Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La salud de don Juan Carlos

El Rey será operado el 3 de marzo de una hernia discal

La intervención obliga al Monarca a aplazar el viaje a Marruecos invitado por el rey Mohamed VI

El Rey, de 75 años, volverá a pasar por el quirófano, o como a él le gusta llamarlo, “el taller”, para ser operado el próximo 3 de marzo de una hernia discal en la columna lumbar. Será su cuarta intervención en 10 meses; la séptima desde mayo de 2010 y la número 12 en toda su vida.

Esta nueva operación ha obligado a don Juan Carlos a aplazar el viaje a Marruecos por invitación del rey Mohamed VI, amigo personal del Monarca, que tenía previsto realizar del 3 al 5 de marzo. Iba a ser su primer viaje desde la última intervención a la que se sometió, el pasado noviembre, para implantarle una prótesis en la cadera izquierda, que tenía, en sus propias palabras, “muy maltrecha” por la artrosis.

Ahora es una antigua hernia la que le hace pasar de nuevo por el quirófano. Los médicos detectaron el pasado 14 de febrero durante el chequeo anual “una agudización” de esa hernia “en columna lumbo-sacra y estenosis de canal” que le impide caminar totalmente recto desde hace meses. Tras practicar diversas pruebas al Monarca durante esta semana, han decidido que “el tratamiento más adecuado es la intervención quirúrgica”, según informó ayer la Casa del Rey en un comunicado. El doctor Manuel de la Torre Gutiérrez y su equipo realizarán la operación en la clínica privada La Milagrosa, de Madrid. La operación tiene como objetivo “la descomprensión neurológica y la estabilización raquídea”, detalla el comunicado firmado por Miguel Fernández Tapia-Ruano, jefe del servicio médico de la Casa del Rey.

La Zarzuela no detalló ayer cuánto tiempo podría estar de baja, aunque fuentes de la Casa del Rey aclaran que la recuperación llevará más tiempo que la última operación de cadera. En esa ocasión, don Juan Carlos permaneció diez días ingresado y un mes aproximadamente de baja, hasta la celebración de la Pascua Militar el pasado 6 de enero, que presidió con muletas. Aún camina con ellas por seguridad, según las mismas fuentes.

El Monarca ya ha comunicado al rey Mohamed VI los motivos del aplazamiento del viaje a Marruecos, y según un comunicado de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, “ambos han reafirmado la voluntad común de que esta visita se produzca lo antes posible”.

El Rey solo tenía previsto hacer dos viajes en los próximos meses: este a Marruecos y otro a principios de mayo a Florida (EEUU), con motivo del 500º aniversario de la llegada allí del descubridor español Ponce de León.

La salud de don Juan Carlos se ha resentido especialmente en los últimos tres años. En ese intervalo ha sido intervenido tres veces de la cadera: dos en abril de 2012 tras romperse el lado derecho en una cacería en Botsuana y la última en noviembre pasado en el lado izquierdo, por artrosis. Además, ha sido operado de una rotura del tendón de Aquiles (septiembre de 2011), de la rodilla derecha para colocar otra prótesis (junio de 2011) y de un tumor benigno en el pulmón derecho (mayo de 2010).

Antes de 2010, y salvo una intervención para eliminar varices de la pierna derecha en marzo de 2001, todas las operaciones del Monarca habían tenido que ver con lesiones consecuencia de la práctica de sus deportes favoritos. Así, en diciembre de 1991 tuvo que ser operado en la rodilla derecha tras chocar con un esquiador en la estación de Baqueira (Lleida); en 1985 fue intervenido por una fibrosis consecuencia de una caída esquiando en Suiza dos años antes, en la que había sufrido una fisura en la pelvis; y en 1981 pasó por el quirófano por heridas en tórax, muslo, antebrazo, manos y nariz tras romper una puerta de cristal durante un partido de squash en La Zarzuela con el tenista Manolo Santana.