Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Defensor corrige a Interior y afirma que la valla de Melilla es territorio español

Becerril rechaza que se devuelva sin más tramitación a quienes se encaraman a la verja

El ministro insiste en que los inmigrantes sobre la frontera "jurídicamente no están en España"

Ampliar foto
Algunos de los inmigrantes encaramados a la valla de Melilla.

La defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha corregido este miércoles en el Senado la tesis que viene defendiendo el Ministerio del Interior de que el territorio español comienza tras la verja fronteriza de Ceuta y Melilla. "Nos duele enormemente la imagen desgarradora de personas subidas en una valla o en lo alto de un poste. Por eso, a esas personas tenemos que tratarlas conforme a la legalidad: no hay devolución en caliente si están en territorio español y creemos que lo están", ha recalcado Becerril durante su comparecencia en la Cámara alta para presentar el informe de la institución. La defensora sostiene que el perímetro fronterizo es, por tanto, parte de España.

Sin embargo, el ministro de Interior, Jorge Fernández, ha insistido el mismo día en una entrevista en Televisión Española que los inmigrantes que alcanzan la valla de la frontera no están todavía en suelo español. "Suelen estar en el perímetro fronterizo, pero si están ahí, entre las vallas, no cabe hablar de devolución", ha zanjado el ministro. "Si están en ese perímetro es que no han entrado y jurídicamente no están España".

Por eso, Fernández rechaza que se estén produciendo las denominadas devoluciones en caliente, pese a que existen grabaciones reiteradas de que los guardias que protegen el perímetro fronterizo expulsan a los inmigrantes ilegales sin llegar ni siquiera abrir el correspondiente expediente. "La devolución en caliente no existe jurídicamente. Si se entiende por devolución en caliente que una persona que ha entrado ilegalmente y que está en la frontera, se la devuelve, si se hace, eso es ilegal porque no se les aplica la ley de Extranjería", ha explicado.

La disparidad de criterio es, por tanto, sobre qué se considera territorio español, ya que tanto el ministro como la defensora coinciden en que debe aplicarse la ley de Extranjería a todo aquel que llega a suelo español. "Desde el momento en que una persona está en territorio español tiene que ser tratada conforme a la legalidad vigente, no entiendo que se hable de devoluciones en caliente, eso no existe en la Ley de Extranjería", ha sentenciado Becerril.

A lo que ha puntualizado: "Si no reúne los requisitos previstos en la propia Ley de Extranjería, esa persona será devuelta, pero hay primero una tramitación y hay que cumplirla mientras esta ley esté en vigor".

Becerril, que ha puesto en valor a los ciudadanos de Ceuta y Melilla, a sus cargos públicos y sus funcionarios de seguridad y extranjería, por la labor que desempeñan en la acogida de la inmigración, ha incidido en que "las dificultades y los movimientos migratorios que llegan hacia España, fundamentalmente al Sur y a las ciudades autónomas no deberían ser tratados exclusivamente desde el punto de vista de la defensa de las fronteras".