Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy minimiza la caída pero anuncia un plan de dinamización del PP

Aguirre, Fabra y González piden al partido un ejercicio de autocrítica

La presidenta de los populares madrileños reclama al presidente que tome medidas

Mariano Rajoy, junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, Miguel Arias Cañete, Carlos Floriano, Javier Arenas, Esteban González Pons, José Manuel Barreiro Fernández y Juan Carlos Vera durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional hoy en la sede del PP

La cúpula del Partido Popular minimiza la caída de 2,6 millones de votos en los comicios europeos con una frase, la más repetida este lunes en la sede nacional de la formación, que suena a terapia de automotivación: “Hemos ganado las elecciones”. A partir de ahí, la dirección de los populares, que evitó celebrar la victoria mínima del domingo, empezó a deslizar un aún tímido ejercicio de autocrítica. Y lo hizo ante las reclamaciones de algunos dirigentes territoriales, como Esperanza Aguirre, Ignacio González, Alberto Fabra o Luis Ramón Valcárcel.

Mariano Rajoy, que reunió a los suyos en el comité ejecutivo nacional, rebajó el mal resultado y el castigo al bipartidismo, destacó que la suma de PPE y PSE representa una mayoría muy holgada en el Parlamento Europeo y, sin embargo, anunció para después del verano un plan para dinamizar al partido y recuperar a los votantes que, según el diagnóstico de la dirección, optaron por abstenerse. La número dos del PP, María Dolores de Cospedal, admitió en una larga comparecencia ante los medios que los responsables de la formación “deben hacer un esfuerzo para recuperar a ese votante, un esfuerzo de pedagogía, de comunicación más intensa; tanto el partido como el Gobierno”. “Es una asignatura pendiente”, reconoció antes de recalcar que “hay cosas que tienen que mejorar”. Varios cargos populares criticaron la gestión de la campaña electoral de Miguel Arias Cañete, aunque Cospedal quitó hierro a la polémica por las palabras machistas del candidato, limitándose a destacar que “seguramente” se produjo algún fallo en la forma de “exponer Europa”, y defendiendo que los dirigentes del PP “se exponen mucho en los medios”. ¿A qué se debe la caída? La secretaria general lo atribuyó casi todo a la crisis y a los recortes del Gobierno, aunque, preguntada sobre la repercusión del caso Bárcenas, mantuvo: “Causas puede haber muchas, y el asunto al que usted se refería también es una causa”.

Minutos antes, la presidenta de los populares madrileños y el expresidente de la Región de Murcia decidieron plantear sus críticas a Rajoy a puerta cerrada. Aguirre, la más contundente, pidió “cambios internos, externos y también en el sistema electoral”, según fuentes asistentes a la cita. La veterana dirigente se mostró “muy preocupada” por la caída de votos y los llamados partidos minoritarios, a los que calificó de “anticonstitucionales” —incluyendo en su cálculo, un 38%, también formaciones como Izquierda Unida o UPyD—. Fabra, presidente de la Comunidad Valenciana, también mostró su preocupación por los resultados obtenidos en su región, donde el PP puede perder la mayoría absoluta igual que en Madrid, y reclamó “muchas reflexiones a todos los niveles”.

González, presidente de la Comunidad de Madrid, fue el primero en pedir autocrítica tras conocer los resultados. “Ahora hay que seguir explicando al ciudadano mejor las cosas que estamos haciendo, para qué han servido y desde luego sintonizar rápidamente con la inmensa mayoría de nuestro electorado”, consideró ya ayer por la mañana. En su opinión, el PP logró “un resultado que lleva a tener que hacer una reflexión sobre las razones también de ese alejamiento”. Este lunes, insistió Cospedal, aún era pronto para ofrecer ese análisis. Rajoy encargó un estudio “pormenorizado” de esa pérdida de votos. Y, con esos datos, empezará la carrera hacia las elecciones autonómicas y municipales de 2015.

Comparar datos en Andalucía y Cataluña

La dirección del PP rechaza comparar los resultados de las elecciones europeas con los anteriores comicios autonómicos y municipales. El presidente del Gobierno y líder del partido, Mariano Rajoy, consideró ante los suyos, reunidos en el comité ejecutivo nacional, que los datos no son extrapolables. No obstante, la cúpula ya ha encargado un estudio detallado del comportamiento de sus votantes. “Es verdad que el PP ha perdido votos y vamos a hacer un análisis pormenorizado de esa pérdida, que creemos que ha ido a la abstención y no a otras formaciones”, reconoció María Dolores de Cospedal. Esa caída de votos preocupa especialmente en Andalucía, donde el PP, el partido más votado en las últimas elecciones autonómicas, se desploma hasta el 25,88% de los sufragios. La secretaria general de los populares evitó valorar ese resultado, alegando que las elecciones europeas no son comparables con otras citas con las urnas.

No obstante, sí lo hizo al pronunciarse sobre el voto en Cataluña, donde la líder regional de la formación, Alicia Sánchez-Camaho, logró menos del 10% de los apoyos. “Es importante resaltar”, defendió Cospedal, “ que en estas elecciones, el voto soberanista ha sido de 1,5 millones de votos, muy inferior al que logró en las pasadas elecciones”. En cualquier caso, los resultados de las urnas marcarán a medio plazo la estrategia del PP frente a la hoja de ruta soberanista del presidente de la Generalitat, Artur Mas. “El hecho de que ERC haya obtenido ese resultado tiene que hacer pensar” al líder de CiU, subrayó. “Creo que el PP tiene obligación, más que nunca, y la responsabilidad de defender, como siempre y más que nunca, la necesidad de que no se produzca la división interna de Cataluña o la separación de España. Hoy más que nunca lo consideramos malo para Cataluña y malo para el resto de España”, abundó la secretaria general de los populares. Mientras tanto, Sánchez-Camacho consideró que el PP debe esforzarse por hacer un trabajo “serio y duro” para recuperar la confianza de los electores.