Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un exconsejero de Baleares cumplirá condena de tres años por su gestión

Xisco Buils, de Unió Mallorquina, ingresó ayer en la cárcel por malversación

Francesc Buils, exconsejero de Turismo por Unió Mallorquina (UM), entre 2007 y 2008, es el primer consejero autonómico de Baleares, pero el tercer cargo de su partido, que entra en prisión para cumplir una condena firme de tres años de reclusión por malversación de caudales públicos durante su gestión. Buils ejecutó el delito mientras formó parte del primer Gobierno de centro izquierda PSOE-PSM-UM que encabezó el socialista Francesc Antich. La próxima semana entrará en prisión el segundo consejero corrupto, el también extitular de Turismo y exlíder de UM, Miquel Nadal, que cumplirá cuatro años por malversar fondos oficiales.

Además, Buils está imputado en media docena de piezas penales por otros asuntos ligados a las tramas de UM cuya investigación está pendiente de conclusión. El expolítico preso, ante el negro panorama que afronta, se muestra decidido a cooperar en adelante con la Justicia y reconocer hechos y circunstancias para mitigar la posible carga de condenas. También Miquel Nadal ha iniciado el proceso de confesiones de delitos.

El Tribunal Supremo considera en todos sus sentidos las sentencias de la Audiencia de Palma sobre la malversación y las penas impuestas. En el caso de Buils indica que usó “fondos públicos para compensar servicios prestados a un partido político (UM) y obtener del destinatario irregular de los fondos públicos apoyo dentro de esa organización”. Un exalcalde de UM en Sóller, Toni Arbona, Repic, cobró 15.000 euros públicos por trabajos partidistas. Buils firmó la entrega de 3.000 euros. Arbona confesó y retornó la dádiva.

La sentencia observa que se compensó por “un trabajo que realmente no se había realizado”, a sabiendas de su ilicitud, y se “conocía esa circunstancia y la finalidad ilícita de “premiar” ciertos servicios prestados” sin que realmente existiera una contraprestración real y lícita.

En la cárcel cumple condena desde hace tres años el exconsejero insular de Territorio, Tomeu Vicens, exsecretario general UM y, desde hace dos días está presa Maria Antònia Munar, exlíder de UM, ex presidenta del Parlamento autonómica y del Consell de Mallorca. Munar, que también fue a principios de los noventa consejera balear de Cultura, está en prisión provisional –con condenas previas en revisión en el Supremo- por riesgo de fuga, según la Audiencia.