Política

“Rajoy es un lastre. Debe abandonar”

Rubalcaba exige la dimisión del presidente del Gobierno en plena crisis por los papeles de Bárcenas. La petición del PSOE abre un abismo institucional con el PP

Desde los tiempos del “váyase, señor González”, dedicado en sede parlamentaria por el entonces presidente del PP, José María Aznar, a un desgastado (por los casos de corrupción, entre otras cosas) Felipe González en el último año de mandato del socialista, no había vuelto a verse en España la imagen que se vio ayer: el líder de la oposición pidiendo solemnemente la dimisión del presidente del Gobierno. Sin condicionales, sin matices: la dimisión, sí o sí. No vinculada a una petición de elecciones anticipadas, sino la dimisión personal, en frío, como única salida a una situación crítica.

No lo había hecho José Luis Rodríguez Zapatero cuando Aznar, ya presidente, metió a España en la guerra de Irak; no lo hizo Mariano Rajoy en su bronquísima primera legislatura de oposición al presidente Zapatero (aunque alguna vez amagó, a cuenta del proceso de diálogo con ETA). Solo a finales de 2010, con el país hundiéndose en la crisis económica, Rajoy le soltó a Zapatero en el Congreso: “Debe retirarse”. Pero fue para pedir a continuación elecciones anticipadas, y ya se dedicó a pedirlas durante meses hasta que finalmente sucedió.

Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario general del PSOE, lo hizo ayer. Tras dos semanas de conmoción en el PP por el caso Bárcenas y tres días después de que EL PAÍS publicase la contabilidad secreta del extesorero popular, Rubalcaba convocó a los periodistas para leer una “declaración institucional” con un único mensaje: Mariano Rajoy “es un lastre” y debe dimitir. “El señor Rajoy no puede dirigir nuestro país en un momento tan delicado como este. Su permanencia al frente del Gobierno no va a hacer sino agravar la crisis política. Le pedimos que abandone la presidencia y dé paso a otro presidente que pueda restablecer la confianza, la seguridad y la estabilidad que España necesita”, dijo.

Rubalcaba no aclaró si eso implicará pedir elecciones o promover una moción de censura (de improbable éxito porque el PP tiene mayoría absoluta). “Las derivadas parlamentarias habrá tiempo de analizarlas. Lo importante hoy es que este presidente está incapacitado. Se ha convertido en un problema. Ha añadido a la crisis una crisis de moral publica”, afirmó.

Fuentes del PSOE señalan, no obstante, que el partido no contempla por ahora el escenario electoral, y que lo que quiere es poner de manifiesto que Rajoy —que figura en las cuentas de Luis Bárcenas como receptor de supuestos pagos opacos— no puede seguir al mando en un momento “crítico”, con la ciudadanía desconcertada y la credibilidad de las instituciones amenazada. Se abre así un abismo institucional entre el Gobierno y el primer partido de oposición. “Hay una crisis pavorosa y el PP parece que no se da cuenta”, subrayan estas fuentes. Afirman, además, que Rajoy fue “mucho más agresivo” hace dos años, cuando pedía la dimisión de Zapatero “un día sí y otro también” por su gestión de la crisis.

Hasta ayer, el PSOE se había limitado a pedir —endureciendo el tono progresivamente— explicaciones a Rajoy. Este habló el sábado y negó haber cobrado dinero negro. Pero Rubalcaba cree que esa comparecencia demostró precisamente que el presidente está “incapacitado”. “No explicó, acusó. Se enrocó. Los ciudadanos esperaban del presidente no ataques, sino explicaciones”, protestó el socialista, que recordó que él había exigido al presidente que dijera si cobró sobresueldos y si los cobró en negro, y “a la primera pregunta no respondió”.

Rubalcaba mantuvo conversaciones durante todo el sábado con dirigentes del PSOE —incluidos Felipe González y Zapatero— y, según fuentes de su entorno, la decisión de pedir la dimisión de Rajoy tuvo un apoyo “total”. Los socialistas admiten que esto supone un giro en la línea de oposición y que la posibilidad de cerrar pactos de Estado con el PP se complica, pero aseguran que no tenían otra opción ante el callejón sin salida al que ha llevado el caso Bárcenas, que apunta directamente, según Rubalcaba, a “irregularidades en la financiación del PP”. Su conclusión es que Rajoy debe ser sustituido “por otro dirigente de su partido” (una precisión que Rubalcaba no hizo pero su entorno aportó después). ¿Quién? “Eso sería decisión del PP”.

El PP defiende su "legitimidad"

FRANCESCO MANETTO

“Mariano Rajoy tiene legitimidad suficiente para gobernar”. El PP, que esgrime como argumentos su amplia mayoría parlamentaria y los casi 11 millones de votos logrados en 2011, tardó unos minutos en salir en defensa del presidente del Gobierno después de que Alfredo Pérez Rubalcaba pidiera su dimisión.

Lo hizo Esteban González Pons, quien, además, convirtió esa defensa en un contraataque. “Rubalcaba se equivoca”, repitió el dirigente popular una y otra vez. “Rubalcaba es experto en la mentira, en la insidia con buenas palabras, y la provocación de la algarada callejera. No es experto en gobernar”, arremetió al acusarle de “intentar aprovecharse de la situación”. La dirección del PP considera irresponsable la exigencia del líder del PSOE y por eso, a la estrategia habitual de los últimos días, que hace hincapié en la teoría de la conspiración, unió ayer un endurecimiento de tono.

Tras acusarle de “ansiedad de poder” y “cinismo”, Pons insistió en que “España necesita ayuda y no más palos en la rueda”. “Los españoles están esperando de él \[Rubalcaba\] que muestre la contabilidad interna” o que aclare “si sabe algo de los ERE de Andalucía”. Pero Pons fue más allá al señalar que, en su opinión, los ciudadanos “quieren que Rubalcaba se haga transparente como hizo Rajoy”, en referencia a su promesa de enseñar su declaración de la renta y patrimonio. Pons aseguró además que el PP detallará toda la contabilidad interna. “Poco a poco”, dijo, “todo va a estar al alcance de la opinión pública”.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Camino de París

El 'Oratorio de Navidad' de Bach, interpretado por el conjunto Les Talens Lyriques y por el Cor de Cambra del Palau de la música, pasó por el Palau antes de viajar a París

Resumen de cuatro décadas de arte

La colección Bassat exhibe sus nuevas adquisiciones en la Nau Gaudí de Mataró

Diga que se lo pedí yo

Conocí a Vaclav Havel de cerca, en una entrevista cuando ya era presidente de Checoslovaquia

La Generalitat crea la mesa para revocar el contrato de ATLL

El órgano deberá decidir si entrega el contrato a Agbar o convoca otro concurso

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana