España, entre los países europeos con más prejuicios sobre los judíos

Un 29% alberga prejuicios negativos, según un estudio de la Liga Antidifamación

En pleno debate sobre si existe o no una creciente ola de antisemitismo en España, después de que ayer la comunidad judía denunciara a varios tuiteros por mensajes de odio a los judíos tras un partido de baloncesto el pasado domingo, un estudio global sitúa a España como el tercer país europeo con más estereotipos de rechazo a los judíos. El informe, elaborado por la Liga Antidifamación, una organización judía con sede en EE UU que lucha contra el odio a los judíos en todo el mundo, y realizado con entrevistas a 53.100 personas en un centenar de países, concluye que el antisemitismo es “persistente” y “generalizado” en el mundo, y sitúa a España como el tercer país de Europa —por detrás de Grecia y Francia— en el que más ciudadanos albergan prejuicios sobre este colectivo.

Un 29% de los españoles contestó positivamente al menos a la mitad de los estereotipos de rechazo que se les presentaron, como que “los judíos son más leales a Israel que a España” o que “solo se preocupan de lo que les ocurre a sus semejantes”. España se sitúa en la clasificación de Europa después de Grecia (con un alto porcentaje, del 69%) y Francia (37%), y seguida muy cerca de Austria (28%) Bélgica (27%) y Alemania (27%).

Un 65% de los consultados en España respondió que es “probablemente cierto” que los judíos son más leales a Israel que a España, un 53% que los judíos tienen mucho poder en el mundo de los negocios y un 50% que su poder se extiende a los mercados internacionales. Al 48% de los españoles les parece que la comunidad judía sigue hablando todavía demasiado de lo que les ocurrió en el Holocausto y el 26% cree que solo se preocupan de lo que les ocurre a sus semejantes.

El rechazo a los judíos no se proyecta políticamente en España como ocurre en Grecia con Amanecer Dorado"

Esteban Ibarra, Movimiento contra la Intolerancia

El estereotipo de los judíos y el poder encuentra calado en España: un 34% opina que los judíos tienen mucho control sobre los asuntos mundiales, un 39% que tienen mucho poder en el Gobierno estadounidense y un 31% que tienen mucho control sobre los medios de comunicación. Las afirmaciones más rotundas fueron respaldadas por menos de un tercio de los encuestados: un 22% estima que los judíos se creen mejores que los demás, un 12% que son responsables de la mayoría de las guerras mundiales y un 17% que la gente odia a los judíos por su comportamiento.

"En España hay un antisemitismo prejuicioso latente", explica Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia y miembro del Observatorio de Antisemitismo en España. "El más peligroso, que es el de carácter neonazi, es el más activo en Internet", añade. El especialista señala que en el observatorio español se ha detectado un aumento de la actividad neonazi en la Red, y en los últimos cuatro años el número de páginas web, blogs, foros, etc. de carácter antisemita o racista se ha multiplicado por cinco, de unos 300 sites a 1.500.

El antisemitismo "militante" es poco frecuente, sin embargo, en España, asegura Ibarra, y está circunscrito a estas asociaciones neonazis, pero sí hay un "estereotipo judeófobo" más extendido. "Las conductas antisemitas están por debajo del nivel medio en Europa ", indica. "Aquí el rechazo a los judíos no se proyecta políticamente como en otros países, como por ejemplo Grecia con Amanecer Dorado", añade Ibarra, que se queja de que "falta educación contra el antisemitismo y la intolerancia en general". Ibarra cita entre las manifestaciones de intolerancia más dominantes en España la xenofobia, la islamofobia, la homofobia y el antisemitismo.

El experto reclama también que se persiga penalmente la "incitación" al odio y no solo la "provocación", como recoge el Código Penal. El artículo 510 castiga con pena de cárcel de uno a tres años a los que "provoquen a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía". La provocación, sin embargo, exige una consecuencia directa, es decir, que de los mensajes se deriven hechos delictivos. "Ahí está la clave de la impunidad en Twitter, en los últimos 15 años nosotros no hemos logrado ni una sola condena por provocación", concluye Ibarra. La reforma del Código Penal que se está tramitando en el Congreso incluye la "incitación" e introduce como agravante el uso de Internet para difundir estos mensajes, especialmente los que suponen negación del Holocausto.

El antisemitismo no se cura solo con la ley y el castigo, hay que educar"

Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España

"Pero el antisemitismo no se cura solo con la ley y el castigo", añade Isaac Querub, presidente de la Federación de Comunidades Judías de España. "Se trata de educar a los niños y adolescentes en los colegios y en los institutos en el respeto al otro, en el respeto a la diversidad, a la libertad y en el derecho a la diferencia", apunta. Querub entiende que el antisemitismo es un problema "preocupante" en España, porque "es el síntoma de una enfermedad grave en el seno de una sociedad, de desequilibrio, de complejos, de inseguridad y de falta de identidad a nivel individual".

La mayor concentración de prejuicios antisemitas en el mundo se da en Oriente Próximo y en el norte de África, según el estudio, donde casi tres cuartos de los encuestados respondieron afirmativamente al menos a 6 de los 11 estereotipos negativos planteados sobre los judíos. Gaza y Cisjordania son los territorios donde más se concentra el odio a los judíos (un 93%), seguidos de Irak (92%) Yemen (88%) Algeria (87%) Libya (87%), Túnez (86%), Kuwait (82%), Bahréin (81%), Jordania (81%) y Marruecos (80%). Fuera de esta región, Grecia (69%) es el país con mayor porcentaje de respuestas antisemitas. En el otro lado, los países con menos estereotipos negativos sobre los judíos son Laos (apenas un 0,2%), Filipinas (3%), Suecia (4%), Noruega (5%), Vietnam (6%), Gran Bretaña (8%), Estados Unidos (9%), Dinamarca (9%), Tanzania (12%) y Tailandia (13%).

Solo el 54% de los sondeados habían oído hablar sobre el Holocausto, una conclusión “preocupante” a juicio de la organización. La afirmación con un prejuicio antisemita más extendida en el mundo es la de “los judíos son más leales a Israel que a los países en los que viven”. El 41% de todos los encuestados contestaron afirmativamente a esa pregunta.

Más información