Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reforma de la administración: de la cría caballar a la obra en Santos Lugares

El Gobierno suprime 53 entes dentro de las medidas para ordenar el sector público

Tres meses después de que el Ejecutivo pusiese en revisión todos los procesos burocráticos para ahorrar duplicidades en la Administración (y eliminar organismos duplicados o inútiles), de las 218 medidas contenidas en la reforma se han ejecutado 15, y solo se han eliminado dos empresas públicas. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó este viernes que otras 22 medidas están “en fase final de ejecución”, y 90 “en fase media”.

Para el Ejecutivo, este es uno de los cambios más importantes de esta legislatura, aunque en realidad más de la mitad de las acciones son responsabilidad de las comunidades autónomas.

Las medidas se concretan por ahora en recortes menores, como la supresión, el próximo 1 de enero, del organismo autónomo Cría Caballar de las Fuerzas Armadas, que será asumido por la secretaría técnica de Defensa. Soraya Sáenz de Santamaría lo puso como ejemplo dentro del paquete que reorganiza o extingue 67 organismos (53 de ellos se eliminarán).

El Gobierno estima una cifra de ahorro de 33 millones de euros, pero no ofrece muchos más detalles de cómo se alcanzará. Se suprime, por ejemplo, la Gerencia del Sector de la Construcción Naval, que pasa a integrarse en el Ministerio de Industria con todo su personal, por lo que no se producirá ningún recorte de presupuesto. También se eliminan fundaciones, como la de colegios mayores, el vidrio o la artesanía y se agrupan otras. Las empresas públicas que se extinguen son la de Programas de Radiodifusión y la Sociedad Logística de Transporte.

La obra Pía

Estos cambios se completan con el anteproyecto de ley de racionalización, cuya medida estrella es la reforma de la “Obra Pía de los Santos lugares de Jerusalén”, para adaptarla a los nuevos tiempos. Se trata de una institución autónoma creada en 1940 que sostiene la basílica de San Francisco el Grande de Madrid y que tiene entre sus fines “mantener e incrementar la presencia española en Tierra Santa”, según la nueva redacción de la norma que la regulará. También tiene como objetivo el apoyo a la "labor humanitaria, educativa y misional de las órdenes religiosas actuantes en el área", en referencia a "los pueblos del Mediterráneo y Oriente Medio, en especial, en Tierra Santa".  

En cuanto al resto de los cambios, la vicepresidenta repitió lo que había anunciado durante su intervención en la CORA, la comisión que pilota el proceso, el pasado mes de agosto: que Moncloa ha ordenado centralizar procesos de compra de suministros y ahí sí se producen ahorros, como el de siete millones del Ministerio del Interior en el contrato eléctrico.

Según lo que el Gobierno ha trasladado a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), toda esta reestructuración no se traducirá en una pérdida de empleo. Las modificaciones afectan a los organigramas y a la dependencia funcional de los diferentes departamentos "y en algún caso puntual supondrá el traslado de edificio", pero apenas tendrán más consecuencias.  "Los efectos sobre los recursos humanos serán nulos y se seguirá haciendo el mismo trabajo con las mismas plantillas", traslada el sindicato. "El proceso de mayor envergadura será la fusión en una sola entidad del Instituto Nacional de la Seguridad Social, el Instituto Social de la Marina y la Tesorería de la Seguridad Social. No obstante, según ha podido confirmar CSI-F, esta fusión tampoco afectará a los puestos de trabajo y se producirá a medio-largo plazo, es decir, no será inminente", afirma la central.

Para el PSOE, que ha pedido conocer el verdadero ahorro de la reforma, todas estas medidas son “prácticamente insignificantes”.