Selecciona Edición
Iniciar sesión
cambios en el gobierno

Rajoy hace un retoque mínimo en el Ejecutivo y nombra ministra a Tejerina

Sustituye al cabeza de lista del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete

Ha tomado posesión esta tarde ante el Rey

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha nombrado nueva ministra de Agricultura a la secretaria general del departamento, Isabel García Tejerina, vallisoletana de 45 años, en sustitución de Miguel Arias Cañete, candidato del PP a las elecciones europeas.  El acto de jura o promesa ante el Rey de García Tejerina se ha producido a las siete y media en el palacio de la Zarzuela. El nombramiento se ha publicado este lunes en una edición extraordinaria del Boletín Oficial del Estado (BOE).

Los más veteranos del marianismo lo tenían muy claro, aunque algunos aún dudaban: Mariano Rajoy no tenía intención de hacer un cambio profundo del Gobierno antes de las elecciones europeas. Si puede evitarlo, tampoco lo hará después, explican. Odia los cambios y ha llegado a decir que si puede agotará la legislatura sin crisis de Gobierno, algo que no ha logrado ningún presidente. Solo una grave derrota electoral el 25 de mayo –que la encuesta de Metroscopia para EL PAÍS no augura- pondría nervioso al PP, en especial a los barones autonómicos, y podría forzar a Rajoy a hacer cambios reales. Si hay empate técnico como pronostican las encuestas o incluso victoria del PP, que sería un gran éxito político para él, el presidente no se moverá.

Rajoy ha confirmado la hipótesis de que no tiene ninguna gana de cambiar nada al confirmar las informaciones de que Isabel García Tejerina, de perfil absolutamente técnico y desconocida en el mundo político, sustituirá a Miguel Arias Cañete al frente de Agricultura. Las dudas de algunos sobre la profundidad del cambio de Gobierno llegaban sobre todo por el papel de Javier Arenas, hombre fuerte del PP, histórico aliado y amigo de Rajoy, que quedó descolgado después del fracaso en las elecciones andaluzas de 2012, cuando ganó pero sin mayoría absoluta, lo que le alejó de la Junta en su cuarto intento y le forzó a abandonar el liderazgo del PP andaluz.

Muchos creen que Rajoy lo incorporará al Gobierno en algún momento, porque sigue contando con él y su relación está intacta. Pero Agricultura no parece un ministerio adecuado para él. Además el caso Gürtel, que le afecta porque él estuvo en las reuniones clave en las que se negoció la salida de Luis Bárcenas de la cúpula del PP, está en un momento de máxima actualidad. Y por último su entrada descolocaría los equilibrios de poder internos en el Gobierno, donde solo hay una vicepresidenta encargada de la línea política, Soraya Sáenz de Santamaría, y la entrada de Arenas sin duda sería para marcar el perfil político del Ejecutivo. Así que el andaluz tendrá que esperar.

La entrada de Arenas era uno de los motivos de las especulaciones, y otro es la realidad de que el presidente mantiene en sus puestos a varios ministros hundidos en las encuestas, en especial el de Educación, José Ignacio Wert, pero no es ni mucho menos el único. Hacer política con la valoración tan baja y la sensación de conflicto permanente con el sector es muy complicado, lo admiten todos los consultados, pero el presidente prima el equipo, la sensación de lealtad que todos le tienen y las pocas ganas de pensar en cambios a la valoración ciudadana.

El presidente está convencido, explican en su entorno, de que todos los problemas políticos quedarán en nada si la economía empieza a mejorar, porque los ciudadanos olvidarán la primera parte de la legislatura, dominada por los recortes, las subidas de impuestos y las protestas sociales. Por eso, al contrario de lo que sucede en otros Ejecutivos europeos como el francés, que acaba de ser renovado tras un fracaso electoral, Rajoy no tiene como prioridad relevar a los ministros quemados o buscar un impulso político. Su estrategia consiste en resistir, dejar pasar los meses y confiar en que la mejoría económica despeje todos los problemas políticos.

Arenas se queda fuera de momento y el presidente no toca a ninguno de sus ministros quemados

En cualquier caso, como se ha visto con la salida de Arias Cañete, Rajoy necesita una excusa para verse forzado a cambiar algo. En julio puede que tenga otra importante. Será entonces, en principio, cuando se cierre el pacto político para elegir al nuevo presidente del Eurogrupo. Luis de Guindos, ministro de Economía, aspira a ese puesto, y si lo logra tendrá que dejar el Gobierno aunque podría esperar hasta octubre, cuando se formalice el relevo. La salida del ministro de Economía sí es un cambio importante, mucho más que el de Agricultura, y Rajoy podría utilizar esa excusa para hacer una remodelación más a fondo. Aunque como suele decir en público, si puede evitar cualquier cambio, lo hará.

Miguel Arias Cañete, en una entrevista este lunes en Los desayunos de TVE ha afirmado que su sustituta "está perfectamente capacitada para llevar el ministerio", y se ha lamentado de dejar la cartera "sin haber concluido el Plan Hidrológico Nacional". También ha dicho que su sucesora "dará continuidad" a la política del ministerio, basada en "cumplir el programa electoral".

El ministro también ha asegurado que García Tejerina tiene "una red de contactos espectacular", tiene "mucha mano izquierda para negociar" y "es muy querida en todas las áreas europeas y en los máximos niveles de dirección". Ha recordado que su sucesora acompañó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la negociación de las perspectivas financieras para el sector agrario y volvió a España con 47.000 millones de euros para el sector agrario.

Nacida el 9 de octubre de 1968 en Valladolid, García Tejerina es ingeniera agrónomo por la Universidad Politécnica de Madrid, licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid y máster en Comunidades Europeas por la Universidad Politécnica de Madrid y en Economía Agraria por la Universidad de Davis (California).

La nueva ministra fue asesora ejecutiva de los gabinetes de los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación Loyola de Palacio, Jesús Posada y Miguel Arias. En 2000 fue nombrada secretaria general de Agricultura y, a partir de 2004, pasó al sector privado como directora de Planificación Estratégica de la empresa Fertiberia y consejera de la compañía mercantil argelina de fertilizantes Fertial S.P.A".

El relevo de Cañete supone el primer cambio en el primer Gobierno de Mariano Rajoy, que ha durado dos años, cuatro meses y seis días, convirtiéndose así en el tercer Ejecutivo más duradero de la etapa democrática, informa Efe. Dos años y ocho meses duró el primer Gabinete de José María Aznar (de mayo de 1996 a enero de 1999) y dos años y siete meses, el primero de Felipe González (de diciembre de 1982 a julio de 1985).

Más información