Política

Luis Bárcenas, a la salida de su domicilio en Madrid. / ÁLVARO GARCÍA

El extesorero del PP Luis Bárcenas no está por la labor de hacer favores a su antiguo partido. Mientras el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, seguía ayer defendiendo las bondades de la amnistía fiscal y sin querer desvelar si el antiguo responsable de las cuentas de su partido se había acogido a los beneficios tributarios, el abogado de Bárcenas presentaba en la Audiencia Nacional los documentos que así lo atestiguaban. “Al objeto de que el juzgado tenga plena claridad de los hechos”, argumenta como motivo para la entrega de pruebas al juez Pablo Ruz, que instruye el caso Gürtel.

En los documentos, Luis Bárcenas expone cómo blanqueó casi 11 millones de euros acogiéndose a los beneficios fiscales de la medida aprobada en marzo por el Gobierno de Rajoy. Lo hizo el 25 de septiembre de 2012, cuando pagó 1.052.994 euros, el 10% del dinero ocultado hasta ahora y una cantidad muy inferior a los impuestos que tendría que haber pagado de haberlo declarado en su día.

Montoro solo quiso desvelar, en su comparecencia en el Congreso, el pasado día 23, que Bárcenas no se encontraba en la lista de las 29.065 personas físicas que se acogieron a la amnistía fiscal. Y, para no mentir, dijo desconocer si el extesorero estaba entre las 618 sociedades que también se beneficiaron de las ventajas fiscales. Ahora, el que fue su compañero de partido le ha desarmado completamente al exhibir los documentos que prueban que se aprovechó de esa medida. Y lo ha hecho, además, después de que el propio ministerio emitiera un comunicado en el que, utilizando una argucia semántica, negara rotundamente el anuncio realizado por el abogado del propio Bárcenas, que fue quien desveló la operación realizada por el extesorero del PP.

El hecho es que Luis Bárcenas no se acogió al indulto fiscal como persona física, sino que lo hizo a través de Tesedul, una de sus sociedades, titular de una cuenta en Suiza.

Tras conocer las pruebas entregadas por Bárcenas al juez, el ministro de Hacienda insistió en sus argumentos y reiteró que su excompañero de partido utilizó “interpuestos” para el blanqueo de dinero. Según el ministro, la regularización “no cambia las cosas” y es admisible si ese capital no está sometido a un proceso judicial o seguimiento de la Agencia Tributaria, es decir, que depende de que proceda de actividades ilegales y que eso es algo que debe dilucidar ahora la justicia. “Lo que demuestra todo esto es que realmente la justicia está funcionando, que la Agencia Tributaria está funcionando”, quiso indicar el ministro de Hacienda.

“La regularización no encubre el delito”, insistió en señalar Montoro en su comparecencia en el Congreso al hablar sobre Bárcenas, que ya está imputado, de momento, por blanqueo y fraude fiscal. En cualquier caso, técnicos de Hacienda insistieron en que la regularización es válida salvo en el caso de que que se demuestre que el dinero tiene un origen ilícito, algo que, obviamente, el extesorero del PP desmiente. “Los fondos allí depositados ni tienen relación con sus funciones en el Partido Popular ni como senador, sino que procedían de actividades mercantiles y profesionales particulares perfectamente regulares”, señala su letrado.

En el escrito presentado ante el juez Ruz, el letrado del extesorero del PP señala que, con esta regularización, el imputado “ha aflorado la totalidad de los activos que directa o indirectamente poseía y posee en el extranjero”, y abunda señalando que “resulta ilógico deducir que mi mandante pueda poseer aún otros activos fuera de España” porque, tal como expone, no existe “razón alguna para excluirlos del proceso de regularización llevado a cabo”.

Además de entregar las declaraciones que certifican que la sociedad de Bárcenas se acogió a la amnistía, el abogado señala que el extesorero mantuvo sus cuentas “incólumes” después de que estallara el caso Gürtel y niega que las vaciara. “De pretender realmente evitar que ese dinero pudiera ser descubierto, la lógica más elemental señala que el señor Bárcenas habría transferido sus fondos a otras entidades financieras y/o otros países”, señala el escrito, en el que incluso añade que “lamentablemente la lista de paraísos fiscales sigue siendo muy amplia”. Así, sostiene que el imputado mantuvo sus activos y que fueron sus socios quienes, después de haber confiado su gestión a Barcenas, decidieron, en 2009, que el dinero les fuera devuelto, y de ahí el movimiento de las cuentas suizas, que llegaron a registrar un saldo de 22 millones de euros.

En el escrito presentado ante el juez Ruz, el abogado de Bárcenas llega a afirmar que la intención de su cliente era “aflorar” esos fondos. Además, asegura que el extesorero “nunca dejó de informar a los bancos suizos con los que operaba de su condición de empleado del Partido Popular y senador, cuando lo fue” y que las cuentas se abrieron años antes de que se produjeran los hechos investigados en el caso Gürtel, “por lo que difícilmente pudieron tener origen en las cantidades que en el procedimiento se dicen percibidas ilícitamente por mi patrocinado”.

La amnistía fiscal no fue el único proceso al que se acogió Bárcenas, ya que, tal como explica en su escrito ante el juez, también regularizó, pero por la vía ordinaria, la tributación del impuesto de sociedades a través de una declaración complementaria. Por el más de un millón de las rentas generadas por la misma sociedad en 2011, que disponía de dos cuentas con un activo de cerca de 19,5 millones de euros, ingresó, en diciembre de 2012, 451.283 euros. Así, Luis Bárcenas aclara que ingresó un total de 1,5 millones en las arcas públicas con la regulación de esta sociedad. Y no solo eso, sino que documenta los ingresos realizados a la Hacienda pública a través de una cuenta de Bankia.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

“Ha sido un debate de servicios mínimos”

Joaquín Prieto, periodista de Opinión de EL PAÍS, analiza el pleno sobre corrupción del Congreso

UGT y CC OO también se sienten atacados por Confebask

Las centrales denuncian que el documento hecho público por LAB cuestiona la libertad del sindicalismo sociopolítico

Brandão, condenado a un mes de cárcel por su cabezazo a Motta

El futbolista del Bastia agredió al jugador del PSG en el túnel de vestuarios durante un partido el pasado mes de agosto Ya había sido sancionado con seis meses de suspensión en la liga francesa

La Policía desmantela una timba de póquer con 470.000 euros en juego

En la mesa jugaban siete personas, una de ellas un menor

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana