Política
el caso de método 3

“No daremos la grabadora a Alicia por si se pone nerviosa”

El hombre de Método 3 que organizó el ‘pinchazo’ detalla nuevos detalles incómodos

Alicia Sánchez Camacho, durante una rueda de prensa en febrero.

El interrogatorio de Alejandro Borreguero —el exdetective que grabó un almuerzo el 7 de julio de 2010 de la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho con Victoria Álvarez, ex novia de Jordi Pujol Ferrusola— ofrece nuevos detalles incómodos para la dirigente popular, que denunció haber sufrido un espionaje. Ante la policía, este exempleado de Método 3 sugirió que la grabación de esa conversación fue concertada con Sánchez-Camacho, la cual lo niega de forma tajante.

“Días antes al 7 de julio, Elisenda Villena [su jefa], me dijo: ‘Mira si te puedes inventar algo para hacer una grabación de una comida en un restaurante de Alicia Sánchez-Camacho con otra mujer’. Mi respuesta fue ‘por qué no le damos la grabadora a Alicia’ y Elisenda me contestó: ‘No, porque dice que no vaya a ser que se ponga nerviosa y no grabe”, afirmó Borreguero ante la policía.

“Entre ella [Villena] y yo”, prosigue su relato, “se nos ocurrió poner la grabadora en un centro de mesa. José Luis Marco [hermano del dueño de la empresa, Francisco Marco], me dio dinero para comprar el centro de mesa. Me dirigí al restaurante y dije que era el asistente personal de Alicia Sánchez-Camacho, como me indicó Villena. David Vidal, hijo de la dueña del restaurante me dijo que muy bien, y que Alicia Sánchez-Camacho era cliente habitual”.

Después, según Borreguero, los hechos se produjeron así: “Julián Peribáñez, el detective, se quedó fuera y yo coloqué el centro de mesa con una grabadora de mano de la marca Olympus. Estuvimos esperando fuera sentados y cuando se marcharon [las mujeres] retiramos inmediatamente \[la grabadora\]. Julián Peribáñez sacó fotografías de la otra persona [Victoria Álvarez], puesto que Francisco Marcos ordenó que no sacaran fotos de Sánchez-Camacho”. Esto, según los asesores de Borreguero, demuestra que Sánchez-Camacho no era el objetivo de Método 3. Borreguero relata qué hizo con la grabación. “Me dirigí a la calle Tuset, sede de Método 3, y descargué la grabación en un ordenador. Hice una copia de cd y se la entrego a Villena”.

Villena, según fuentes de su entorno, ratificó ante el juez “que Paco Marco dijo que debía llevar una grabadora a Sánchez-Camacho, quien fijó la fecha y dio los datos para poner la grabadora en la comida”.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana