Felipe González insta a una coalición entre el PP y PSOE “si el país lo necesita”

"No se ha demostrado que la dispersión del voto ayude a arreglar los problemas", afirma

Ampliar foto
Felipe González, en un acto a finales de 2013.

Con el bipartidismo en horas bajas —las encuestas del CIS otorgan a los dos grandes partidos una intención de voto conjunta del 58,1%, la más baja desde el inicio de legislatura—, el expresidente Felipe González ha aceptado este domingo que se pacte una gran coalición de Gobierno entre el PP y el PSOE "si el país lo necesita". "No hay ninguna demostración de que la dispersión del voto, que es legítima, ayude a arreglar los grandes problemas del país", ha remachado el socialista en una entrevista concedida al programa El objetivo (La sexta), donde ha invitado a las dos formaciones a imitar el acuerdo alemán.

González, que ha reconocido que ha mantenido conversaciones con Mariano Rajoy sobre la situación del país, no vería mal un Gobierno del PP apoyado por el PSOE "o al revés", pues cree que las formaciones deben responder a lo que "España necesite en cada momento". El expresidente ha puesto como ejemplo el país germano: "Las circunstancias llevaron a que los dos grandes partidos se pusieran de acuerdo para sacar el país adelante".

A pesar de ello, para el expresidente, lo más preocupante es que los líderes del PP y del PSOE, Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba, respectivamente, no han planteado qué quieren hacer con el país. "Y, también, que nadie sea capaz de decir en 20 minutos y con credibilidad qué quiere hacer con España en los próximos 20 años", ha apostillado, antes de valorar los datos del paro —España "ha tocado fondo", pero "ahora se arrastra por el suelo"—.

González, que ha repasado los temas de actualidad, no ha eludido cuestiones personales. Ha anunciado que seguirá un año más como consejero de Gas Natural y que se equivocó al decir que se aburría en el puesto. Además, el socialista se ha mostrado partidario de que se debata si se debe permitir a un exdirigente estar o no en una actividad privada pero "desde el punto de vista ético, no de la legalidad". "Yo apoyaré que se prohíba", ha subrayado.

El desafío soberanista catalán

El debate independentista en Cataluña también se ha colado en la entrevista. González se ha mostrado convencido de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, no convocará la consulta secesionista. "No creo que Mas vaya a cometer un acto ilegal", ha comentado el expresidente, que ha destacado que ese referéndum no puede celebrarse.

En otro orden de cosas, el exlíder socialista se ha referido también a la imputación de Magdalena Álvarez, de la que ha dicho que "tiene una integridad personal a prueba de bombas". Y, sobre el proceso de primarias en el PSOE, ha comentado que será Rubalcaba quien decida si opta a la reelección y que él, por su parte, no va a interferir porque no le concierne.