Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abu Dahdah, considerado líder de Al Qaeda en España, sale en libertad

Barakat Yarkas ha cumplido los 12 años de condena que le acabó imponiendo el Supremo

Se consideró probado que conoció con antelación los planes de los ataques del 11-S

Ampliar foto
Abu Dadah, durante el juicio, en 2007.

El que fuera considerado líder de Al Qaeda en España, Imad Eddin Barakat Yarkas, alias Abu Dahdah, ha sido puesto en libertad al haberse extinguido el pasado 17 de abril su condena por pertenencia a organización terrorista. La excarcelación estaba prevista para noviembre de este año, pero la sección tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha estimado el recurso que interpuso su abogado, Jacobo Teijelo, contra el anterior cómputo que hizo este tribunal de la liquidación de condena de su cliente, por lo que ha quedado libre, según han informado a Efe fuentes jurídicas. Abu Dahdah ha abandonado la prisión de Estremera (Madrid) sobre las 20.00 y ha sido recibido por sus familiares a las puertas del centro penitenciario.

Detenido en 2001, fue condenado a 27 años de prisión por la Audiencia Nacional por un delito de conspiración para cometer homicidio terrorista en relación con el 11S, que el Tribunal Supremo redujo más tarde a 12 años al eliminar la pena por conspiración y mantener el delito de pertenencia a organización terrorista.

Durante el tiempo que cumplía condena, hasta hoy en la prisión madrileña de Estremera, Abu Dahdah estuvo en prisión preventiva por un delito de blanqueo de dinero entre el 21 de diciembre de 2007 y el 18 de julio de 2008. La sala que preside el magistrado Alfonso Guevara ha aceptado ahora la petición de la defensa de abonarle esos 211 días para la liquidación de condena.

De este modo, el tribunal ha revocado el auto en el que decretó que la liquidación sería el 14 de noviembre de 2013, al aprobar la practicada el 14 de abril de 2011 "que consigna como fecha de cumplimiento el día 17 de abril de 2013, por lo que procede igualmente declarar extinguida por cumplimiento la pena impuesta en autos".

Abu Dahdah, sobre quien durante casi cinco años pesó la acusación de conocer con antelación los planes para los atentados, personificó la supuesta conexión española con el 11S, desvanecida cuando el Tribunal Supremo consideró muy débiles las pruebas presentadas en su contra.

Fue detenido en Madrid el 13 de noviembre de 2001, apenas dos meses después de que dos aviones se estrellaran contra las Torres Gemelas de Nueva York y uno más contra el edificio del Pentágono en Washington, como presunto responsable de una célula de Al Qaeda en España, e ingresó en prisión cinco días más tarde por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Durante el juicio, que comenzó en la Audiencia Nacional en abril de 2005, tres años y medio después de su detención, el fiscal terminó pidiendo 74.337 años de prisión para Imad Eddin Barakat como "cómplice" o "cooperador necesario" de los atentados del 11-S.

En la sentencia que dictó el 26 de septiembre de 2005, la Audiencia Nacional consideró probado que Imad Eddin Barakat "conocía los siniestros planes de inmediata ejecución" del 11-S, que "estaba al corriente" de ellos y que "los asumió como propios siendo puntualmente informado de los preparativos", y le condenó a 27 años de prisión.

Sin embargo, el tribunal no le condenó como responsable de las 2.973 muertes ocurridas ese día, sino sólo como autor de un delito de conspiración, ya que entendió que no se había probado "la realización por parte de tal acusado de actos ejecutivos -anteriores o coetáneos- en el atentado del 11S contra las Torres Gemelas".

Abu Dahdah recurrió la sentencia al Supremo, que redujo de 27 a 12 años su condena al anular la pena por conspiración. Clasificado en primer grado, no ha disfrutado de ningún permiso penitenciario.