Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es de una grave irresponsabilidad que Blesa esté ahora en libertad”

Elpidio Silva cree que hay un riesgo "espectacular" de que el exbanquero manipule pruebas

El juez Elpidio José Silva, instructor del 'caso Blesa' EFE

El juez Elpidio José Silva, imputado por prevaricación por ordenar en dos ocasiones el ingreso en prisión de Miguel Blesa, expresidente de Caja Madrid, ha vuelto hoy a defender su actuación. “Es de una grave irresponsabilidad que Blesa esté ahora en libertad” porque “hay un riesgo de manipulación de pruebas espectacular”, ha asegurado Silva en una entrevista en la Cadena Ser.

Y ese riesgo, según Silva está probado. "Hay peritos que están siendo coaccioandos", ha dicho. Según el juez, una vez que comenzó la investigación sobre la compra que efectuó Caja Madrid, con Blesa al frente, de un banco en Miami por un precio supuestamente superior al real, el ingreso en prisión del exbanquero era “ineludible”. “Que esté un pasaporte retenido [Blesa entregó su pasaporte en el juzgado] no marca que uno no pueda irse por un puerto deportivo de España”, añade el juez.

Elpidio José Silva ha criticado que no se le permita acceder a los correos electrónicos en los que basó su decisión de ingresar a Miguel Blesa en prisión. El pasado lunes, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirmó que los correos del expresidente de Caja Madrid son “irrelevantes” para la causa abierta contra Silva.

“No son correos de Blesa, sino de Bankia, son correos corporativos”, se ha defendido el juez, que recientemente se ha incorporado a su plaza en el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid, tras cumplir una sanción de cuatro meses y siete días de suspensión por dos faltas muy graves y una grave de retrasos, falta de motivación de sus resoluciones y desconsideración a sus funcionarios.

“Lo que ocurre es que ahora no dejan investigar, los que me apartan tenían que estar contentos y empezar a trabajar”, ha dicho con ironía Silva, que ha reprochado que ahora nadie investigue la compra del banco de Miami, que según el juez, provocó una pérdida de unos 600 millones de euros. “A mí me imputan retrasos malicioso, ¿y qué retrasos maliciosos se pueden imputar a la juez que me ha sustituido o al juez que no impulsa nada?”, se ha preguntado.