Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los salarios de los políticos

El PP minimiza que García Escudero no declarara el préstamo que le concedió

El presidente del Senado reconoce ante el juez que no declaró 24.000 euros que recibió del PP

“No sabía que tenía que declarar el préstamo”, aseguró

La dirección nacional del PP ha justificado hoy que el presidente del Senado, Pío García Escudero, no declarara a Hacienda un préstamo de 24.000 euros que recibió del partido en el año 2000. Según ha manifestado el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, "al señor Escudero se le está acusando de haber pagado menos impuestos de los que debería", lo que en su opinión "tiene poco sentido en este momento". La tributación de ese préstamo como deuda hubiera supuesto, según ha subrayado el número tres de los populares en una comparecencia en Génova, 13, "una rebaja de la base imponible".

Floriano ha minimizado, además, el hecho de que el actual presidente de la Cámara alta no supiera, según él mismo ha reconocido, que "tenía que declarar el préstamo". El PP rechaza, por tanto, atribuir "responsabilidad" a García Escudero. "Es imposible atribuir a alguien una responsabilidad cuando sale perjudicado, no beneficiado. Una responsabilidad que no hay. Se le atribuye haber pagado más impuestos de los que tenía que haber pagado", ha insistido el dirigente popular, preguntado hasta cuatro veces por este asunto.

En realidad, la concesión de un préstamo cuando el acreedor es una empresa o entidad privada (como el caso del PP) se considera que es una prestación de un servicio y estaría sujeta al IVA, aunque existe una exención para estos casos. Como el préstamo entre el PP y el senador madrileño no está garantizado no será necesario presentar la declaración del Impuesto sobre Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados (ITAJD). No obstante, García Escudero tendría que haber declarado el préstamo en la declaración del Impuesto sobre Patrimonio siempre que no sea para adquirir bienes exentos.

Ese préstamo ya fue reconocido por el propio García Escudero el pasado 31 de enero, cuando EL PAÍS publicó los papeles secretos del extesorero de la formación conservadora, Luis Bárcenas. Posteriormente, el presidente del Senado lo admitió ante Pablo Ruz, el magistrado que instruye la causa en la Audiencia Nacional, y así se muestra en uno de los fragmentos de su comparecencia, el pasado mes de mayo, a la que ha tenido acceso la cadena SER. Además de estas declaraciones, la emisora tiene en su poder más de 20 horas de interrogatorios a varios implicados en el caso de los papeles de Bárcenas, que fueron grabadas entre el 20 y el 29 de mayo.  

El presidente del Senado afirmó ante Ruz que el préstamo, concedido para realizar obras en su domicilio dañado por un atentado de ETA en el año 2000, lo devolvió en talones en mano y cree recordar que lo hizo a Álvaro Lapuerta.  Aseguró que nunca pidió ni le dieron un recibí ni por el préstamo ni por las devoluciones porque "había una relación de confianza". A preguntas de la acusación, admitió que no hizo constar en su declaración de patrimonio este préstamo. En el audio, se escucha a García Escudero decir que no sabía que el importe se tenía que declarar.

En su comparecencia ante Ruz, García Escudero también admitió que además de su sueldo de senador, cobraba unos 3.300 euros al mes del grupo parlamentario y otros 1.000 euros aproximadamente en concepto de gastos de representación. Percibía estas cantidades en 14 pagas, con sus correspondientes extras.

Los gastos de representación siempre tenían el mismo importe. Solo variaba el incremento del IPC, por lo que según expertos fiscales consultados por la cadena SER, eran en realidad un sobresueldo encubierto. García Escudero ya reconoció a EL PAÍS el pago, anotado en los papeles de Bárcenas, cuando el pasado mes de enero saltó el escándalo.

Más información