Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP bloquea la comparecencia de Pérez de los Cobos en el Congreso

La Mesa de la Cámara ha rechazado la petición de los socialista

Rubalcaba, Rodríguez, Durán Lleida, Alonso y Jiménez, en un pleno.

La Mesa del Congreso rechazará este miércoles la comparecencia del presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, exigida por el PSOE para dar cuenta de su condición de militante del PP mientras era magistrado en esa institución. La mayoría absoluta del PP bloqueará la petición en el órgano de gobierno de la Cámara baja, en el que tienen también representación el PSOE y CiU.

Los miembros del PP en la Mesa consideran que no hay ningún precepto en la Constitución ni en el Reglamento del Congreso que permita esa comparecencia. Se remitirán, entre otros, al artículo 159.5 de la Constitución, que establece que “los miembros del Tribunal Constitucional serán independientes e inamovibles en el ejercicio de su mandato”. Es decir, que no están sometidos al control del Parlamento. La Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, según explican, solo establece tres motivos de relación de la institución con el Parlamento: en la tramitación de recursos de inconstitucionalidad, en la comunicación de vacantes y en la elección de sus miembros.

Sí se contempla el control en el Constitucional de los actos de la Mesa y, de hecho, en la historia ha anulado varios de ellos. Curiosamente, la decisión de bloquear hoy en la Mesa la comparecencia del presidente del Tribunal podría ser recurrida por el PSOE ante el propio Constitucional. La interpretación de la mayoría del PP es similar a la que se hizo hace justo un año, cuando el PSOE pidió la comparecencia en el Congreso del entonces presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, por las irregularidades en sus gastos de viajes privados desveladas por EL PAÍS.

El PSOE estudiará recusar a Pérez de los Cobos en sus recursos

Entonces el PP entendió también que el presidente del Poder Judicial no estaba sometido al control de otro poder del Estado, el legislativo. En este caso, la ley sí establece motivos tasados de las comparecencias en la Comisión de Justicia del Congreso, pero tienen que ver con la explicación de las memorias anuales del Consejo, no con su actividad interna. El PSOE vaticina ahora que ocurrirá con Pérez de los Cobos lo que pasó con Dívar: que el PP bloqueó la comparecencia y cuando él quiso ir, ya era tarde porque tuvo que dimitir al quedarse sin apoyo en el Consejo.

Jesús Posada, presidente del Congreso, ha derivado el asunto a la Mesa en lugar de llevarlo directamente a la Diputación Permanente del miércoles. El PSOE intentará introducir el asunto en la Diputación cuando se discuta una petición de comparecencia de la vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría ante la Comisión Constitucional para explicar “cómo entiende el Gobierno las relaciones con el Poder Judicial y el respeto a sus actuaciones”.

Por el momento, Pérez de los Cobos mantiene el apoyo del partido en el que militó al menos hasta 2011, y no hay crítica pública en el seno del Tribunal hacia él. Sí hay crítica política, porque todos los demás grupos parlamentarios del Congreso han criticado que Pérez de los Cobos compatibilizara la condición de magistrado con la militancia en el PP.

El lunes, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran, afirmó que “su problema no es de incompatibilidad, sino de parcialidad”. Añadió que Pérez de los Cobos “no está teóricamente en condiciones de opinar sobre la mayoría de los recursos que puedan plantear el PP o el Gobierno del PP, y en consecuencia se debe cambiar la ley”. En los últimos días se han pronunciado en sentido similar los portavoces del PNV, UPyD e Izquierda Plural, frente a la defensa cerrada del Gobierno y del PP. El PSOE, a través de su portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, considera “insostenible” la situación de Pérez de los Cobos. Opina que ha perdido la apariencia de imparcialidad que el propio tribunal exigió en el auto de febrero de 2007 en el que aceptó la recusación por el PP del magistrado Pablo Pérez Tremps.

Cree “insostenible” su situación porque rompe la “apariencia

de imparcialidad”

Por eso ha pedido su comparecencia en el Congreso para dar cuenta de su actuación y detalles sobre el momento en que dejó su militancia siendo ya miembro del Tribunal. Considera un agravante el hecho de que pasara la audiencia ante la comisión de nombramientos del Senado sin incluir entre su trayectoria política y profesional su militancia en el PP, que entonces mantenía viva.

Ese silencio es, según el PSOE, motivo suficiente para que Pérez de los Cobos explique en las Cortes las razones por las que no hizo referencia a su militancia ante la Cámara que le eligió sin tener en cuenta todos los elementos.

Si, como parece seguro, la Mesa del Congreso bloquea este miércoles la comparecencia, los socialistas estudiarán más medidas. Hace un año, el PSOE terminó pidiendo la dimisión de Dívar, después de algunas dudas del líder del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, que mantenía objeciones a poner en cuestión instituciones fundamentales como el Poder Judicial y ahora el Constitucional.

En todo caso, el PSOE sí prevé una “catarata de recusaciones” contra el presidente del Constitucional. Los socialistas se plantean la posibilidad de recusarle en la resolución de la docena de recursos que han presentado contra leyes del Gobierno del PP, pero explican que, en todo caso, hay que esperar a sus explicaciones. El gabinete jurídico de Ferraz y el del Grupo Socialista revisarán caso por caso los recursos por si hubiera materia para la recusación en cada uno de ellos del presidente del tribunal.