Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buques de la Armada británica visitan Gibraltar en pleno conflicto

España conocía la visita, porque la flota pidió permiso para hacer escala en Rota

Un convenio impide que un mismo buque pueda fondear consecutivamente en Rota y el Peñón

En Gibraltar atracará el grueso de la flota, unos ocho barcos

Sólo el buque insignia, el portahelicópteros el 'HMS Illustrious', irá a Rota debido a su calado

En plena crisis diplomática entre Reino Unido y España a causa de Gibraltar, el Ministerio de Defensa (MOD en sus siglas en inglés) británico ha confirmado que el próximo lunes partirá con destino al Mediterráneo primero y al golfo Pérsico después una poderosa flota de guerra. La escuadra fondeará en Portugal antes de hacerlo en la base militar del Peñón, de camino para participar en unas grandes maniobras militares. El grueso de la flota (tres fragatas y sus buques auxiliares) atracará en Gibraltar, mientras el buque insignia, el portahelicópteros HMS Illustrious, lo hará en Rota (Cádiz), según fuentes militares españolas. La llegada está prevista para el próximo día 18.

El Gobierno español ha confirmado que conocía la visita de los buques británicos, que habían pedido permiso para hacer escala en Rota (Cádiz), y considera que se trata de una visita “rutinaria” y que no constituye un motivo de preocupación. Una fuente gubernamental ha restado importancia a la próxima llegada de estos buques a Gibraltar, a la vez que recalca que el actual conflicto sobre el Peñón está “encapsulado” y no influye en las buenas relaciones hispanobritánicas.

Las maniobras, llamadas Cougar 13, son las terceras de este tipo que realiza la Marina británica, que empezaron en 2011 y se realizan cada año. El Cougar 12 vio fondear a esta fuerza de choque durante tres días en Gibraltar en octubre del año pasado en unas maniobras que tuvieron su plato fuerte en unas maniobras conjuntas con las flotas francesa y albanesa.

“Gibraltar es una base estratégica para la Defensa de Reino Unido y como tal los barcos de la Marina Real visitan sus aguas a lo largo del año como parte de una serie regular de despliegues rutinarios”, declaró un portavoz del Ministerio de Defensa al diario The Daily Telegraph. “Algunos elementos de la flota que se desplegó en el Cougar 12 visitaron Gibraltar y la próxima visita será con barcos del Cougar 13, incluyendo el HMS Westminster y los barcos de la flota real auxiliar Lyme Bay y Mounts Bay, como es habitual. Al mismo tiempo, otros barcos de la fuerza de choque visitarán puertos españoles como parte del ejercicio”, añadió.

Fuentes diplomáticas españolas han explicado que las autoridades británicas pidieron permiso hace unos días a España para que la flotilla atracara en Rota (Cádiz), permiso que fue concedido. Un portavoz de Downing Street aseguró a Efe que el primer ministro David Cameron informó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, del “despliegue rutinario” de barcos británicos en Gibraltar durante la conversación telefónica entre ambos del miércoles.

Forman parte de la flota el portahelicópteros Illustrious, un buque-insignia que intervino en la guerra de Las Malvinas, y las fragatas Monroe y Westminster, que, tras zarpar de Portmounth, se dirigirán a La Valeta (Malta).

Imagen de la flotilla británica atracada en Gibraltar en octubre pasado durante los ejercicios Cougar 12.

La flotilla va a participar en unos ejercicios de países aliados, lo que, unido a que Rota es puerto OTAN, llevó a que España le concediera autorización para atracar. No obstante, el permiso para una escala en Rota impide que esta flota pueda atracar posteriormente en Gibraltar, ya que los convenios internacionales impiden que los buques de guerra puedan hacer escala en ambos puertos. Pero, según fuentes británicas y españolas, una parte de la flotilla hará escalas por separado. Lo que crearía un conflicto es que un mismo buque hiciera escala en Rota y luego en Gibraltar, o viceversa, según fuentes del Ministerio de Defensa español.

Según el Reino Unido, el despliegue está previsto desde hace tiempo y durará cuatro meses. El portahelicópteros HMS Illustrious está a la cabeza de una flota que incluye otros cuatro barcos de guerra y cinco barcos de apoyo con miles de marines y marineros. El Cougar 13 llevará a la fuerza de choque a unas maniobras de nuevo con la flota albanesa en el Adriático para luego dirigirse a través del mar Rojo, el océano Índico y el golfo Pérsico, donde se desarrollarán una nueva serie de ejercicios “con aliados de Reino Unido en la región del Golfo”, según el Ministerio de Defensa británico.

Sin embargo, el hecho de que la flota, como siempre hace, fondee en Gibraltar está llamado a incrementar la tensión entre Madrid y Londres, que se han enzarzado en la mayor crisis política desde hace años a cuenta del Peñón.

Y se produce dos días después de que el ministro principal gibraltareño, Fabián Picardo, pidiera a Londres el envío de la flota, sin duda a sabiendas de que esta estaba ya en ruta.

Más información