Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe asegura en Panamá que España volverá a crecer a final de año

"Nos queda mucho camino por recorrer, pero la economía española está encontrando su camino", dice don Felipe

El Príncipe ha hecho suyo este jueves el optimista discurso del Gobierno y ha vendido en Panamá, ante un centenar de empresarios de ambas orillas del Atlántico reunidos en vísperas de la inauguración de la Cumbre Iberoamericana, la buena nueva que España está dejando atrás la recesión y volverá a crecer a finales de este año. "Aunque persisten las dificultades, las perspectivas son positivas: para finales de este año se espera que volvamos a la senda del crecimiento y que esa tendencia se consolide en el 2014", ha dicho don Felipe en la inauguración del IX Encuentro Empresarial Iberoamericano, organizado por el Consejo Empresarial de América Latina.

"Aunque persiste una elevada tasa de paro, España ha recuperado la competitividad, la productividad se ha incrementado sensiblemente y tenemos un sector financiero más solvente y eficiente", ha insistido el Príncipe. Por ello, España ha "recuperado la confianza internacional", como prueban las inversiones extranjeras en el sector del automóvil o la caída de la prima de riesgo. "Nos queda mucho camino por recorrer, pero la economía española está encontrando su camino", ha concluido el Príncipe, que llegó anoche a Panamá acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, unas horas antes de que lo haga el presidente Mariano Rajoy.

No ha sido don Felipe el único que ha aludido a la incipiente recuperación de la economía española. También lo ha hecho el presidente panameño, Ricardo Martinelli, y el secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, quien ha asegurado que "el rigor y el sacrificio está dando sus frutos". Si hace un año, en la cumbre de Cádiz, la crisis de España y Portugal, y sus posibles efectos al otro lado del Atlántico, eran el principal motivo de preocupación, ahora es el frenazo en el crecimiento de América Latina (que se quedará en el 2,7% este años, según el FMI, poco más de la mitad que en la última década) lo que más inquieta. "Nos está faltando el viento de cola", ha advertido Iglesias, quien ha subrayado la necesidad de mejorar la formación, elevar la productividad y duplicar la inversión en infraestructuras, un mensaje muy bien acogido por las empresas españolas, que lideran en Panamá grandes proyectos de obras públicas como la ampliación del canal (Sacyr) o la construcción del metro de la capital (FCC).