Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA DIADA MÁS DIFÍCIL Y POLÉMICA

La Generalitat exige a De los Cobos una rectificación “en toda regla”

El Gobierno de Mas quiere incorporar su discurso de Yecla a la recusación

Alberto Ruiz-Gallardón, ayer, en el Congreso.

La Generalitat de Cataluña exigió ayer una rectificación “en toda regla” al presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, por haber criticado el “desprecio” de los catalanes a la cultura española durante una conferencia pronunciada en Yecla (Murcia) en 2005. El portavoz del Gobierno catalán y consejero de la Presidencia, Francesc Homs, calificó de “indignantes” las afirmaciones de Pérez de los Cobos, entonces catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad Complutense de Madrid. “Queremos una rectificación pública en toda regla”, dijo.

La intención del Gobierno catalán es incorporar el discurso de Pérez de los Cobos en Yecla el 6 de diciembre de 2005, revelado ayer por EL PAÍS, a la recusación presentada contra el magistrado por el Parlament y la propia Generalitat tras conocerse su afiliación al PP durante años y que ocultó ese dato durante su examen en el Senado. De los Cobos formará parte del tribunal que ha de resolver 25 recursos, impugnaciones o conflictos de competencias con el Gobierno central. Las instituciones catalanas cuestionan su imparcialidad y pretenden apartarlo de las deliberaciones.

La recusación empezó a ser debatida ayer en el Tribunal Constitucional en un clima de división entre los magistrados progresistas. Fuentes del tribunal creen que será rechazada, lo que supondría la continuidad de De los Cobos en la resolución de los recursos pendientes, pues este ya ha anunciado que no dimitirá.

Gallardón vuelve a salir en defensa del magistrado y carga contra el PSOE

Durante la conferencia de Yecla, pronunciada con motivo del Día de la Constitución, Pérez de los Cobos calificó de “verdadero órdago para la estabilidad constitucional” del Estado el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña que acababa de aprobar el Parlament. En su opinión, “ningún jurista digno” afirmaría lo contrario a lo que él estaba diciendo y concluyó que el texto estatutario era “la primera manifestación política” de lo que calificó como “desprecio” de los catalanes hacia la cultura española”.

De manera muy distinta a la Generalitat se posicionó ayer el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, quien salió en el Senado en defensa de De los Cobos con el argumento de que es legal ser militante de un partido y magistrado del Constitucional. Según su explicación, el propio Tribunal lo estableció así en un auto de 1998.

Gallardón, incluso, fue más allá e intentó darle la vuelta a la argumentación del senador del PSOE que le preguntaba. Fue cuando achacó a este partido la culpa de que una de sus senadoras presentes en la comparecencia no preguntara a Pérez de los Cobos por su desconocida militancia cuando acudió al Senado a pasar la audiencia previa al nombramiento.

Homs califica de “indignantes” las palabras y pide una disculpa pública

Según el ministro, Pérez de los Cobos “cumplió” con la ley “informando de lo que tenía que informar” a los senadores que debían valorar su idoneidad. Pero añadió que percibió “falta de interés” en el PSOE cuando “permaneció en silencio” y no le preguntó entonces sobre lo que ahora les preocupa.

El senador socialista Arcadio Díaz Tejera preguntó al ministro sobre la militancia de Pérez de los Cobos, centrado en el hecho de que el actual presidente del Constitucional ocultó este dato en su comparecencia, así como su actividad como asesor del PP en materia laboral. Para Gallardón, el Grupo Socialista se equivocó de destinatario al formular su pregunta, porque debería haberla dirigido a su senadora allí presente, Carmela Silva.