Selecciona Edición
Iniciar sesión

La Casa del Rey rendirá por primera vez cuentas públicamente de todos sus gastos

La Casa del Rey detallará públicamente la ejecución de su presupuesto

Por primera vez en su historia, una vez entre en vigor la Ley de Transparencia, La Zarzuela rendirá cuentas de todos sus gastos ante los ciudadanos. Desde 2007, tiene un interventor interno, Óscar Moreno Gil, y desde 2011 publica un breve desglose —el último ocupa tres folios— de las partidas en que se gasta la asignación que recibe cada año del Gobierno —la última, de 7,9 millones de euros—. Pero nunca ha publicado la ejecución de ese presupuesto; es decir, en qué se había gastado cada céntimo o cuánto le había sobrado de esa asignación que recibe del Ejecutivo. Una vez entre en vigor la Ley de Transparencia, esos datos serán públicos, según ha sabido EL PAÍS de fuentes conocedoras de la negociación.

Al publicar la ejecución de su presupuesto, La Zarzuela, que pidió al Gobierno hace más de dos meses su incorporación a la Ley de Transparencia, tendrá que detallar mucho más sus cuentas.

Así, se sabrá, por ejemplo, cuántos banquetes ha organizado la Casa del Rey —como el que presidieron el pasado lunes los Príncipes en el Palacio Real para un centenar de personalidades del mundo de las letras— y cuánto han costado. Se conocerán todos los contratos de La Zarzuela, los gastos de calefacción, jardinería y desplazamientos, y se está negociando si también la forma en que el Rey distribuye libremente la asignación que reparte entre la Reina, la princesa de Asturias y las Infantas. Hasta ahora, La Zarzuela solo hacía público el total. Por ejemplo, para este ejercicio, el Monarca dispone de un máximo de 260.000 euros a repartir entre doña Sofía, doña Letizia y doña Elena por gastos de representación —la infanta Cristina no recibe actualmente esa asignación porque no participa en actos oficiales desde la imputación de su marido, Iñaki Urdangarin.

Camino a la transparencia

28 de diciembre de 2011. En pleno escándalo por el caso Urdangarin, la Casa del Rey publica por primera vez sus cuentas. Un breve desglose de las partidas en que reparte la asignación que recibe del Gobierno (aquel año, 8,4 millones de euros). Es la primera vez que se conoce el sueldo del Rey: (292.000 euros), y el del Príncipe, justo la mitad.

21 de enero de 2013. La Zarzuela presenta las cuentas por tercera vez en su historia. El presupuesto es un 4% más bajo que el año anterior: 7,9 millones de euros. Y anuncia que devolverá al Estado 27 de los 72 coches oficiales de los que dispone y que reducirá el número de conductores de 68 a 61. La Casa del Rey asegura que ha perdido más de 20 puntos de poder adquisitivo en los últimos años al comparar la evolución del IPC general entre 2003 y 2013 (un 30,40%) con la del presupuesto de la Casa, que en ese mismo periodo se incrementó un 9,81%.

4 de abril de 2013. La Casa del Rey comunica que lleva dos meses negociando con el Gobierno su incorporación a la Ley de Transparencia, pese a que el Ejecutivo se había opuesto en repetidas ocasiones cuando así lo reclamaba la oposición. Dos representantes de cada lado, Ejecutivo y Casa del Rey, se reúnen media docena de veces para estudiar los modelos de otras casas reales europeas y decidir los términos. La negociación está casi cerrada.

Al hacer pública la ejecución de ese presupuesto, La Zarzuela detallará no solo en qué ha gastado esa asignación que le entrega cada año el Gobierno, sino también lo que no ha gastado. Por ejemplo, si no surgen imprevistos, y el fondo de contingencia que la Casa del Rey reserva cada año no ha tenido que utilizarse, les sobraría dinero. El de este año asciende a 96.582 euros.

La Corona se incorporará a la Ley de Transparencia en el artículo 2, junto al Congreso, el Senado, el Tribunal Constitucional o el Consejo del Poder Judicial, de forma que se controlarán las actividades reguladas por el derecho administrativo: presupuestos, contrataciones y personal.

Además de los datos que la Casa del Rey hará públicos al incorporarse a la Ley de Transparencia, la entrada en vigor de la norma también detallará gastos de la jefatura del Estado que hasta ahora no eran públicos. Es decir, tal y como avanzó este diario, se sabrá cuánto cuestan los viajes, la Guardia Real, los vehículos oficiales o el mantenimiento de palacios. Gastos que asumen, respectivamente, los ministerios de Exteriores, Defensa, Hacienda y Presidencia. Sí habrá alguna restricción al revelar gastos en seguridad de la Casa del Rey, que asume Interior.

PP y PSOE siguen negociando actualmente los términos de la incorporación de la Corona a la Ley de Transparencia. Fue el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, quien llamó a la vicepresidenta del Gobierno después del debate del estado de la nación para manifestarle el interés de la Casa de incorporarse a la ley. “No nos podíamos quedar fuera”, aseguran fuentes de La Zarzuela. Hasta ese momento, el Ejecutivo siempre se había opuesto a incluirla.

El Convenio del Consejo de Europa sobre Acceso a Documentos Públicos no obliga a las casas reales a someterse a la Ley de Transparencia, como se encargó de recordar la vicepresidenta cuando el Gobierno se oponía a incluir a la Corona. Sáenz de Santamaría ponía de ejemplo a la monarquía británica, que no está incluida en la Freedom of Information Act, el equivalente allí a la Ley de Transparencia. Pero eso no ha impedido a la casa real británica ser una de las más transparentes. Frente a los tres folios de las cuentas que hasta ahora presentaba la Casa del Rey, las de la casa real británica ocupan casi 150 y detallan incluso el gasto en bebidas alcohólicas: 400.000 libras en 2012.

El Monarca explicará su herencia

La Zarzuela planea dar explicaciones sobre la herencia del Monarca y las cuentas en Suiza y lleva semanas reuniendo información sobre el asunto. Diversos medios publicaron que el padre del Rey, don Juan de Borbón, dejó en 1993 una herencia de 1.100 millones de pesetas (unos seis millones de euros), incluidos 730 millones en cuentas bancarias en Suiza. A la muerte de su padre, don Juan Carlos recibió una parte de esa herencia (375 millones de pesetas). Aunque se dará explicación de la herencia, el patrimonio del Rey no estará incluido en la futura Ley de Transparencia. Según explica uno de los asesores de la redacción de la nueva ley, la publicación del patrimonio solo tiene sentido para comprobar si un determinado cargo público se ha enriquecido especialmente gracias a su puesto, favoreciendo a terceros con sus decisiones. Como el Monarca no toma decisiones políticas y no está afectado por la ley de conflicto de intereses e incompatibilidades, este experto no ve necesaria la publicación de su patrimonio.

Esta es, sin embargo, una de las reclamaciones hechas públicas por el PSOE, que extiende no solo al Rey, sino también al resto de miembros de la familia real.

Más información