Política

La contabilidad secreta de Bárcenas lleva las finanzas del PP ante el juez

El magistrado Ruz vincula los papeles del extesorero con el ‘caso Gürtel’

Luis Barcenas, rodeado de periodistas, llega a su domicilio del distrito de Salamanca, de Madrid. / Cristobal Manuel

La contabilidad manuscrita secreta del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas, destapada por EL PAÍS el pasado 31 de enero y negada sistemáticamente por los dirigentes de la formación conservadora, será investigada por la Justicia. El magistrado de la Audiencia Nacional Pablo Ruz agravó este jueves en el severo aprieto del partido del Gobierno al vincular oficialmente los llamados papeles de Bárcenas con el caso Gürtel, la gran trama de corrupción en los aledaños del PP, que también instruye él. Ruz, en un auto dictado este jueves, abrió una pieza separada para investigar la supuesta contabilidad B del PP, en la que figuran entradas de dinero por 7,5 millones de euros entre 1990 y 2008 supuestamente procedentes de empresarios con intereses en adjudicaciones públicas, y el reparto de parte de estos fondos entre diferentes dirigentes del partido. De acuerdo con esta contabilidad artesanal que todos los expertos grafólogos consultados atribuyen sin duda a Bárcenas, entre los supuestos receptores de estos fondos figuran, entre otros, Javier Arenas, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Dolores de Cospedal y el propio presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy. Y también hay supuestos pagos a asesores como Pedro Arriola o gastos para cubrir ayudas a víctimas del terrorismo.

En su resolución, Ruz pone en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción la apertura de las diligencias judiciales. Este aviso obliga al ministerio público a dejar la investigación que abrió de oficio después de que este periódico publicara la contabilidad secreta de Bárcenas.

La vinculación del caso Gürtel y los papeles del extesorero —y la consiguiente judicialización de la contabilidad B— ha sido una petición recurrente de algunas acusaciones particulares personadas en el sumario de la trama corrupta liderada por Francisco Correa, especialmente el Partido Socialista del País Valenciano (PSPV). El juez Ruz, en un principio se mostró remiso a establecer esta conexión. Sin embargo, el pasado 1 de marzo cambió de parecer y pidió a la Brigada de Blanqueo de Capitales de la Policía que le presentara “a la mayor brevedad” un informe sobre los posibles puntos de conexión entre el caso Gürtel y los papeles de Bárcenas.

La nueva apreciación de Ruz coincidió en el tiempo con la presentación de al menos dos querellas sobre los papeles de Bárcenas en los juzgados de Instrucción de Madrid, con sede en la Plaza de Castilla —una del sindicato Manos Limpias y otra del Observatorio Desc contra la corrupción— y otra querella de Izquierda Unida en la propia Audiencia Nacional. Esta denuncia de la coalición liderada por Cayo Lara recayó por turno de reparto en el Juzgado Central de Instrucción número 3, presidido por el magistrado Javier Gómez Bermúdez, que llegó a abrir diligencias y solicitar a la Fiscalía un informe sobre la competencia para investigar los hechos.

La posibilidad de que alguno de los jueces que recibieron las querellas decidiera abrir una investigación y que dos casos conectados quedaran desperdigados en diferentes sedes judiciales con el consiguiente retraso aceleró la decisión.

El pasado miércoles, el informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales llegó a la mesa de Ruz. Sobre este documento policial, de 35 páginas, el magistrado establece la relación entre ambas tramas y se encarga de la investigación de la contabilidad B.

El documento policial recoge cuatro correspondencias entre las personas, hechos y momentos recogidos en el sumario de Gürtel, abierto en 2008, y los papeles de Bárcenas, que vieron la luz el pasado 31 de enero. También arroja gruesos nubarrones sobre la financiación del Partido Popular en los últimos quince años.

La primera coincidencia es la documentación intervenida al exsecretario de organización del PP gallego, Pablo Crespo, en una caja fuerte en febrero de 2009. En estos papeles se detalla un “doble sistema de facturación de los actos” electorales del PP gallego en las campañas electorales municipal y autonómica de 1997 y 1999 y aparece una entrega, sin recibo, a la “sede nacional” de 21 millones de pesetas (126.000 euros) en mayo de 1999. En la contabilidad de Bárcenas consta en ese mes una entrega de un tal “P. Crespo” por esa cantidad exactamente.

La segunda coincidencia, tiene que ver con la documentación sobre las campañas electorales del PP gallego entre abril y octubre de 1999 hallada en el domicilio de José Luis Izquierdo, supuesto contable del cerebro del Gürtel, Francisco Correa. En ella figura una entrada de nueve millones de pesetas (54.000 euros) en octubre de 1999 con origen en Alfonso García Pozuelo, presidente de Constructora Hispánica. En los papeles del extesorero del PP Bárcenas, constan entradas en enero, julio y noviembre del año 2000 por un valor total de 12 millones de pesetas (72.000 euros). La policía considera en su informe que estas anotaciones son “compatibles con los ingresos anotados en la contabilidad B de Correa”, que abarcan un periodo comprendido entre 1999 y 2001.

El tercer indicio de conexión son las supuestas entregas de dinero del empresario García Pozuelo a la red de Correa entre febrero de 2002 y julio de 2004. Estas donaciones, tienen, según la Policía, “presunto origen en adjudicaciones de contratos públicos” a Constructora Hispánica. El 27 de noviembre de 2003, figura en los documentos del contable Izquierdo una entrada atribuida a García Pozuelo de 600.000 euros. Esta cantidad fue distribuida posteriormente entre “diversos partícipes”, entre ellos el propio constructor, que se quedó con un sobre con 60.000 euros en metálico.

En los papeles del extesorero Bárcenas publicados por EL PAÍS consta un ingreso de 60.000 euros a nombre de “Alfonso Gª Pozuelo” con fecha de 4 de diciembre de 2003, esto es una semana después de la fecha en la que, según la contabilidad de Correa, se repartieron las supuestas comisiones por la adjudicación del contrato.

La investigación ha sido encomendada al mismo equipo policial que ya indagó sobre los papeles de Bárcenas a las órdenes de la Fiscalía Anticorrupción. La Brigada de Blanqueo de Capitales también hace constar como cuarto indicio la declaración que prestó el exempleado del PP ante el juez Ruz el pasado 25 de febrero. Bárcenas fue citado ese día para aclarar el origen del dinero —no menos de 38 millones de euros— que guarda en cuentas en bancos suizos y que ha sido destapada por una comisión rogatoria del caso Gürtel.

En ese interrogatorio, Bárcenas entregó al juez un cuadro con el título “Donativos Partido Popular”, que recoge que la formación conservadora recibió entre 1999 y 2007 un total de 33,1 millones de euros. De esta cantidad, 23,7 millones pertenecen a entregas anónimas de dinero. Este cuadro está confeccionado supuestamente con datos remitidos por el PP al Tribunal de Cuentas en distintos ejercicios.

Pese a que aprecia conexión entre ambas causas, Ruz ha decidido investigar los papeles de Bárcenas como una pieza separada del caso Gürtel por razones de “economía procesal”. La resolución del titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 no es firme, y se puede recurrir tanto ante el propio Ruz como en apelación ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana