Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP cancela una exposición con un cuadro de Rajoy con heces en la cabeza

Una obra de la exhibición muestra a la infanta Cristina con excrementos sobre su cabello

El Ayuntamiento salmantino justifica la suspensión por contener "imágenes inadecuadas"

Los dos cuadros incluidos en la exposición de Salamanca, donde aparece Rajoy, Bárcenas y la infanta Cristina con heces en la cabeza
Los dos cuadros incluidos en la exposición de Salamanca, donde aparece Rajoy, Bárcenas y la infanta Cristina con heces en la cabeza

El pasado lunes colgó sus cuadros. Y el martes se los quitaron. Ausín Sáinz, de 45 años, no podrá inaugurar el próximo viernes, como tenía previsto, su exposición en el edificio Julián Sánchez El Charro, del Ayuntamiento de Salamanca. El equipo de Gobierno local, encabezado por el alcalde Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha decidido suspender la muestra por contener "imágenes inadecuadas para el público". Entre sus obras se encontraban dos cuadros en los que aparecía el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; y la infanta Cristina. Ambos, con heces en la cabeza.

"Antes de montar la exposición les mandé folletos, información de mis creaciones y mi dossier. Conocían perfectamente cómo es mi obra de denuncia social", explica el artista, que acusa de "censura" al director de la sala, Lorenzo Bernáldez, y al Consistorio. "La decisión se ha tomado tras comprobar el contenido íntegro de la exhibición, inadecuadas para el público, eminentemente familiar, que acude a este espacio", se ha justificado la administración salmantina, que ha remachado que Sáinz ya había expuesto en el Espacio Jovén del Ayuntamiento en 2004.

El gobierno local, en un comunicado, ha subrayado que el técnico municipal propuso la suspensión de la exhibición porque el autor "no le mostró" el contenido de determinadas obras. En una, Rajoy —con excrementos sobre la cabeza— y el extesorero del PP, Luis Bárcenas, sostienen una patata entre sus frentes. En otra, la Infanta aparece engalonada con mantilla, joyas y una banda con los colores de España. Sobre su pelo, al igual que con el presidente, se observan heces.

Una imagen de la exposición
Una imagen de la exposición

El autor, vecino de Salamana y natural de Burgos, relata que en la tarde del martes acudió al edificio para "ultimar los detalles" de la muestra. Cuando estaba trabajando, insiste Sáinz, se acercó el director de la sala y le exigió que desmontara la exposición. El artista se negó. Y entonces, añade el pintor, llegaron dos policías locales que lo retuvieron e identificaron.

"No me dejaban moverme por el lugar. Mientras tanto, estaban quitando las obras y sacándolas a la calle, donde permanecieron bajo la lluvia", explica Ausín Sáinz. "Encima, me van a pasar la factura de los trabajadores que las desmontaron", excalama, antes de recalcar que son los cuadros del presidente del Gobierno y la Infanta los que disgustan al Ayuntamiento. La exhibición, titulada No apta para todos los públicos, también incluía pinturas con hombres en ropa interior y pechos de mujer. "Sabían lo que había. Yo he actuado correctamente. Si hubiera mala fe, habría colocado los dos cuadros el mismo viernes", concluye el artista.