La red Gürtel sobornó al exmarido de Mato por su cargo clave en el PP

Sepúlveda recibió 312.000 euros por ser responsable de acción electoral del PP

Los supuestos sobornos empezaron cuando estaba casado con la ministra

Ampliar foto
Jesús Sepúlveda, fotografiado el pasado día 6 en la urbanización de Aravaca (Madrid), donde vive.

Jesús Sepúlveda, exalcalde de Pozuelo (2003-2009) y exresponsable Electoral del PP (1993-2003), cobró más de 560.000 euros de la red Gürtel, la trama de corrupción vinculada al PP, entre 1998 y 2005. Gran parte de los supuestos sobornos (312.000 euros) se registraron cuando Sepúlveda se encargaba de la organización de actos del partido y su entonces esposa, la actual ministra de Sanidad, Ana Mato, era responsable del área de participación y acción sectorial. Así lo establece, tras cuatro años de investigación, el juez Pablo Ruz en un auto que arroja nueva luz sobre la penetración de la trama corrupta en el PP y en figuras clave como Sepúlveda, despedido de la formación política hace solo dos semanas.

También señala el juez Ruz que hay indicios de financiación ilegal del PP en Pozuelo (Madrid), el Ayuntamiento del que fue alcalde Sepúlveda, por parte de la red. El juez sostiene así que “desde 1998 y hasta al menos mayo de 2005”, Sepúlveda habría recibido “diversos regalos en forma de vehículos, viajes y eventos familiares [de la red corrupta] en consideración a su cargo primero de senador y alcalde de Pozuelo de Alarcón” y como comisiones por “contratos” que “irregulamente habría adjudicado” a la red bien “directamente” o por su “intermediación”.

Pero lo relevante del auto es que especifica también lo recibido por Sepúlveda entre 1998 y 2003, cuando no era aun alcalde de Pozuelo: 312.000 euros. Luego llegó a ese cargo local en el verano de 2003 y se mantuvo en él hasta 2009, cuando dimitió tras verse implicado en el cobro de comisiones de la red Gürtel. Antes de ser alcalde sí fue durante años secretario ejecutivo electoral del PP (responsable de las campañas y mítines) y tenía trato frecuente con Correa, que era el suministrador del partido para esos eventos. Entre 1999 y 2003 su entonces esposa, Ana Mato, era secretaria ejecutiva de participación en el PP, en su misma categoría. En el Congreso del PP en 2003 Mato fue ascendida a coordinadora de Organización, pero Sepúlveda ya no estaba en el partido. En este último auto de Ruz no se hace mención a Ana Mato, pero sí en el penúltimo, donde se detallaron los numerosos viajes y eventos en los que ella intervino y que supuestamente pagó la red. No obstante, el juez prosigue con la investigación sobre los eventos que organizó y supuestamente pagó la red para Sepúlveda y su exesposa y los hijos de ambos. Ruz ha citado a declarar para el 7 de marzo, en calidad de testigos, al dueño de la firma Producciones El Zurdo. Y a Pedro Miguel González, responsable de la empresa Interglobo. Indaga si Mato (oficialmente separada de Sepúlveda desde 2005, hasta entonces tenía régimen de gananciales, aunque ella asegura que la separación física se produjo en 2000) estaba al tanto de las actividades lúdicas que, entre 2001 y 2005, organizó la trama Gürtel en su propia casa con motivo de los cumpleaños de sus hijos y otros eventos.

Aunque la oposición ha pedido su dimisión, e incluso desde sus propias filas la expresidenta de Madrid Esperanza Aguirre ha comentado que ella ya habría destituido a Mato, la ministra se niega a dejar el cargo y no cesa de decir que el responsable de todos esos actos era su exmarido. Y afirma que era él quien se hacía cargo de esos gastos. Los informes de la brigada antiblanqueo de la policía, la UDEF, acaban de certificar que tanto los actos lúdicos como los viajes los abonó Correa. Y sumaron en total 566.992 euros.

