposados con bridas de plástico, informa Francisco J. Barroso. Al comprobarse el error, la policía se ha comprometido a reparar los daños ocasionados en la vivienda.

Al menos 50 milicianos españoles combaten en Siria contra las fuerzas de El Asad. En los últimos tres años habían sido detenidos en España cuarenta y ocho presuntos islamistas: 36 por la Comisaría General de Información y 12 por el Servicio de Información de la Guardia Civil. Todos los arrestados son hombres, con edades comprendidas entre 17 y 40 años, muchos de ellos trabajadores en paro o con empleos precarios.

Es la cuarta operación de este tipo en los dos últimos años en España contra las redes de captación de yihadistas. Las anteriores fueron realizadas en Melilla y una en Ceuta. Fuentes policiales aseguran que se trata de una medida preventiva, incluida dentro del aumento de seguridad de cara a la proclamación de Felipe VI el próximo jueves.

Arrestado por difundir propaganda yihadista

Por otra parte, agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil han detenido esta mañana en Huelva por un delito de terrorismo a un presunto yihadista cuya identidad se corresponde con las siglas K.J.C.L., nacido en Marruecos, con nacionalidad angoleña, residente en Huelva. Esta operación no está relacionada con la realizada en Madrid por el Cuerpo Nacional de Policía.

Según fuentes de Interior, el arrestado es un destacado usuario del foro yihadista Jamia Hafsa Urdu Forum (JHUF), que tiene unos 2.500 seguidores, cuya actividad está centrada en la difusión de propaganda yihadista principalmente relacionada con los talibanes afganos, el TTP paquistaní, el IMU (grupo terrorista afincado y reconocido en Uzbequistán) y otros grupos que operan en Afganistán y las áreas tribales paquistaníes. Por eso, el foro no sólo está en árabe, sino en inglés y en urdu.

 En estos mensajes, el detenido recurría de manera frecuente y obsesiva a la reivindicación de la reconquista de Al Andalus y enviaba mensajes para el reclutamiento de radicales y conseguir financiación. Durante las investigaciones, la Guardia Civil ha observado cómo K.J.C.L. evitaba mostrar rasgos de radicalismo, a la vez que ocultaba sus creencias llegando incluso a participar en actos organizados por la Iglesia católica.

 

Más información