Selecciona Edición
Iniciar sesión

El PP da marcha atrás y accede a debatir la iniciativa popular sobre desahucios

El Grupo Popular apoya la toma en consideración la ILP sobre las leyes hipotecarias

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca sella el debate con gritos de “ fuera, fuera”

La sesión transcurría con alegatos de portavoces de la oposición en favor de aceptar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) sobre el impago de hipotecas y el requerimiento al Partido Popular (PP) para que no impidiera con su voto su toma en consideración, tal como había anunciado. En medio del debate, la diputada de Geroa Bai Uxúe Barkos informó a la Cámara de que una pareja de jubilados mallorquines se había quitado la vida tras recibir la orden de lanzamiento judicial, es decir, de ejecución del desahucio por impago.

Este era el clima y el contexto en el que se produjo la sorpresa. En el pasillo, mientras transcurría la sesión y aún con media hora de intervenciones por delante, el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, anunció que su grupo parlamentario votaría a favor de la toma en consideración de la iniciativa popular. Solo dos horas antes, este mismo portavoz había insistido, como el día y la semana anterior, en que su grupo votaría en contra. No de una manera agresiva, sino porque la ILP quedaba “obsoleta” toda vez que los postulados de su propio grupo, y del resto, superaban las propuestas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Además, los grupos políticos discuten sobre los cambios que introducirán en el decreto, convertido en proyecto de ley, sobre “protección de los deudores por impago de las hipotecas”. En una tarde parlamentaria extraña, en la que antes se había debatido otra iniciativa popular para declarar los toros como bien cultural, y esta vez con el voto de entrada favorable del PP, se produjo esta rectificación de los populares. Misión cumplida, por tanto, para los miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en su lucha de cuatro años para conseguir más de un millón de firmas para acompañar a la iniciativa popular.

Pero el cierre de la jornada fue agridulce porque los miembros de la Plataforma, encabezados por una de sus portavoces más conocidas, Ada Colau, fueron expulsados de la tribuna de invitados por gritar contra los diputados del PP. “Fuera, fuera, fuera”, coreaban para sorpresa del diputado del PP Teodoro García, que acababa de terminar una intervención que pretendió ser elogiosa y deferente hacia la Plataforma. También se puso muchas medallas al proclamar que lo que de verdad quedará cuando la legislación cambie es que “el PP estuvo al lado de los ciudadanos”. Este diputado reservó un apartado amplio a arremeter contra el PSOE y a su inacción durante su etapa de Gobierno.

“Señora Ada Colau, nosotros vamos con ustedes por el mismo camino”, proclamó el diputado del PP. Esas palabras fueron el detonante de que los miembros de la plataforma manifestaran ruidosamente su desacuerdo. No se lo esperaba el presidente del Congreso, Jesús Posada, que ordenó a los ujieres y a los policías de paisano que desalojaran la tribuna. Su alegato tendente a colocar al PP como adalid de la defensa de los desahuciados no sirvió de mucho, ya que los miembros de la Plataforma prorrumpieron en gritos de desaprobación.

Además de la ILP, los grupos discuten con el PP profundos cambios

Sí hubo también sorpresa entre otros grupos al dar por supuesto que no habría protesta una vez que el Partido Popular había anunciado su voto favorable.

Aunque los miembros de la Plataforma no tienen la menor intención de agradecer al PP su gesto de última hora, la cuestión de fondo es relevante porque los populares sí tomarán en cuenta sus reivindicaciones.

La Iniciativa Legislativa Popular, asumida de antemano por todos los grupos, se basa en: moratoria universal para los desahucios; dación en pago (saldo de la deuda con la entrega del inmueble) con carácter retroactivo y creación de un parque de viviendas para alquiler social mucho más amplio que las 6.000 casas que ha ofrecido el Gobierno.

La oposición aspira a superar la dación en pago para no perder la vivienda

Lo expresó enfáticamente la portavoz socialista Leire Iglesias, muy aplaudida por su grupo, con un compromiso rotundo con todas las propuestas de la PAH. No olvidó pedir disculpas en nombre de los socialistas, como ya ha hecho reiteradamente la portavoz parlamentaria Soraya Rodríguez, por no haber aliviado la situación de estas personas en sus siete años de Gobierno. El PSOE va a defender en sus enmiendas que no se pierda la vivienda y, por tanto, la dación en pago ya no debe ser el objetivo principal.

No fueron muy diferentes las intervenciones del resto de los portavoces. Pedro Azpiazu del PNV, Pere Macías de CiU, Joan Coscubiela de ICV, Joan Tardá de ERC, Joan Baldoví de Compromís-Equo; Olaia Fernández- Dávila del BNG, Pedro Quevedo de Nueva Canaria, Uxúe Barkos de Geroa Bai y, Rafael Larreina de Amaur, no dejaron dudas al respecto. Tampoco Carlos Salvador de UPN y Enrique Álvarez Sostres de Foro Asturiano. El único reproche a la Plataforma provino del diputado de UPyD Carlos Martínez Gorriarán al estimar que se había excedido en la presión con una carta “impresentable”. La Plataforma envió un escrito a los diputados para que declararan qué iban a votar. Y si era no, amenazaba con “señalarles” públicamente. Sin embargo, no señalará a nadie porque de 333 de los 334 votos emitidos fueron a favor. Hubo una abstención: la de José Manuel Albendea, del PP. Y lo fue por error.

Más información