La documentación incautada en las oficinas y almacenes de Gürtel revela que para montar en su casa los escenarios para las actividades con los niños (payasos, globos…) “la persona de contacto” era “Ana Mato”. Y junto a esa indicación figura su teléfono personal.

Javier Nombela, implicado en Gürtel y exasesor del Ayuntamiento de Madrid, se trasladaba en nombre de Correa al domicilio familiar de Sepúlveda y Mato para inspeccionar la instalación del evento a instancias de Correa. “No puede fallar nada”, decía. En una de esas fiestas, Gürtel gastó 40.000 pesetas en globos y se lanzaron kilos de confeti. Según el sumario, la propia Mato deseó que le pusieran en su jardín, para un cumpleaños, un arco de las maravillas y otros ornamentos.

Por eso Ruz quiere interrogar a los directivos de esas empresas, una de las cuales precisó que una fiesta no la habían cobrado y otra se había montado gracias al contrato de la fiesta de ascenso del Club de Fútbol Getafe a primera división. No obstante, el juez aún no se pronunciado sobre la situación jurídica de la ministra.

La ministra, su equipo y el Gobierno defienden que esas acusaciones ya fueron archivadas en su día por un juez y que no aportan nada nuevo. El juez Antonio Pedreira, del Tribunal Superior de Madrid, sobreseyó el asunto de los viajes de Mato, pero porque entendió que estaban prescritos.

Su exmarido ya fue interrogado el pasado día 13 por el juez Ruz. Se negó a declarar sobre las comisiones que recibió supuestamente de la red Gürtel y, a las puertas de la Audiencia Nacional, salió en defensa de Mato ante los periodistas: “Creo que ella es inocente”. Sepúlveda está acusado de delitos de cohecho (recibir comisiones), prevaricación (dar contratas públicas a Gürtel saltándose la ley) y contra la Hacienda Pública (no declarar esos dineros).

Ruz atribuye y detalla los gravísimos delitos. Destaca que, entre febrero de 2002 y finales de 2004, Sepúlveda habría recibido con “periodicidad mensual” cantidades de entre 8.000 y 24.000 euros, hasta sumar un total de 256.259 euros. Y que habría cobrado otros 200.000 por comisiones de obras en cuya adjudicación intervino directa o indirectamente. Se trata de pagos que “aparecen indiciariamente vinculados con adjudicaciones irregulares efectuadas en el Ayuntamiento de Pozuelo, tanto de obra pública como de eventos, concedidas, entre otras, a la mercantil Easy Concept [firma de la trama del cabecilla Francisco Correa]; y en el caso de obras, la adjudicación del proyecto de remodelación del camino de las Huertas a la firma Constructora Hispánica por dos millones de euros, por la que la organización del señor Correa habría percibido 50.000 euros”.

Ruz también cree que Sepúlveda recibió de la red otros 13.926 euros por la adjudicación a Realgreen de la colocación de carteles para el PP para las elecciones de 2003 y 2004, así como un vehículo Ranger Rover 4.4 V8 tasado en 83.000 euros.

Ana Mato: “Es una infamia”

La ministra de Sanidad, Ana Mato, tuvo este lunes sesión de control al Gobierno en el Senado justo tras conocerse el auto del juez Pablo Ruz. El líder socialista madrileño, el senador Tomás Gómez, la increpó “por no enterarse de lo que pasa en el jardín de su casa, en su garaje ni en la sanidad madrileña”. Mato se revolvió: “No me cabía duda de que usted se iba a acoger a la infamia y a la descalificación personal”.

La senadora socialista María Chivite insistió en esa línea. Y la exministra replicó: “A ustedes no les importa ni les interesa la verdad. Voy a dedicar mis esfuerzos a mejorar la Sanidad y voy a cumplir con mis responsabilidades”. Luego añadió que se siente muy apoyada por Mariano Rajoy y por el Gobierno, y concluyó: “Yo no tengo ninguna responsabilidad, y así lo ha dicho ya un juez, por lo que haya podido o dejado de hacer otra persona”.

Más información