Selecciona Edición
Iniciar sesión

España rechazó el 60% de las solicitudes de entrada de inmigrantes a la UE

En 2013 fueron rechazadas 317.840 personas en toda la Unión, un 0,6% más que en 2012

La población de los 28 es de 503 millones, 20 de los cuales son nacionales de terceros países

Náufragos de la tragedia Lampedusa tras ser rescatados. afp

España rechazó en 2013 el 61% de las solicitudes de entrada de inmigrantes de toda la Unión Europea (193.882), según el V Informe Anual de Migración y Asilo de la Comisión Europea, que acaba de ser remitido al Parlamento y al Consejo. El conjunto de la UE denegó la entrada el año pasado a 317.840 personas, un 0,6% más que en 2012.

En 2013 creció "notablemente" el número de personas descubiertas mientras cruzaban ilegalmente las fronteras de la UE, apunta la Comisión: de enero a septiembre se interceptó a 77.140 personas, "una cifra que, a partir de julio, se incrementó significativamente afectando mucho a la costa italiana, debido sobre todo al recrudecimiento de la crisis siria". La tragedia junto a la isla de Lampedusa, cuando más de 360 inmigrantes fallecieron en el incendio de un barco tratando de llegar a las costas italianas, fue el accidente más grave. Pero no fue un hecho aislado, recuerda el Ejecutivo comunitario. Unas 40.000 personas llegaron a Europa por mar en 2013, de las que al menos 600 perdieron la vida en el intento.

El número de solicitudes de asilo aumentó también el año pasado de forma "mucho más considerable del que habíamos conocido durante varios años", dice la Comisión. Hasta 434.160 personas solicitaron el asilo a la UE, unas 100.000 más que el año anterior, fundamentalmente por la crisis siria —de Siria procedían 50.470, el 12% del total— pero también de Rusia, Afganistán, Serbia, Paquistán y Kosovo. De los solicitantes, un 35% recibió protección en primera instancia —49.510 refugiados, 45.540 con protección subsidiaria y 17.685 por razones humanitarias—. El conflicto sirio impactó sobremanera en las fronteras de la Unión, pero las más de 2.300.000 personas que huyeron del país desde 2011 no han acabado mayoritariamente en la UE, especifica la Comisión: la inmensa mayoría hallaron refugio en Líbano, Turquía, Jordania, Irak y Egipto. Desde 2011, un total de 82.730 sirios pidieron asilo en la Unión.

La población de la Unión asciende a 503 millones de habitantes, 20 de los cuales son nacionales de terceros países, el 4% del total. En 2012 se expidieron dos millones de permisos de primera residencia: un 32% se concedió por razones familiares, un 23% por actividades remuneradas, un 22% por estudios y un 23% por otras razones, incluida la protección internacional. Recibieron el permiso de residencia mayoritariamente ciudadanos de Estados Unidos (200.000, un 9,5% del total), seguidos de Ucrania, China e India.

El informe aporta también el dato del número de menores no acompañados que solicitaron protección internacional, que se mantuvo igual a 2012, con 12.425 solicitudes. La mayoría de los menores procedían de Afganistán, Somalia, Siria y Eritrea, y fueron aceptados en Suecia, Alemania, Reino Unido, Austria e Italia.

"La UE debe emprender una labor decidida para impedir que los inmigrantes pierdan la vida intentando alcanzar las costas europeas y redoblar el combate contra la delincuencia organizada que medra con el contrabando y la trata de seres humanos. La UE debe garantizar la seguridad de las fronteras de Europa con adecuados canales legales de entrada", concluye el informe de la Comisión, que insiste también en la lucha contra el racismo y la xenofobia, "que afectan a la cohesión social y pueden amedrentar a los inmigrantes, incluidos los altamente cualificados, para elegir un destino europeo".

Más información