Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anticorrupción pide a Hacienda todos los pagos del PP en los últimos 13 años

La Fiscalía ya ha entrado a fondo a investigar las cuentas del partido

Jorge Trías-Sagnier, abogado y exdiputado del PP. Ampliar foto
Jorge Trías-Sagnier, abogado y exdiputado del PP.

La Fiscalía Anticorrupción ya ha entrado a fondo a investigar las cuentas del Partido Popular en los últimos 13 años, tras solicitar a la Agencia Tributaria información sobre todos los pagos declarados por esta formación política desde 2000, según indicaron ayer a este periódico fuentes judiciales. Anticorrupción estudia ampliar su investigación también a las cuentas del PP en los años noventa.

En la contabilidad que maneja Luis Bárcenas, gerente del PP entre 1990 y 2008 y tesorero nacional desde ese año hasta mediados de 2009, se anotaron pagos periódicos (trimestrales o semestrales) a todos los secretarios generales y vicesecretarios generales que ha tenido el partido desde 1997, y a Mariano Rajoy como presidente de esta formación a partir de 2004, cuando sucedió a José María Aznar en el puesto.

Ya ha citado a Luis Bárcenas para que testifique y detalle cuánto conozca sobre todo el historial de pagos e ingresos del PP y los papeles manuscritos que se le atribuyen. Por otro lado, con independencia de su testimonio, Anticorrupción verificará la realidad de cada asiento contable que figuraba en tal registro de pagos e ingresos difundido. La investigación se inició de oficio el pasado 24 de enero a partir de las noticias publicadas. De modo inmediato, se cursó la petición de datos a Hacienda y al Tribunal de Cuentas. La Fiscalía Anticorrupción pretende cotejar el origen de ese documento por distintas vías, así como confirmar si los datos anotados son ciertos. Diversos peritos calígrafos han sostenido en estudios elaborados para varios medios de comunicación que la letra manuscrita de los papeles pertenece al extesorero.

Al menos media docena de dirigentes del PP que cobraron ocasionalmente dinero por diversas cuestiones, principalmente relacionadas con el problema del terrorismo, han confirmado a EL PAÍS que recibieron las cantidades que figuran anotadas en las cuentas de Bárcenas.

Fuentes de la investigación estiman que, de confirmarse los datos registrados en los cuadernos de Bárcenas, no habría delito fiscal por parte de los perceptores, ya que no habrían llegado a la cantidad de 120.000 euros defraudados. Pero no descartan que el Partido Popular, por la suma de tales abonos a sus cargos, sí hubiera incurrido en dicho delito en el caso de no haber realizado la retención fiscal por dichos supuestos pagos.

La Fiscalía Anticorrupción también ha solicitado al Tribunal de Cuentas la contabilidad que aportó este partido al organismo fiscalizador desde 2000 y los informes que se hicieron tras el estudio de esa documentación.

Con este sistema, los investigadores de la Fiscalía Anticorrupción pretenden contrastar los datos de la contabilidad oficial con los que aparecen reflejados en las cuentas de Bárcenas. En ellas se registraban entradas de dinero en forma de aportaciones de empresas —muchas de ellas irregulares, pues excederían el máximo permitido por la Ley de Financiación de Partidos Políticos— y salidas en forma de pagos por servicios de funcionamiento ordinario y extraordinario del partido —encargo de encuestas o informes jurídicos, ayudas a víctimas de ETA...—, junto a supuestos pagos de remuneraciones periódicas a la cúpula del Partido Popular.

La Fiscalía Anticorrupción también quiere verificar, si se comprobaran ciertas donaciones de empresarios al PP, si existieron o no irregularidades en el cumplimiento de la Ley de Financiación de Partidos Políticos. También pretende analizar si las donaciones tuvieron relación con la adjudicación de contratos públicos por parte de Administraciones gobernadas por el PP. Además de la investigación sobre las cuentas del PP, la Fiscalía Anticorrupción citó ayer como testigo al exdiputado nacional del PP Jorge Trías-Sagnier, abogado, escritor y amigo de Luis Bárcenas, para que declare mañana en relación con esta causa.

Trías-Sagnier declaró a EL PAÍS: “He visto la contabilidad que me han enseñado, pero no puedo acreditarlo”. Y publicó un artículo titulado ¿Sombras o certezas?, en el que aseguraba: “Por lo que yo pude saber, sí se entregaban sobres con dinero en efectivo que servían como complemento del sueldo que percibían algunos dirigentes. Creo que la cantidad máxima eran unos 10.000 euros al mes o su equivalente en pesetas antes de la moneda única. De ahí hacia abajo se percibían cantidades menores, según los cargos y responsabilidad. La mayoría de diputados y dirigentes del PP no percibía nada de esas cantidades. Y es por ellos, y especialmente por quienes les votaron, por lo que deberían dar una explicación, tanto Cospedal como Rajoy, que son quienes ahora dirigen el partido”.

Anticorrupción quiere conocer ahora qué pudo saber Jorge Trías-Sagnier y qué fuentes de información utilizó para conocer esos detalles sobre el supuesto pago de complementos salariales a altos cargos del PP.

Más información