Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Gallardón indulta a un guardia civil que grabó una agresión sexual

El agente, inhabilitado por omitir su deber de denunciar delitos, es hijo de un cargo del PP

Justicia explica que todos los informes eran favorables a la petición de la medida de gracia

El Consejo de Ministros indultó en su reunión del pasado 30 de mayo a un guardia civil condenado por grabar con un móvil una agresión sexual.La sentencia impuso a Manuel Arbesú González una pena de seis meses de inhabilitación para empleo o cargo público por omisión del deber de perseguir delitos. El fallo relata cómo este agente viajaba en tren junto a un amigo que profirió exabruptos de índole sexual contra una mujer, a la que después realizó tocamientos. En lugar de socorrerla, el guardia del instituto armado grabó la escena con un teléfono móvil mientras se reía de la víctima. Su compañero fue condenado por un doble delito: sexual contra la mujer y de agresiones contra un hombre que intentó socorrerla. El Guardia Civil, por omisión de su deber de perseguir delitos. Pero el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, rebajó esa pena a una multa de 500 euros, lo que faculta al guardia para seguir en el cuerpo.

Según adelantó El Diario, Manuel Arbesú es hijo del concejal y secretario general del Partido Popular en Lena (Asturias), José Manuel Arbesú Santamaría, quien desde el momento de la condena inició una campaña de recogida de firmas para lograr el indulto a su hijo. La medida de gracia llegó en el último Consejo de Ministros de mayo. El hijo del edil popular formó parte de una lista de otros seis condenados, tres de ellos por delitos contra la salud pública y otros tres por robo.  

Un portavoz del Ministerio de Justicia explicó que todos los informes que se pidieron para decidir en indulto "el del tribunal sentenciador y el de la fiscalía" eran favorables a conceder la medida de gracia. Y que la víctima del delito también comunicó que no se oponía al indulto. Según Justicia, cuando se dan esas circunstancias siempre se concede el indulto, salvo en casos de violencia de género. El guardia civil no había sido condenado por violencia de género sino por denegación de auxilio.