Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP aparta de la Junta Nacional al dirigente que amenazó a los antidesalojos

Sigfrid Soria ofreció en Twitter "una hostia" a los "perroflautas" si sufría acoso

Soria compara a los antidesahucios con los nazis que marcaban a los judíos

Comentarios de Sigfrid Soria en su perfil de Twitter.

Lejos de apagar el fuego, el exdiputado del PP Sigfrid Soria ha echado mano de la lata de gasolina. El político, que actualmente ocupa un cargo orgánico en el partido, se ha ratificado "absolutamente" esta mañana en la cadena SER en las palabras que publicó ayer en su cuenta de Twitter respecto a los escraches, y se ha mostrado sorprendido por el "revuelo que se ha armado".  Tres horas después, el PP ha anunciado que será apartado de la Junta Directiva Nacional, un órgano integrado por unos 600 miembros del partido de toda España.

El exparlamentario popular en la Cámara canaria afirmó en su perfil de la red social que si “algún perroflauta” le llegara a acosar por la calle, a intimidar o a agredir “la hostia que se lleva ni se la va a creer”, en referencia a las acciones de hostigamiento que realizan los miembros de la plataforma antidesahucios. "Si llegara el momento de que mi familia o yo mismo recibimos una amenaza, ejerceré mi legítimo derecho a la defensa", ha explicado Soria, quien ayer amenazó con "arrancar la cabeza" a quien se atreviera a agredir a alguna de sus hijas. Soria ha parafraseado al presidente del Gobierno y líder de su partido al advertir que los escraches son "profundamente antidemocráticos".

El político se ha convertido esta mañana en trending topic y lejos de intentar calmar los ánimos en las redes sociales, ha continuado con el envío de mensajes incendiarios: "Los nazis pintaban Estrellas de David. Ahora se usan pegatinas". También ha ratificado "su derecho a la legítima defensa" en caso de ser objeto de acoso, señalamiento o agresión.

Sigfrid Soria.

Preguntado sobre si los señalamientos a políticos son considerados por él como violencia, Soria ha afirmado que ha habido "intentos de quema de viviendas" y se ha preguntado: "¿Cuánto tiempo vamos a tardar en asistir a un drama?".

Las declaraciones de Soria llegaron justo el día en que el Ministerio del Interior anunció que se establecería un perímetro de seguridad para proteger la viviendas de los políticos que sufran este tipo de acoso; hasta ahora solo ha afectado a miembros del PP y del Gobierno. Los casos más sonados han sido los de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el del dirigente popular, Esteban González Pons.

Para evitar este tipo de situaciones, el partido de Mariano Rajoy pidió hace unos días calma a sus miembros. Muchos de ellos se han pronunciado en los últimos días contra esta práctica que va encaminada a presionar a los diputados para que se salten la disciplina de voto en el Congreso de los Diputados y apoyen la dación en pago que está recogida en la Iniciativa Legislativa Popular que admitió a trámite en el Congreso y que ahora está siendo refundida con el texto de la reforma de la Ley Hipotecaria y con las enmiendas de la oposición, lo que, según los promotores de la ILP, descafeína su contenido.

Más información