Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco figuras de Unió Mallorquina, en la cárcel de Palma por corrupción

Nadal cumple condena con Buils, Rebassa y Vicens

Munar está encarcelada por riesgo de fuga con condenas de 11 años

Ampliar foto
M. A. Munar, M. Nadal y los exconsellers de Economía, M. A. Flaquer, y de Territorio, B. Vicens en la Audiencia Provincial de Palma, el 4 de julio. EFE

Hasta cinco presos, con condenas por corrupción que ejercieron cargos públicos con Unió Mallorquina (UM) en la anterior legislatura en Baleares, coincidirán desde este viernes en la cárcel de Palma. Cuatro de ellos para cumplir penas firmes dictadas por la Audiencia de Palma y ratificadas por el Tribunal Supremo mientras que la quinta persona recluida, Maria Antònia Munar, exlíder de UM y expresidenta del Parlamento, está en prisión por riesgo de fuga. Munar suma 11 años y medio de penas de cárcel por corrupción, que ella ha recurrido, por concesiones amañadas de contratos y ventas públicas.

Miquel Nadal, expresidente de UM y exconsejero de Turismo, ingresa este viernes para cumplir una pena de cuatro años de cárcel por malversar caudales públicos en un contrato menor de 15.000 euros para retribuir trabajos partidistas, al compensar a un activista local. Nadal tiene otras condenas y distintos casos pendientes de juicio y ya ha dado pasos ante fiscales y jueces para ser un pentito, un colaborador de la Justicia para aminorar su carga de cumplimiento entre rejas.

Otro exconsejero de Turismo, Xisco Buils, está en la cárcel por otro contrato malversado de 13.000 euros públicos de los que él firmó el pago de 2.900, con las mismas finalidades partidistas ilegales que en el caso de Nadal. Otro cargo intermedio de UM en la consejería de Turismo, Antoni Rebassa, ha de cumplir cuatro años de reclusión por el mismo episodio que Buils.

El más veterano de los reclusos de Palma que militaron en UM (el partido estalló y se disolvió en 2010), es Tomeu Vicens, exsecretario general del partido, que fue diputado balear, consejero del Territorio en el Consell de Mallorca y compañero de despacho de negocios con Maria Antònia Munar.

Vicens está liquidando las dos penas de tres años por malversación de caudales públicos los contratos menores de 12.000 euros que usó para compensar a su asesor fiscal y a sendos testaferros. Este reo ha devenido un colaborador de la Fiscalia Anticorrupción, a los tres años de estar preso, para lograr penas mínimas y evitar prolongar su estancia en el centro penitenciario.

El antiguo partido de Unió Mallorquina (UM), clave para decidir el poder en Baleares, Mallorca y muchos municipios entre los años 1980 y 2010, tenía 800 afiliados reales. En las últimas elecciones a las que acudió, las autonómicas de 2007 sumó 27.178 votos, el 6,88% sobre una población electora de 699.000. UM apoyó al PP y al PSOE-PSM-IU, indistintamente.

Los presos exPP llegarán a siete en Palma e Ibiza

Desde hace tres años años, excargos del PP cumplen condenas de corrupción en la cárcel del Palma. El exalcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, está al final de las distintas condenas acumuladas y reducidas hasta cuatro años por corrupción urbanística. Hasta ocho años carga Jaume Massot, exjefe de Urbanismo de Andratx y exdirector del Territorio del Gobierno de Jaume Matas (2003-2007). Un funcionario de la órbita de Massot e Hidalgo, el celador Jaume Gibert suma cinco años y es un ‘pentito’.

Un caso al margen es Rodrigo de Santos, exnúmero dos del Ayuntamiento de Palma y que fue gerente de la campaña electoral de Matas, que cumple pena de cinco años de cárcel por abusos sexuales y, anteriormente recibió una condena de dos años por malversar fondos con la tarjeta de la empresa pública de la capital. De Santos, con cinco hijos, era activista católico integrista y ya tiene permisos de salida. Perdió su condición de funcionario.

A su vez, en la cárcel de la isla de Ibiza, está preso también desde esta semana y por riesgo de fuga el exconsejero del Gobierno de Matas, José Juan Cardona. El exlíder del PP en Ibiza tiene fue condenado a 16 años de cárcel por la Audiencia de Palma por el llamado ‘caso Scala’, en el que se malversaron hasta 8 millones de euros públicos.

El exdirector general de Cardona, Kurt Viaene, condenado a más de cinco años en un pacto de conformidad, tiene previsto ingresar en horas en la cárcel de Palma, al igual que otra condenada del ‘caso Scala’, la exgerente de un consorcio de promoción, Antonia Ordinas , con más de tres años y medio, quien como Kurt Viane colaboró con la justicia y retornó parte de los malversado. Ambos asumieron las penas de la Audiencia y anunciaron su ingreso.