Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PP reconoce que permite a sus cargos públicos cobrar un doble sueldo

Todos los barones, salvo Rudi, Valcárcel y Camacho, niegan una compensación extra

Algunos “gastos de representación” superan los 50.000 euros

Ampliar foto
Alberto Fabra, José Ramón Bauzá, Luisa Fernanda Rudi y Alberto Núñez Feijóo durante la Junta Directiva Nacional del PP.

El Partido Popular, que siempre ha rechazado el término “sobresueldo”, admitió este lunes que sus cargos públicos tienen derecho a percibir una doble compensación. La dirección nacional reconoce que contempla esa posibilidad para los presidentes regionales —si la legislación autonómica no lo prohíbe—, diputados, senadores e incluso sus parlamentarios en las Cámaras autónomas. Lo dijo el número tres de la formación, el vicesecretario de Organización y Electoral, Carlos Floriano, quien además atribuyó a esas cantidades la categoría de “sueldo”, cuando en realidad la ley permite cobrarlas como “gastos de representación”.

“Los que son cargos públicos reciben una parte por cargo público y la otra parte por el partido”, aseguró en una comparecencia en la sede nacional del partido. Preguntado por la pauta utilizada para gestionar las compensaciones a sus cargos, Floriano trató de ceñirse al PP nacional: “En Génova no se cobran ni sobresueldos ni sobrenada. Se cobran sueldos”. “Sueldos”, enfatizó. “Esto es lo que hay. Sueldos”. El dirigente popular explicó a continuación en qué consiste el criterio del partido: “Los que son cargos públicos reciben una parte por cargo público y la otra parte por el partido. Los que no son cargos públicos, todo por el partido. Los que son cargos públicos del Congreso y del Senado, reciben por el Congreso y por el Senado y otra parte por el partido. Los que son diputados en la Asamblea de Madrid reciben la parte por la Asamblea de Madrid y la parte por el partido”. “Por tanto, no hay sobresueldos. Hay sueldos”, razonó.

Solo la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y la líder del PP en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho admitieron que cobran una compensación. Todos los demás barones, a partir de la número dos del PP, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, negaron recibir una retribución extra. La gran mayoría de los parlamentarios del Grupo Popular con responsabilidades en Génova, 13, y los diputados o senadores miembros del Comité Ejecutivo Nacional perciben, por ejemplo, una compensación por “gastos de representación” que en algunos casos supera los 50.000 euros, según las declaraciones de bienes y rentas correspondientes al pasado ejercicio. Los ministros y los secretarios de Estado solo cobran del Gobierno.

¿Pueden cobrar dos sueldos según la ley? Las incompatibilidades de diputados y senadores se recogen en el artículo 70 de la Constitución y en seis artículos de la Ley de Régimen Electoral. Por regla general, no pueden compaginar el cargo con “el desempeño de actividades privadas” y, en particular, con empresas que tengan contratos de obras con la Administración. Pero hay excepciones, como la administración del patrimonio personal o familiar (con ciertos límites), la producción y creación literaria, científica y técnica o las actividades que sean autorizadas por la respectiva comisión de cada Parlamento.

Además, en esta legislatura, solo un diputado, de Amaiur, fue advertido de la incompatibilidad de sus dos retribuciones, ya que ambas procedían de entidades públicas. Así, otros diputados pueden mantener otras “actividades económicas” que les reportan, en algunos casos, más de 500.000 euros, según su propia declaración.

En Murcia, Ramón Luis Valcárcel recibe 65.355 euros como presidente del Gobierno autónomo y 18.030 euros en forma de asignación del PP. Luisa Fernanda Rudi percibe 15.000 euros para completar su salario de poco más de 80.000 euros. En Cataluña, la líder de la formación, Alicia Sánchez-Camacho, no especifica en su declaración de bienes del Senado qué parte de su retribución, de 108.973 euros, corresponde al partido. Se limita a asegurar que recibe esos ingresos de su grupo en el Senado, del Parlamento de Cataluña, el Partido Popular de Cataluña y el Ministerio de Trabajo.

Un caso intermedio es el del presidente del PP navarro, Enrique Martín, que recibe gastos por kilometraje y dietas, siempre previa presentación de justificantes.

El resto de los barones regionales del PP, a excepción del presidente de Cantabria, Ignacio Diego, que no se ha pronunciado, niega los sobresueldos. Es el caso del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que realizó un desnudo de sus datos fiscales el pasado 21 de febrero. En la oposición cobraba como diputado y ahora recibe el sueldo de presidente (71.720 euros).

En un caso parecido está el balear José Ramón Bauzá, cuya información fiscal incluye solo la remuneración de 63.511 euros por ocupar la presidencia del Gobierno autonómico. En Euskadi la formación conservadora aseguró este lunes que sus diputados, encabezados por Antonio Basagoiti, tampoco equilibran su nómina con gastos de representación.

En Madrid se da la peculiaridad de que la presidenta del PP, Esperanza Aguirre, renunció el pasado 17 de septiembre a la presidencia de la Comunidad y a su escaño como diputada. Ni ella ni el actual presidente, Ignacio González, perciben sobresueldos, algo que la ley de incompatibilidades propia de esa comunidad limita especialmente.

“Ningún cargo orgánico cobra absolutamente nada del partido”, indicaron fuentes del PP de Castilla y León, mientras que en Castilla-La Mancha, una ley socialista prohíbe a quien ocupe la presidencia, ahora María Dolores de Cospedal, cobrar cualquier retribución o compensación al margen del suelo oficial.

Tampoco en Valencia y en Andalucía, donde los barones Alberto Fabra y Juan Ignacio Zoido hicieron públicas sus declaraciones, perciben un segundo sueldo del partido. Al igual ocurre en La Rioja y en Extremadura, donde Pedro Sanz y José Antonio Monago ocupan tanto la presidencia autonómica como la del PP regional.

En Canarias, el presidente del PP es el ministro de Industria, José Manuel Soria, que tiene expresamente prohibido recibir otra retribución al margen de su sueldo.

Más información