Política
ENTREVISTA

“Es peligroso crear falsas ilusiones sobre una independencia unilateral”

Entrevista con Jean-Claude Piris, exjurisconsulto del Consejo Europeo

Jean-Claude Piris, en Bruselas, durante una entrevista en 2011. / THIERRY MONASSE

Lleva toda su vida desentrañando la letra pequeña de la Unión Europea y responde sin asomo de duda a los interrogantes sobre Cataluña. Jean-Claude Piris, una de las voces jurídicas más respetadas en el ámbito comunitario, desmonta con rotundidad el argumento de que Cataluña seguiría en el seno de la UE si se desgajara de España. “Las tres condiciones que existen para que un Estado pueda pedir su ingreso en la UE son que sea un Estado reconocido por la comunidad internacional, que sea europeo y que cumpla el artículo 2 de los tratados, que establece, entre otras cosas, que se aplique el Estado de derecho. Y para ello su nacimiento tiene que ser legal”, explica en una entrevista concedida ayer a EL PAÍS.

Piris, que dirigió los servicios jurídicos del Consejo Europeo entre 1988 y 2010, habla con los tratados comunitarios en la mano, buscando referencias subrayadas que apoyan sus respuestas. Este experto anima a calibrar las consecuencias jurídicas de esa nueva situación a la que Cataluña parece encaminarse: “Si Cataluña proclama su independencia tras un referéndum, eso no basta para que sea reconocido como un Estado y, por tanto, para que sea un país candidato a la UE”. Y acompaña varias de sus afirmaciones con el siguiente colofón: “Mas lo sabe”.

¿Es que alguien le ha consultado oficial o extraoficialmente sobre esta cuestión? “Me he cruzado con Mas en el pasado. No le puedo precisar más”, responde Piris, cuya palabra fue durante muchos años la última en la interpretación del derecho comunitario para los Estados. Retirado de esa labor, ahora ejerce de consultor privado y asesora a agentes públicos y privados.

Sin querer entrar en confrontación directa con el presidente de la Generalitat, Piris lamenta la escalada que ha experimentado este debate y los términos en que se presenta a la población.“Es peligroso crear falsas ilusiones a la gente sobre una independencia unilateral. Hay que decir la verdad: Si Cataluña emprendiera esa vía, supondría un largo camino que requeriría modificar la Constitución, los tratados comunitarios (porque cualquier nuevo ingreso requiere cambios)… Una simple declaración de independencia no tiene efectos jurídicos”.

Una simple declaración de independencia no tiene efectos jurídicos

Este experto recalca el aspecto constitucional porque, antes incluso de plantear la cuestión de la pertenencia o no a la UE, sacar a Cataluña de España requeriría el visto bueno del Parlamento español para cambiar la Constitución. “La pertenencia o no a la UE no depende solamente de la negociación, sino del estatus jurídico, de las condiciones que establece el artículo 49. La Constitución española dice que el territorio español es indivisible. Habría que cambiar la Constitución, que el nuevo Estado fuese reconocido… Y eso llevaría muchísimo tiempo. Y habría que ver cuáles son las consecuencias. ¿Todas las comunidades que quisieran podrían independizarse?”, se pregunta.

Piris, francés de origen, rechaza la manera en que se está planteando el debate por parte de todas las partes implicadas, incluida la propia Comisión Europea cuando se le ha pedido su opinión. “El debate jurídico es muy débil en España. Incluso en la Comisión Europea, cuando dice que Cataluña tendría que pedir la entrada como un Estado tercero. Porque hacer una declaración unilateral no significa que se conviertan en independientes ni que puedan pedir su entrada”. Piris recuerda que el acceso al club comunitario como nuevo miembro requiere la unanimidad de todos los países que ya integran la Unión.

El exjurisconsulto rechaza también la forma en que se plantea esa supuesta expulsión que ejercería la Unión Europea si Cataluña se proclamara independiente. “No es cuestión de expulsión. La Unión Europea no expulsaría a nadie (nunca lo ha hecho). Todo depende de las condiciones de nacimiento del nuevo Estado”. Sobre el llamado derecho a decidir, este experto es rotundo: “El derecho de autodeterminación no es universal”.

Piris se ha labrado su reputación como experto en derecho europeo y derecho internacional. Por eso sabe que la creación y desaparición de Estados nuevos es particularmente compleja desde el punto de vista legal: “La sucesión de Estados es lo más difícil en derecho internacional. Hay que ir caso por caso”.

A la hora de buscar precedentes, Piris asegura que no hay y niega que sirvan de ejemplo casos anteriores, como la salida de Argelia de la Unión Europea cuando proclamó su independencia de Francia, a principios de los sesenta, o la separación de Groenlandia, en los ochenta, que siguió perteneciendo a Dinamarca pero se desvinculó del proyecto comunitario.

Tampoco quiere compararlo con el caso escocés, aunque admite que, si llega a declararse independiente, el camino que emprenda Escocia, con un referéndum legal planteado para el año próximo, puede ser visto como ejemplo en Cataluña.

Piris cree que en las instituciones europeas existe la esperanza de que la situación pueda reconducirse. “En Bruselas existe la convicción de que esto se resolverá de manera interna”. Y, preguntado sobre si a Artur Mas se le ha ido el debate de las manos, recuerda con sutileza el caso de David Cameron y la pertenencia del Reino Unido a la UE: seguramente Cameron no desea salir, pero la cuestión escapa ya a su control.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana