Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Correa, jefe de la trama Gürtel, confiesa a una empleada: “Tengo 80 empresas”

Correa dejó mensajes amenazantes en el contestador de Isabel Jordán

La empleada se negó a quedarse con las acciones que le regaló

Un emisario de la red “se hizo pasar por juez y me amenazó con el calabozo”, afirma Jordán

Ampliar foto
Francisco Correa, en septiembre pasado.

Francisco Correa, el cabecilla de la trama Gürtel, admite en una conversación grabada con una de sus empleadas, Isabel Jordán, que él es el auténtico dueño de la maraña de sociedades que conforman su tinglado empresarial. En esas grabaciones inéditas, parte de las cuales constan en el sumario, el líder de la trama muestra sus cambios de humor y malestar hacia Jordán cuando esta se niega a firmar las cuentas de 2006 relativas a dos de las empresas de la red. Correa la presiona para que lo haga y, además, confiesa que él es el dueño de “80 empresas patrimoniales y no patrimoniales”.

Correa siempre había negado ser el dueño de las empresas de Gürtel investigadas, a pesar de que la investigación judicial —pinchazos telefónicos y testimonios de implicados— le desmiente. De hecho, se sirvió de testaferros y subordinados para ocultarse detrás de ellas. Muchas empresas las quemaba y constituía otras, para esquivar sospechas de otros empresarios y mantener su privilegiada posición en las adjudicaciones de obras de Administraciones gobernadas por cargos del PP a los que sobornó. También usó esas firmas para lavar dinero en el extranjero (unos 21 millones de euros tiene bloqueados entre Suiza y Mónaco).

Estas grabaciones, hasta ahora inéditas, muestran a un Correa malhumorado cuando es informado de que Jordán se niega a firmar las cuentas de 2006. En octubre de 2007, Jordán, una de las 70 imputadas en el caso Gürtel en Madrid, plantó cara a Correa al tener conocimiento de las graves irregularidades que había en las empresas en las que ella figuraba como administradora. Y se negó a firmar las cuentas a la vez que exigía que se efectuase una auditoría de las mismas. Oficialmente, ella figuraba como administradora de Easy Concept y Good and Better, dos de las sociedades del conglomerado. Jordán asegura que su labor se limitó siempre a la actividad comercial y a la producción de eventos, y que la gestión contable de estas firmas la llevaban el gerente, Javier Nombela, que fue asesor del concejal del distrito madrileño de Moncloa, y también Pablo Crespo, número dos de la red.

Pedí una auditoría y le dije que me quitase de administradora”

Cuando Correa despidió a Nombela, este mostró a Jordán el contenido de una caja fuerte en la que había numerosas facturas falsas e incluso apuntes sobre regalos; entre ellos, el que dio origen a la investigación sobre los trajes del expresidente valenciano Francisco Camps. “Estaba muy preocupada con las facturas de Valencia, las de Orange Market, que nos habían cedido sobre actos que no se habían hecho en Madrid, y también me llamaba la atención que se endosasen pérdidas a nuestras empresas cuando la realidad es que teníamos beneficios; por eso yo quería que me quitase de administradora, un cargo que nunca había pedido y en el que me metió Correa”, señala Jordán. Y añade: “Formalmente, yo era administradora porque Correa, en lugar de darme el bono económico que me había prometido por mi trabajo comercial, me regaló acciones de la sociedad que yo no quería, como se ve en la grabación”.

Cuando Correa se entera de la negativa de Jordán a firmar las cuentas, la telefonea y comienza dejarle mensajes en el contestador automático, entre los días 7 y 9 de octubre de 2007. Correa, en esas grabaciones, cree que la negativa de Jordán a firmar esas cuentas es porque la empresa tenía una deuda económica con ella, y se ofrece a solucionarla. Jordán lo niega: “Yo no quería dinero; lo que le pedí, y consta en los mensajes, es que me hiciera un papel que me quitara de responsabilidades de las cosas que ellos habían hecho”.

El jefe de la trama quería que Jordán firmase las cuentas del año 2006

Jordán ha entregado ya una parte de esas grabaciones al Juzgado Central 5 de la Audiencia Nacional, instructor del caso Gürtel. Las grabaciones aportadas han pasado por el filtro de un organismo oficial, que ha verificado que la voz de los mensajes pertenece al líder de la red. Otro extracto de las grabaciones es una conversación entre un emisario de Correa, Juan Pérez Mora, ya fallecido (quien se hizo pasar por juez), y Jordán. En la conversación, Mora trata de convencerla para que firme las cuentas y evite así exponerse a las consecuencias de una denuncia de Correa contra ella. En esas fechas, Isabel Jordán presentó una denuncia ante la Guardia Civil de Boadilla del Monte, tras sentirse amenazada y perseguida cuando conducía su vehículo. “Ese juez, pues él se hizo pasar por juez y yo estaba convenida de que lo era, me instó a que firmara la contabilidad, y me amenazó con que, si no lo hacía, podía pasar un fin de semana en los calabozos de plaza de Castilla”. Jordán tiene con escolta policial desde 2009.

Más información