Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miss, periodista, con dos idiomas y secretaria del presidente Bauzá

El presidente de las islas ficha a la miss Baleares de 2009, Verónica Hernández

Verónica Hernández Rodríguez.

El presidente del Gobierno de Baleares, José Ramón Bauzá (PP) incorporó este mes, de golpe, a tres mujeres a su Ejecutivo –Joana María Camps Bosh, Nuria Riera Martos y Sandra Fernández Herranz- que hasta entonces tan solo estaba integrado por hombres. Bauzá niega que obre por cuotas o de cara a la galería. Ahora acaba de fichar para su secretaría personal de Presidencia a una joven profesional del periodismo, políglota, que fue miss Baleares en 2009. Verónica Hernández Rodríguez (Palma, 1987) ha logrado tantas portadas locales -y más impacto en el exterior de las islas- que como cuando recibió la banda y la corona de belleza regional. Desde niña quiso ser miss y política, aseguró. En su biografía no institucional consta que fue dama de honor en un concurso y que subió al pódium al año siguiente. Entonces indicó que esperaba que la victoria le ayudara para su carrera profesional, “que le sirviera de trampolín”.

Esta persona de confianza para los secretos del presidente es licenciada por la Universidad San Pablo CEU de Madrid en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Domina el inglés y el alemán, idioma clave para las relaciones turísticas y empresariales del Gobierno balear. Ha trabajado en períodos de prácticas y rodaje en diferentes medios: en la televisión oficial autonómica balear Ib3 el canal de TV online ActitudTV, Interviú y la Cope de Mallorca. Obviamente domina las pasarelas. Hizo un Erasmus en Alemania y un curso de Diseño de Múnich y de mercadotecnia online. Domina el activismo en las redes sociales.“Estoy convencida de que puedo llegar lejos”, dijo al ser proclamada belleza de concurso.

El sueldo estipulado de la secretaria miss es de 50.023 euros al año más dietas. Nada más llegar al poder Bauzá elevó en 2011 el salario a su núcleo de confianza en Presidencia mientras se jactaba de reducir cargos y recortar sueldos al conjunto de la administración. Los Tribunales derribaron el aumento a su cúpula de confianza. La anterior secretaria, Elvira Bonnail, tendrá otro destino en la estructura del Gobierno.