Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los trabajadores que ganen menos de 12.000 euros no pagarán IRPF

La medida beneficiará a 1,5 millones de contribuyentes, según Hacienda

Rajoy Sáenz de Santamaría, al inicio del debate. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este martes durante el debate del estado de la nación que "los trabajadores que ganan menos de 12.000 euros al año no pagarán el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas".  Actualmente, los contribuyentes que ganan menos de 11.162 euros están exentos de retenciones en el impuesto sobre la renta. "El mínimo por debajo del cual no se paga nada a Hacienda por el IRPF varia mucho en función de la situación personal del contribuyente pero podría rondar los 10.500 euros", asegura Luis del Amo, del Colegio General de Economistas y Asesores Fiscales. Según, esto "el ahorro podría alcanzar los 670 euros al año aproximadamente", apunta Del Amo que advierte de la dificultad de realizar los cálculos con tan poco tiempo.

Por su parte, Santiago Díaz de Sarralde, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Rey Juan Carlos, explica que actualmente los contribuyentes que ganan menos de 11.100 euros al año ya no pagan IRPF [teniendo en cuenta la deducción de los 400 euros]. "El 97% de los contribuyentes de menos de 12.000 euros ya no pagan impuesto de la renta y el resto pagan algo menos de 300 euros", apunta Díaz de Sarralde.

La medida anunciada esta mañana por Rajoy de establecer un mínimo de 12.000 euros afectaría a un total a un millón y medio de contribuyentes, según ha explicado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en los pasillos del Congreso. Según los últimos datos publicados por la Agencia Tributaria correspondientes a 2011, existen unos 7,5 millones de declarantes del IRPF que ganan hasta 12.000 euros al año. No hay, sin embargo, registros públicos para poder calcular el número de contribuyentes que se verán beneficiados con el aumento de este umbral --los que ganan entre 11.100 y 12.000--.

La medida avanzada por Rajoy tiene un impacto reducido. El IRPF cuenta en total con 19,5 millones de declarantes, según datos de la Agencia Tributaria. Esto limita la medida al 7,5% de los declarantes del impuesto sobre la renta --los que ganan menos de 12.000 euros-- que verán una rebaja en su factura fiscal de unos 22 euros al mes.

También resultad difícil calcular el impacto de la medida para las arcas públicas. Los trabajadores que ganan hasta 12.000 euros, representan cerca del 1,5% de la recaudación del IRPF, aportan a las arcas públicas cerca de 1.000 millones de euros. Pero la medida no absorberá toda la recaudación porque el cambio en el esquema del IRPF cambiará el reparto de los impuestos. Además, en estos 1.000 millones están incluidos los rendimientos de capital mobiliario y otros contribuyentes de la renta que no tributan solo por el salario. Otros cálculos apuntan a que el coste de la medida podría ser hasta de 375 millones, el resultado de aplicar el impacto de 250 euros a cada uno de los 1,5 millones de contribuyentes que asegura Hacienda que afectará la iniciativa.

Los expertos tributarios consultados por este periódico advierten del riesgo de comparar el umbral de 12.000 euros avanzado por Rajoy con la situación actual porque la estructura del impuesto va a cambiar por completo y hasta conocer los detalles que afectan al número de tramos, tarifas, deducciones y mínimos exentos no se puede comparar.

Podría recaudar más

No obstante, consideran que el Ejecutivo podría recaudar más elevando el umbral por el cual los trabajadores dejan de pagar el IRPF. Actualmente ya existe un umbral por debajo del cual no se hacen retenciones, en los 11.162 euros. Y también existe un mínimo personal exento, de 5.151 euros, que se aplica a todos los declarantes del IRPF y está sujeta a la tarifa del impuesto (24,75%). El Gobierno quiere cambiar la arquitectura del impuesto. Para ello podría establecer un umbral por debajo del cual no se pagan impuestos, en los 12.000 euros, como ha dicho el presidente. Por otra parte, el Ejecutivo podría eliminar el mínimo exento de los 5.151 euros a cambio de aumentar otras deducciones personales.

No obstante, fuentes de Hacienda explican que para establecer el umbral de los 12.000 euros no será a través de un mínimo personal sino mediante una deducción en el impuesto para evitar el efecto escalón: que la diferencia entre un trabajador que gane 11.999 euros y otro que gane 12.001 euros no sea demasiado elevada.

En este sentido, Rajoy ha avanzado. "Se mejorarán las deducciones fiscales para las familias, porque se elevarán significativamente los mínimos personales por hijos. Y lo mismo se hará respecto a los ascendientes y personas con discapacidad que convivan con el contribuyente".

La reforma tributaria del Gobierno irá dirigida a "las rentas medias y bajas", según ha asegurado Rajoy, que ha añadido: "12 millones de contribuyentes se verán beneficiados por la reforma a partir de 2015".

El sistema fiscal español está agotado. Las sucesivas subidas de impuestos aprobadas por el Ejecutivo popular durante los dos últimos años han dejado al sistema tributario exhausto y sin apenas margen para recaudar más. Por eso, el Gobierno ha anunciado una revisión completa del sistema tributario. Para ello, ha encargado a un grupo de expertos una propuesta de reforma tributaria que presentarán la próxima semana. Hacienda admite que será difícil retraer toda la subida de 2011, aprobada por Rajoy nada más aterrizar en la Moncloa. Entonces, el presidente aseguró que la subida sería temporal para 2012 y 2013 pero el año pasado ya tuvo que prorrogarla un año más.

"El propósito de la futura reforma fiscal será consolidar el crecimiento económico, mejorar la competitividad, favorecer la creación de empleo, e incluir medidas sociales de apoyo a las familias y las personas con menos recursos", ha sentenciado el presidente durante el debate sobre el estado de la nación.

Más información