Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo confirma la condena a tres años para un exconsejero balear

Xisco Buils, de Unió Mallorquina, malversó 14.000 euros que dio a un líder local de su grupo

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena a tres años de cárcel contra el exconsejero de Turismo de Baleares Xisco Buils, de Unió Mallorquina (UM), y mantiene los cuatro años para el ex director general Antoni Rebassa. El alto tribunal ratifica así las sentencias con penas de cárcel por corrupción que la Audiencia de Palma de Mallorca había dictado por los casos impulsados por la Fiscalía Anticorrupción de Baleares. Además, con su decisión el Supremo validas las prueba de cargo sobre los testimonios de los coimputados arrepentidos.

Ambos expolíticos de UM fueron considerados culpables de los delitos de malversación y prevaricación por pagar 14.000 euros públicos a un líder local de Soller de esa formación por un supuesto trabajo jamás realizado. UM le retribuyó su fidelidad y entrega al partido, de manera arbitraria. El cobrador, Toni Arbona Repic,y otro ex alto cargo acusado, Antoni Oliver, reconocieron la culpabilidad y la trama ilegal ahora confirmada. Ambos se vieron beneficiados con los atenuantes penales de colaboración con la Justicia.

Los hechos se remontan a la pasada década. Entre 2007 y 2008, al comienzo del Gobierno balear del socialista Francesc Antich, quien estuvo al frente del Ejecutivo balear hasta 2011. En 2010, Buils fue detenido al estallar este y otros asuntos que le afectan. UM fue expulsada del Gobierno por el PSOE y a las pocas semanas se disolvió por la catarata de escándalos.

El fiscal anticorrupción del caso fue Miguel Ángel Subirán, la abogada acusadora de la Comunidad, Mariángeles Berrocal, después vetada por el Gobierno del PP para estas funciones. La sala de la Audiencia de Palma estaba formada por los magistrados Eduardo Calderón, Diego Gómez Reyno y Juan Jiménez Vidal.