Política

“Esos pagos no han existido. Todo lo declaramos”

Los principales dirigentes del PP aludidos en las anotaciones niegan haber cobrado pagos

Son Cospedal, Acebes, Arenas, Rato, Álvarez-Cascos y Mayor Oreja

Mayor Oreja, Acebes, Rajoy y Arenas, en una reunión del PP en 2003. / G. LEJARCEGI

Los seis principales dirigentes del PP aludidos por las anotaciones de Bárcenas rechazan haber cobrado esos pagos. Dolores de Cospedal, la actual secretaria general, niega haber recibido los pagos que señala la contabilidad de Bárcenas. Explica que cobraba, hasta que fue elegida presidenta de Castilla-La Mancha y renunció al sueldo del PP, una cantidad cada mes a través de transferencia, en concepto de salario del PP añadido al de parlamentaria regional y al de senadora. Ese sueldo, detalla, se definía como “gastos de representación” por motivos jurídicos, para no cobrar dos salarios, pero en realidad era un sueldo, y tributaba al mismo tipo que el de senadora. Lo único que podía haber además de eso, añade, eran adelantos a cuenta para algún viaje o comida, incluso en efectivo, pero siempre con justificación posterior y en ningún caso de forma periódica y con cantidades fijas, como aparece en esa contabilidad.

Pagos a la cúpula del PP.

Su antecesor en la secretaría general, Ángel Acebes, también desmiente: “Esos sobresueldos no han existido”, explica y añade que todo el dinero que recibía era a través de transferencia bancaria y lo declaraba a Hacienda.

Javier Arenas, antecesor de Acebes, considera “rotundamente falsa” la contabilidad de Bárcenas. “Yo no recibí ningún tipo de entrega, no había pagos trimestrales y menos en metálico, había un dinero que el PP te entregaba como sueldo, dividido en dos partes, una la que correspondía a tu salario como parlamentario, que el PP recibía del grupo parlamentario y se encargaba de distribuir, y otra como gastos de representación, con la que se completaba el sueldo. Todo de forma mensual, a través de transferencia bancaria y declarado a Hacienda. “Como secretario general nunca conocí ningún tipo de entrega trimestral ni nada parecido, ni ningún tipo de sobre”, insiste. Francisco Álvarez-Cascos, el primer secretario general del PP (1989-1999), se remite a las declaraciones que hizo la semana pasada: “Todas las retribuciones o sueldos que he recibido del grupo parlamentario o del partido han tenido el correspondiente soporte documental, retención de Hacienda y reflejo en mis declaraciones de ingresos sobre la renta”.

Rodrigo Rato explica que solo recibía su sueldo como miembro del Gobierno: “Cuando estaba en el Gobierno, sobresueldos no había ninguno, de ningún tipo, cobraba el sueldo asignado como miembro del Ejecutivo y nada más, me extraña muchísimo que yo pueda estar en ninguna contabilidad, porque no he recibido ningún tipo de sobresueldo del partido”. Jaime Mayor coincide con el resto: “Lo niego, yo lo que cobraba era el sueldo del Gobierno y punto final, nada de sobresueldos”. Mayor admite que el PP podía pagar otro tipo de gastos especialmente en momentos muy difíciles tras el asesinato de Gregorio Ordóñez, en 1995, en que él y otros dirigentes estaban muy amenazados por ETA. No recuerda bien cómo se asumían algunos de esos costes de seguridad y admite que es posible que el partido pagara una parte, pero niega tajantemente que él recibiera ningún sobresueldo del PP.

La que fuera ministra de Exteriores Ana Palacio, que también aparece en los papeles como receptora de una entrega, niega rotundamente haber recibido ningún pago del partido: "Es absolutamente falso que yo recibiese una entrega de 6.000 euros del señor Bárcenas. No he tenido nunca relación personal alguna con el señor Bárcenas y jamás he recibido dinero del Partido Popular por ningún concepto".

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un catalán, el rey de los Latin

Rebeca Carranco Barcelona

Un jefe de la banda en España, se reunió en Barcelona con el Inca Supremo de los Latin King en Nueva York

El bar que se saltó la Transición

Alberto G. Palomo Almuradiel

Casa Pepe, el restaurante franquista de Despeñaperros, ha sobrevivido a todo

Alcalde, condenado y alcalde

Justino Sanchon Arroyo de la Encomienda

Un regidor de Valladolid sigue en el cargo pese a haber sido condenado por cohecho y prevaricación

Con la piqueta a las puertas

Rafael Méndez El Gordo

La promotora de Marina de Valdecañas, sentenciada por el Supremo, se declara en preconcurso de acreedores

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana