Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El CIS apunta a un empate técnico

La suma de PP y PSOE retrocede al porcentaje de hace 25 años

Los dos partidos superan el 64% y sumarán aún más durante la campaña electoral

La campaña electoral de las europeas del 25 de mayo ha arrancado esta medianoche con la previsión de un resultado ajustado entre PP y PSOE, la menor suma de porcentaje de votos de ambos desde hace 25 años y una elevada abstención.

El CIS (Centro de Estudios Sociológicos) hizo pública este jueves una encuesta que muestra una ventaja de 2,7 puntos del PP sobre el PSOE en estimación de voto. No obstante, esa diferencia puede entenderse como un empate técnico entre ambos, por el margen de error del sondeo y porque eliminando los elementos subjetivos o de cocina se aprecia que cualquiera de los dos está en condiciones de ganar.

En concreto, el PP tendría el 33,7% de los votos, frente al 31% del PSOE. Sin embargo, en voto directo más simpatía, que combina dos datos objetivos, el PSOE ganaría por 2,3 puntos. Esa igualdad se desequilibra en favor del PP al ponderar de forma subjetiva el recuerdo de voto, teniendo en cuenta que en anteriores comicios los populares obtuvieron victorias claras. Esa situación de igualdad e incertidumbre coincide con los sondeos de Metroscopia para EL PAÍS, con el matiz de que la encuesta oficial no da previsión de participación, y la previsible alta abstención y el elevado índice de indecisos distorsionan y dificultan en parte el pronóstico.

El sondeo confirma también el hundimiento del bipartidismo o bipolarización entre los dos grandes partidos, aunque la proximidad de las elecciones les permita coger fuelle, recuperarse y tener opciones para remontar.

La encuesta atribuye a la suma de ambos partidos el 64,7% de los votos. Ese porcentaje no era tan bajo desde las europeas de 1989, cuando descendió hasta el 60,9%. No obstante, en los últimos meses multitud de encuestas han señalado que podría bajar del 60%, por lo que este estudio del CIS muestra la misma recuperación en europeas que señaló hace dos días para generales. La previsión de los dos grandes partidos es que el porcentaje termine cerca del 70%, porque sus campañas se basarán, precisamente, en la movilización de sus potenciales votantes. Y cuentan también con el efecto colateral de terminar empujando a las urnas a los votantes del adversario, precisamente para evitar la victoria del otro. También podrían agrupar voto útil que ahora se asigna a formaciones minoritarias.

Pese a todo, con respecto a las europeas de 2009 el PP ha perdido 8,5 puntos y el PSOE 7,5 puntos. Entonces ganaron los populares por 3,72 puntos. Sobre las últimas generales, el PP perdería 10,9 puntos y el PSOE subiría dos puntos.

De los cabezas de lista de ambos, Miguel Arias Cañete mejora ligeramente la valoración de Elena Valenciano, aunque ambos están por debajo del aprobado.

El sondeo asegura que un 23,8% tiene claro que no acudirá a votar y el 20,6% aún no lo ha decidido. En las anteriores elecciones europeas la abstención fue del 55,1% y ahora es previsible que la desafección ciudadana de la política rebaje ese porcentaje.

Entre los indecisos, un 14% duda entre PP y PSOE; el 6,9% entre el PSOE y otras opciones de izquierdas, y un 2,7% entre PP y UPyD. Los beneficiados de la bajada de los dos grandes partidos son IU y UPyD, que pueden llegar al 9,3% y cinco escaños y al 5,3% y tres eurodiputados, respectivamente. La candidatura que encabeza Willy Meyer tuvo en 2009 el 3,71%, es decir, que puede multiplicar casi por tres su resultado anterior. En el caso de la de UPyD, que encabeza Francisco Sosa Wagner, subiría 2,5 puntos y pasaría de uno a tres escaños.

De las formaciones que concurren por primera vez, la única con opciones de escaño, según el CIS, sería Podemos, de Pablo Iglesias, con el 1,8% de los votos. Esta candidatura logra sus votos a costa de mitigar la subida de IU que indican todas las encuestas recientes sobre europeas y generales. Los verdes de Primavera Europea y Ciudadanos se quedarían sin representación.

Más información