Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía abre una investigación sobre la legalidad de la cuchillas de Melilla

El fiscal general del Estado considera que no se trata de "un proceder ajustado a Derecho"

Ampliar foto
Operarios instalaban ayer viernes alambres con cuchillas en la valla de Melilla. EL PAÍS

Con el anuncio de la apertura de una investigación sobre la recolocación en la valla de Melilla de cuchillas, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha dado probablemente la puntilla a la instalación de estos "instrumentos anti intrusión" de inmigrantes, como los describe el Ministerio del Interior, según vaticinan fuentes gubernamentales.

Torres-Dulce dio este martes instrucciones para que se abra una investigación sobre las llamadas concertinas. Considera que su instalación no es "un proceder ajustado a derecho". Desea, sin embargo, que se investigue no solo por motivos jurídicos sino también por razones de "estricta humanidad".

Las diligencias de la fiscalía tendrán, en teoría, que establecer si las cuchillas entremezcladas con alambre de espino son lesivas, si se aprecia indicios de delito y quién es responsable penalmente, indican fuentes jurídicas.

La posición de la fiscalía es ante todo un aviso. Las fuentes oficiales consultadas auguran que esas críticas deberían de bastar para que el Ministerio del Interior detenga la instalación de las cuchillas en lo alto de la verja melillense y auguran que las retirarán como ya se hizo hace seis años cuando el titular del departamento era Alfredo Pérez Rubalcaba. Duraron entonces algo más de un año (2005-2007).

El fiscal general hizo su anuncio en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados en respuesta a una pregunta del diputado de ERC Joan Tardá que tachó de "vergüenza" la vuelta de las cuchillas a la valla de Melilla.

Todos los partidos de la oposición han mostrado su rechazo a las cuchillas y, a título personal, también lo han hecho dos parlamentarios del PP por Ceuta y por Melilla. El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, rehusó contestar a una pregunta sobre el tema dejando así entrever el malestar con esta iniciativa del ministro Jorge Fernández Díaz.

El delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik el Barkani, volvió, sin embargo, a justificar ayer la recolocación de las concertinas en RNE. "El Gobierno piensa que hay que luchar en distintas líneas" contra la inmigración irregular y una de ellas es "retenerla para que no se produzcan asalto masivos". El Barkani se quejó de que hay "personas y representantes de instituciones" —como la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril— que emplean el "término peyorativo de cuchillas para darle un poco más de inri" al asunto. Se trata de "un elemento anti intrusión más", recalcó. "Pueden hacer daño de la misma manera que una caída desde los ocho metros de altura de la valla", añadió.