Selecciona Edición
Iniciar sesión

España duplicó en 2013 sus exportaciones de armamento

Un tercio de la exportación de material militar fue para los países del golfo Pérsico

pulsa en la foto

Las exportaciones de material militar español se duplicaron en 2013, pasando de 1.953,5 a 3.907,9 millones de euros, según el informe remitido al Congreso por la Secretaría de Estado de Comercio. Las causas de este espectacular incremento del 100% hay que buscarlas en el auge de la venta de aviones militares fabricados en España por Airbus Military —la antigua Construcciones Aeronaúticas SA— y en el crecimiento de las exportaciones a los países del golfo Pérsico (o más exactamente de la península Arábiga), por los que el Rey concluyó el día 19 su tercer viaje en poco más de un mes.

Mientras la venta de buques se ha estabilizado a la baja —642 millones, con un descenso de casi el 7%—, la de aviones se ha multiplicado por 3.5, hasta los 2.756 millones. En total, España ha vendido siete aviones de reabastecimiento en vuelo —Airbus 330 reconvertidos para operar como cisternas—, 23 aviones de transporte de tropas y tres de patrulla marítima.

La exportación de aviones militares sumó 33 unidades el año pasado 

El primer cliente de la insdustria militar española el año pasado fue Emiratos Árabes Unidos (EAU), que compró tres aviones cisterna por 717 millones y bombas de aviación por 46.000 euros. El cuarto mayor comprador fue Arabia Saudí, con dos aviones cisterna y repuestos para aeronaves (362 millones) y revólveres y munición de artillería (44,4). Otros tres países del Consejo de Cooperación del Golfo compraron cantidades menores: Omán (98 millones por tres aviones de transporte, repuestos de cañones antiaéreos, lanzagranadas y munición), Bahréin (24,1 millones en morteros y munición) y Catar (52.129 euros en recambios para carros de combate, antenas y válvulas).

Todas juntas, las petromonarquías del Golfo compraron material militar español por 1.238,5 millones, más del 30% del total de las exportaciones, multiplicando casi por 30 sus compras de 2012 (46,9 millones).

Las petromonarquías árabes multiplican por 30 la compra de armas españolas 

Aunque Reino Unido (546,1 millones) y Francia (402,3) ocupan la tercera y la quinta posición, el conjunto de países de la OTAN y la UE ha pasado de representar el 44,8% del mercado de armamento español a solo el 38,7. El segundo puesto lo ocupa un país aliado aunque no de la OTAN, Australia, que compró un buque de guerra y bloques para otro por 609,1 millones.

Las ventas de material policial sumaron 4.7 millones (un tercio de aumento respecto a 2012) , siendo los mayores clientes Túnez (2,0), Perú (1,4) Venezuela (0,8) y Nicaragua (0,4). Por el contrario, las exportaciones de material de doble uso (civil y militar) cayeron un 35,2%, hasta quedar en 151,6 millones.

Egipto: 126 millones pese al embargo

A raíz del golpe de Estado contra el gobierno islamista de Mohamed Morsi, España suspendió, el 28 de agosto de 2013, todas las licencias de venta de armas y material policial a Egipto, según la decisión adoptada por los ministros de Exteriores de la UE, que vetaron el envío de cualquier equipo militar “que pueda ser utilizado para la represión interna”. Tras un proceso de revisión, el Gobierno decidió el 16 de septiembre denegar definitivamente 58 licencias y levantar la suspensión de otras 16. “Las medidas adoptadas”, sostiene Comercio, “estuvieron en línea con las de buena parte de los Estados miembros [de la UE] e incluso España llegó a adoptar una postura de mayor prudencia”.
Pese a ello, Egipto compró material militar español por 126,6 millones. En concreto, cinco aviones de transporte, recambios para vehículos blindados y de transporte de tropas, lotes de piezas de motores de aeronaves, componentes electrónicos y pistolas. Parte de estas últimas fueron expedidas antes del embargo, que sólo bloqueó la exportación de siete unidades, así como la venta de de escopetas y cartuchos, repuestos de ametralladora y material antidisturbios.
Al margen de Egipto, también se vetó, para no indisponer a China, la venta de vehículos aéreos no tripulados para Taiwán, cartuchos de caza para Guinea Bissau, vainas con pistones y pólvora para la República Centroafricana y sustancias químicas para Sudán.

Más información