Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de manifestantes antidesahucios gritan “¡sí se puede!” ante el Congreso

Los concentrados se han enfrentado a los protaurinos que también estaban ante la Cámara Baja

El contraste entre las dos iniciativas legislativas populares que se debatían hoy en el Congreso –la declaración de los toros como bien de interés cultural y la presentada por los afectados por los desahucios– se ha podido ver también en los aledaños de la Cámara Baja, en la carrera de San Jerónimo de Madrid. Por un lado capotes, ropa de marca, gomina y banderas de España. Por otro, pancartas, bocinas, boinas, megáfonos y banderas republicanas.

Ante un Congreso en obras, vallado y con la fachada cubierta por un andamio, se han vivido algunos momentos de tensión entre ambos grupos. Los protaurinos, que han acudido a celebrar y eran más numerosos al principio, han sido increpados por muchos de los activistas antidesahucios, que han ido a protestar, eran más ruidosos y consideraban “una frivolidad” que la gente se preocupe por los toros cuando a otros les echan de sus casas.

Después de que la policía separara a ambos colectivos, alrededor de las cinco de la tarde los manifestantes antidesahucios eran ya muchos más. Se podían ver miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), del 15M, Yayoflautas y gente de todo tipo. A diferencia de las últimas ocasiones, la policía no los ha desplazado hasta la plaza de Neptuno y les ha dejado protestar delante de la Cámara Baja.

Una pancarta de unos 10 metros de largo en la que ponía Banqueros ladrones culpables de la crisis encabezaba al grupo de los concentrados, que a medida que se hacía más numeroso gritaba con más fuerza e indignación. Los gritos contra el bipartidismo, los políticos y los banqueros han sido la tónica habitual. El que más se ha repetido ha sido el de “asesinos”.

Uno de los protestantes retransmitía a través de un megáfono la sesión del pleno y hacia las seis de la tarde han empezado a correr rumores de que el Partido Popular iba a aceptar la admisión a trámite de la Iniciativa Legislativa, que pide la dación en pago retroactiva, una moratoria en los desahucios y la instauración de un alquiler social. Muchos no lo creían.

Cuando la noticia ha aparecido en la mayoría de medios y la gente ha empezado a transmitirla se ha producido una explosión de júbilo entre los concentrados, que han comenzado a aplaudir y gritar: “Si se puede”. La noticia ha calmado bastante la indignación de los manifestantes, que alrededor de las siete gritaban ya con menos rabia mientras algunos empezaban a irse a casa.