Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ENCAJE DE CATALUÑA EN ESPAÑA

Rajoy: “No me he negado nunca a una reforma constitucional”

El Círculo de Economía pide a Rajoy que rechace las “fuerzas que tiran al inmovilismo”

EL PAÍS-LIVE!

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha lamentado esta mañana en la clausura de la reunión anual del Círculo de Economía que se celebra en Sitges (Barcelona) que el presidente catalán, Artur Mas, no le haya llamado desde que este convocó la consulta el pasado 12 de diciembre, algo de lo que, ha afirmado, se había enterado "por el periódico". Rajoy ha afirmado que no está "enrocado" y que está abierto a hablar. “Yo no me he negado nunca a una reforma constitucional", ha asegurado Rajoy, quien ha pedido, no obstante, conocer el contenido de una eventual modificación de la Carta Magna.

Rajoy, al que el presidente del Círculo, Antón Costas, le había reclamado que huya del inmovilismo, se mostró como un hombre dialogante. “Claro que estoy dispuesto a hablar. Pero yo me enteré por el periódico de la consulta y desde entonces quien la convocó no me ha llamado nunca", dijo en referencia a Artur Mas. "Yo estoy dispuesto a hablar como siempre he hecho en mi vida, pero dentro de la ley. Al presidente se le puede pedir todo, salvo que incumpla la ley", ha insistido.

Todo su discurso era un ataque a la posición de Mas –“si se produce un choque de trenes es porque uno va por la vía equivocada”- para tratar de demostrar al auditorio, influyentes empresarios en su mayoría, que es Mas quien está enrocado. Le afeó sobre todo que no acudiera al Congreso a defender sus posiciones. “Yo no estoy enrocado. Tengan la absoluta certeza. Él no me ha llamado. Sobre este asunto hubo un debate en el parlamento, al que yo fui, y no tenía ninguna obligación de ir. Fui y defendí mi posición, di mis razones y argumentos. Y no digo nada más”, señaló en relación a la ausencia del president.

Rajoy asegura que no se niega a reformar la Constitución, pero pide que le digan cómo 

Rajoy también ha sido tajante cuando le han preguntado qué hará si Mas mantiene la consulta del 9 de noviembre. “No se me pasa por la imaginación que se convoque un referéndum rechazado por el Tribunal Constitucional entre otras cosas porque [Mas] vulneraría su palabra. Somos un país importante en el mundo, a lo mejor en otro sitio podría pasar eso pero aquí lo veo impensable”.

El presidente del Gobierno también ha entrado de lleno en el asunto de la reforma constitucional, que oficialmente el Ejecutivo rechaza aunque en privado el presidente siempre ha escuchado con atención las sugerencias en este sentido de Alfredo Pérez Rubalcaba. De hecho al Gobierno ahora le preocupa que la salida de Rubalcaba de la cúpula del PSOE complique cualquier posible solución al conflicto en Cataluña. Rajoy sigue sin ver clara la reforma constitucional, pero hoy en Cataluña ha dado un paso más al mostrarse abierto siempre que sean otros los que se la planteen, y le digan qué reforma.

“Yo no me he negado nunca a una reforma constitucional. Ya se ha reformado dos veces. Una después de una llamada de Zapatero en verano de 2011. Nos pusimos de acuerdo en media hora”, ha explicado Rajoy. “Pero pónganse en mi lugar. Para hacer una reforma hay que saber cuál es el contenido. ¿Un sistema federal simétrico, asimétrico, en que se diferencia de lo actual, revisamos competencias exclusivas? Yo tengo que tener muy claro que se quiere reformar. No me niego a ello. Cuando se habla del Senado, ¿qué Senado se quiere? Es importante saber el objetivo”, ha insistido dejando claro que la iniciativa no va a surgir de él , pero si le presentan algo lo estudiará.

En cualquier caso ha dejado claro que no está entre sus prioridades. En este momento sinceramente creo que los retos más importantes están en el proceso europeo, eso sí que es una reforma de la constitución de calado, quedarte sin moneda y política cambiaria. Para mi ese es el gran debate, siento decirlo así”, ha rematado.

Poco antes, Costas le había reclamado, como el año pasado Josep Piqué, que dirigía entonces el Círculo de Economía, que aborde la reforma constitucional. El presidente nunca dice un no rotundo pero no lo ve prioritario y va ganando tiempo sin que se esté estudiando de momento ninguna reforma. “Es ahora, cuando la economía tiene síntomas de encauzarse, cuando hay que abordar” la reforma, le ha invitado Costas. El presidente del lobby empresarial barcelonés ha instado a Rajoy a mover ficha y a desoír a quienes le recomiendan que siga en el “inmovilismo”. “La tentación de no hacer nada nos aboca a una solución de extremos”, le ha advertido Costas.

Si en el arranque de las jornadas Costas reclamó a Mas una “segunda oportunidad” al diálogo, hoy ha expuesto a Rajoy que, en opinión de la institución, existe un “cierto agotamiento” del “primer impulso de la Constitución”, en concreto de “la organización territorial del Estado”. El también académico ha puesto sobre la mesa las dos opciones que hay: la consulta y la reforma. Sobre la primera ha aseverado que el Círculo no va a posicionarse más allá de considerar “los detalles”. Y ahí ha repetido lo que ya pidió a Mas: debe ser “legal, acordada y bien informada”, es decir, deben conocerse las consecuencias de las opciones que plantee. Y además, ha reiterado que consulta y reforma constitucional no son excluyentes, puesto que una puede llevar a la otra.

Sin embargo, Costas se ha centrado en la opción de la reforma. La modificación de la Carta Magna, ha asegurado el presidente del Círculo, no se debe a que “haya fracasado”. Al contrario, Costas se ha mostrado convencido de que ha sido un “éxito”, pero que igualmente es necesario “avanzar”. “La Constitución tuvo un enorme éxito para crear una nueva organización del Estado, pero vino sin manual de instrucciones sobre cómo hacerlo funcionar y hoy tenemos que escribirlo”, ha razonado.

Para Costas, la necesidad reformista está clara. La cuestión es cuándo abordarla, y a su juicio debe ser ya. “Es ahora, cuando la economía tiene síntomas de encauzarse, cuando hay que abordar este manual”, ha urgido. No hacerlo, ha advertido, supondría que se sigan creando “conflictos de esto o lo otro, cuando deben ser de más o menos, que son más resolubles”. El presidente del Círculo ha felicitado a Rajoy por haberse resistido en 2012 a pedir el rescate para España a pesar de la multitud de voces que se lo pedían. “De la misma manera que se atrevió a rechazar aquellas fuerzas que pedían el rescate, rechace ahora las fuerzas que tiran al inmovilismo, que dicen que no hay que hacer nada porque no pasará nada”, ha reclamado.

Más información