Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy asegura que la ley de seguridad pretende“ garantizar la libertad”

El presidente niega que la norma ponga una "mordaza" a los ciudadanos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este miércoles que la reforma de la ley de seguridad ciudadana que el Ministerio del Interior elevará a un próximo Consejo de Ministros pretende "garantizar la libertad y la seguridad de los ciudadanos". Además, ha negado que se trate de una norma que ponga una "mordaza" a los ciudadanos, como denuncia la oposición.

"Una de las obligaciones del Gobierno es garantizar la libertad y la seguridad de todos los ciudadanos y no es otra pretensión distinta la que pretende esta ley" que prepara el departamento que dirige Jorge Fernández, ha dicho el presidente. La ley, aún en fase de anteproyecto, se debatirá en el Parlamento cuando ya sea proyecto de ley "y todo el mundo podrá dar sus argumentos", ha zanjado Rajoy.

La nueva normativa conlleva castigos de tipo administrativo para quienes participen en un escrache, se manifiesten sin permiso ante el Congreso, quemen contenedores, insulten a un policía y hagan tratos con prostitutas en espacios públicos próximos a colegios, además de otras medidas. Esta ley pretende acabar con la impunidad de algunas de estas conductas que, pese a los intentos del Gobierno, no han merecido ningún reproche penal por parte de los jueces. Concentrase o reunirse sin permiso ante Las Cortes será una infracción muy grave castigada con una sanción de entre 30.001 euros y 600.000 euros.

Más información