Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valenciano: “No tienen derecho a decirle a las mujeres cuándo ser madres”

Gallardón: "Señora Valenciano tiene usted un problema con la Constitución"

 EL PAÍS-LIVE

Hasta que llegue al Congreso el proyecto de ley que modificará la actual legislación sobre el aborto las iniciativas de la oposición para pararla serán incesantes. Desde el PSOE, la vicesecretaria general, Elena Valenciano, se ha dirigido al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para que no prosiga en su intención de abolir el sistema de plazos para interrumpir el embarazo y que mantenga viva la opción de abortar por malformación del feto. A más restricciones, más abortos inseguros, le ha dicho Valenciano en la sesión de control al Gobierno. "Aunque tuvieran ustedes los 350 escaños no tienen derecho a decirle a las mujeres cuándo tienen que ser madres", ha dicho Valenciano en tono grave.

No ha respondido el titular de Justicia a los requerimientos concretos sobre la capacidad y el derecho de las mujeres para decidir si quieres ser madres, ni tampoco a las mujeres que "prefieren llorar un mes a no toda la vida", en relación a Mercedes Perales, que hace días contó en EL PAÍS cómo decidió interrumpir el embarazo al conocer las gravísimas malformaciones cerebrales detectadas en el feto. "Usted señora Valenciano tiene un problema con la Constitución que por tres veces ha defendido el derecho del no nacido".

No hay forma de llegar a un acuerdo porque los conceptos son claramente opuestos. Las leyes del aborto se hacen en todos los países para "evitar los abortos clandestinos y las legislaciones restrictivas aumentan los abortos inseguros", le ha respondido Valenciano que ha quedado en enviar al ministro todos los informes de Naciones Unidas que avalan esta tesis. "Nosotras damos la vida, cómo nos va a decir usted que no la defendemos, pero no tiene usted ni nadie ningún derecho a decir cuándo hay que ser madre", ha subrayado.

No soltó el ministro la Constitución y la solución que tiene que dar el legislador cuando se produce el choque entre los dos derechos; el de las mujeres a decidir y el del no nacido. "No se puede anular uno de los derechos", ha defendido Gallardón. Eso sí, el ministro ha garantizado que en ningún caso habrá delito si se produce un aborto. "No habrá reproche penal para la mujer que aborte porque la consideremos una víctima; y esto lo va a hacer por primera vez este Gobierno". Imposible el acuerdo porque el PSOE quiere mantener la ley tal cual está, sobre la que aún no se ha pronunciado el Tribunal Constitucional al que apeló el Grupo Popular en la pasada legislatura.