Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE atribuye a Villalobos una actitud “indecente” por no dejar hablar de Cobos

Soraya Rodríguez pide amparo a Posada y solicita que no deje a la vicepresidenta presidir “hasta que no esté en condiciones de mantener el decoro y la imparcialidad”

BRONCA EN LA DIPUTACIÓN PERMANENTE. La portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha abandonado la sala después de que la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, le retirara la palabra. VÍDEO: EL PAÍS-LIVE

El debate en la Diputación Permanente transcurría con bastante normalidad incluso en el apartado del caso Bárcenas. Una vez llegado el debate sobre la petición del Grupo Socialista de comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para explicar “cómo entiende el Gobierno las relaciones con el Poder Judicial y el respeto a las actuaciones”, sobrevino la bronca. La portavoz socialista, como otros portavoces, quería aprovechar este apartado para solicitar la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno pero también del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, por haber ocultado al Parlamento su militancia en el PP como reveló EL PAÍS. “O habla usted del Poder Judicial o le retiro la palabra”, y se la retiró, además de quitarle la megafonía después de un rifirrafe de varios minutos. Es decir, desde la perspectiva formal la portavoz socialista debía atenerse al enunciado de su propuesta, es decir, el Poder Judicial, y no el Tribunal Constitucional. En los pasillos la portavoz socialista consideró que Villalobos había tenido con ella "una actitud indecente".

La tensión fue en aumento porque una vez vez que le fue retirada la palabra y tras varios intentos vanos de hablar, la dirigente socialista abandonó muy enfadada el salón donde se celebra la Diputación Permanente. De inmediato tomó la medida que estaba en su mano: una carta al presidente del Congreso: un escrito de protesta.

La portavoz socialista ha escrito una carta al presidente del Congreso, Jesús Posada, para solicitarle amparo al sentir que sus derechos han sido vulnerados. Además, le ha pedido que “no permita" dirigir los debates a Celia Villalobos  " hasta que la vicepresidenta no esté en condiciones de mantener el decoro y la imparcialidad”. Mientras Rodríguez estaba ya fuera del salón, algunos de sus compañeros trataron de mantener la reivindicación de la portavoz. Primero, Carmela Silva, secretaria del Congreso del Grupo Socialista y, después,  el secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina. Villalobos no estaba dispuesta a que el asunto se alargara más y paso al siguiente punto del orden del día con lo que también impidió que tomara la palabra el secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, que pretendía salir en apoyo de Villalobos y justificar la no pertinencia de sacar el asunto de la comparecencia de Pérez de los Cobos.  “La vicepresidenta del Congreso ha tenido una actitud indecente” ha proclamado Soraya Rodríguez

La decisión de impedir el debate fue  evidente pero también la intención de Villalobos de echar agua al fuego pero el incendio estaba ya en pleno esplendor. Todo había empezado por la mañana cuando ella misma y otros miembros del Grupo Popular de la Mesa, se habían opuesto a la petición de comparecencia del presidente del Tribunal Constitucional con argumentos legales.  Ya en la Diputación Permanente el grupo socialista quiso aprovechar un punto sobre el Consejo General del Poder Judicial para hablar por analogía, en cuanto a la incompatibilidad de jueces y magistrados de militar en un partido, de Pérez de los Cobos. Villalobos se dio cuenta pasados unos minutos y cortó a Soraya Rodríguez.

De inmediato Rodríguez sacó a colación lo que había pasado apenas veinte minutos antes cuando un diputado del PP, Ricardo Tarno, tenía que responder a la petición de comparecencia de Ana Mato para que explicara la supresión del Consejo Nacional de la Juventud que defendió la diputada socialista, Carmen Montón. Apenas unas palabras dijo Tarno sobre el Consejo de la Juventud ya que toda su intervención fue para hablar de José Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía, y los porqués de su anuncio de dimisión fuera del Parlamento de Andalucía. “Nadie le ha llamado la atención a este diputado del PP cuando en vez de hablar del Consejo de la Juventud ha hablado del señor Griñán y se le ha permitido seguir con ese tema”, ha recordado Soraya Rodríguez para preguntar por qué ese distinto baremo. Cuando eso ocurrió no presidía Villalobos sino el titular, Jesús Posada.

El debate ha seguido en los pasillos donde Soraya Rodríguez ha señalado que “Celia Villalobos está especialmente nerviosa, más nerviosa que otros miembros de su partido, por las informaciones que salen sobre la financiación del PP”, ha dicho. Se refiere a las informaciones que citan a su marido, Pedro Arriola, asesor externo del PP, de haber cobrado presuntamente en negro algunos de sus trabajos.

Si hubiera podido Soraya Rodríguez habría justificado la petición de comparecencia de Pérez de los Cobos desde la perspectiva de haber dejado “incompleta” la información que ofreció en el Senado sobre su biografía ya que no dio cuenta de su militancia en el PP. El resto de los portavoces, dentro de la Diputación Permanente, sin citarle por su nombre, han considerado del todo inadecuado que Pérez de los Cobos sea militante del PP y, por tanto, debe dar explicaciones.  Lo han dicho muy rápido, apenas un par de frases, para que no le diera tiempo a Celia Villalobos a quitarles la palabra con el mismo argumento: no hay ningún punto en el orden del día sobre el presidente del Tribunal Constitucional al encargarse el PP, a través de los miembros de la Mesa del Congreso, de rechazar la propuesta.