Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres militares españoles, heridos en un atentado suicida en Yibuti

Cuatro fallecidos en un ataque contra un restaurante frecuentado por extranjeros

Defensa envía un avión para repatriar a los españoles

El estado de uno de los heridos es grave, pero estable

Tres militares españoles del Ejército del Aire resultaron heridos en el atentado con granadas perpetrado la pasada madrugada en Yibuti, en el que fallecieron tres personas y resultaron heridas al menos 20. Los españoles estaban cenando en La Chaumière, un céntrico restaurante de la ciudad, junto con militares de otras nacionalidades cuando dos somalíes lanzaron granadas al interior y se inmolaron al hacer explotar los chalecos-explosivos que portaban.

Los heridos españoles son: el sargento 1º Manuel María Copano Lorenzana y los cabos 1º Manuel López Veiga y José Miguel Mateos Hernández. El primero de ellos, el más grave, fue operado anoche en el hospital militar francés General Bouffard de heridas de metralla en el abdomen. Su estado es estable dentro de la gravedad, mientras que los cabos 1º tienen heridas de menor consideración.

Tres militares españoles, heridos en un atentado suicida en Yibuti

Un avión Hércules del Ejército del Aire con un equipo médico despegó a las cuatro y media de la madrugada de la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) para repatriar a los heridos, cuya llegada se espera para esta noche. Los tres formaban parte del Destacamento Orion del Ejército del Aire, dotado con un avión P-3 de patrulla marítima, integrado en la misión Atlanta de lucha contra la piratería de la UE. Según el jefe del destacamento, el resto del personal español desplegado en Yibuti está localizado y se encuentra bien.

Entre los fallecidos en el ataque (a las 20 hora local, una menos en España) hay un ciudadano turco, además de los dos suicidas. Entre los heridos hay alemanes y franceses, además de españoles. Los suicidas, un hombre y una mujer somalíes, lanzaron granadas y activaron los chalecos explosivos que llevaban puestos. La mujer penetró en el local, pero el hombre se explosionó en la puerta, por lo que la explosión alcanzó a viandantes. Los militares extranjeros que se encontraban dentro no tuvieron tiempo de reaccionar.

Todas las sospechas de la autoría se dirigen al grupo somalí Al Shabab, vinculado a Al Qaeda. El mismo sábado, esta milicia islamista atacó el Parlamento somalí en Mogadiscio, donde murieron cuatro policías y siete terroristas. Yibuti participa con un contingente reducido en la misión de la Unión Africana que combate a Al Shabab en Somalia y la UE forma en Yibuti a militares somalíes. Yibuti alberga, además, las mayores bases de Francia y Estados Unidos en África.

Hasta ahora, Al Shabab no había actuado nunca en Yibuti, estratégica excolonia francesa al fondo del mar Rojo. Aunque a lo largo del último año ha habido varias alertas, estas nunca han llegado a concretarse. En esta ocasión, no había aviso de atentado y el restaurante, frecuentado por extranjeros, no contaba con medidas de seguridad.

Tres militares españoles, heridos en un atentado suicida en Yibuti

Más información