Las distracciones son la principal causa de accidente de tráfico

Los ocupantes del vehículo y las preocupaciones son las principales fuentes de despiste

Uno de cada dos accidentes mortales de tráfico ocurridos en las carreteras españolas durante 2012 –en concreto, 517 de 1.010- tuvieron como factor concurrente una distracción, que es ya la primera causa de siniestralidad en España por encima de la infracción de la norma, la velocidad inadecuada y el cansancio o el sueño, según el primer barómetro de las distracciones elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), en colaboración con BP y su marca Castrol.

Según una encuesta realizada a 4.473 conductores, la principal distracción reconocida por los automovilistas es “escuchar la radio o música” (85,3%), seguida de “hablar con algún ocupante” (77,7%) y “pensar en las preocupaciones personales” (56%). Por su parte, las distracciones que menos reconocen los conductores como propias están relacionadas con la manipulación del móvil.

En cuanto a las distracciones ajenas, los encuestados han señalado como conducta frecuente ver al resto de conductores “hablando con algún ocupante” (90,8%), “fumando” (85,3%), “mirando un accidente” (85,2%) y “hablando por teléfono”.

Más del 90% de automovilistas han identificado como las distracciones de mayor riesgo las relacionadas con la manipulación de un teléfono móvil, especialmente, “chatear por el móvil”, “mandar o leer un SMS” o “hablar por teléfono sin manos libres”. Además, un 45,1% considera que hablar por teléfono también es arriesgado aunque se haga con el manos libre.

La principal fuente de distracción son los ocupantes del vehículo (77%). Según el barómetro del RACE, los niños en los vehículos son una significativa fuente de despistes, hasta el punto que tres de cada cuatro conductores que viajan con niños se vuelven o miran por el retrovisor. Por eso, el club de automovilistas recomienda “planificar y preparar todo lo que puedan necesitar los niños antes del desplazamiento”.

Otras distracciones importantes son los pensamientos y preocupaciones personales (56%), la manipulación de dispositivos del vehículo (54%), hablar por el móvil aunque se utilice el manos libres (46%) y apartar la vista de la carretera (38%).

El Barómetro de las distracciones es la primera acción de la campaña STOP distracciones que han puesto en marcha el RACE, BP y CASTROL con el fin de reducir el número de accidentes de tráfico. La campaña pretende transmitir cinco mensajes: olvida el móvil, deja fuera las preocupaciones y el estrés, prepara lo que necesiten los niños antes del viaje, las manos al volante, nunca apartes la vista de la carretera.