Política

Dimite un dirigente del PP tras ser detenido por un caso de chantaje

Cervera se ve víctima de una trampa que enlaza a la gestión de Caja de Navarra

La rendija de la muralla de Pamplona en la que la Guardia Civil metió el sobre que recogió Cervera. / LUIS AZANZA

Fue concejal, consejero del Gobierno de Navarra, senador, diputado e incluso se habló de él como candidato a entrar en el Gobierno de Mariano Rajoy hace un año como ministro de Sanidad. Pero este lunes la carrera política del dirigente del PP Santiago Cervera, que comenzó cuando era estudiante de Medicina en 1991, se interrumpió abruptamente con una dimisión que anunciaba 24 horas después de haber sido detenido por la Guardia Civil en el parque de la Media Luna de Pamplona. En una rendija de la muralla de ese recinto habían colocado los agentes un sobre como señuelo para atrapar a la persona que había intentado extorsionar al presidente de Caja Navarra, José Antonio Asiáin. El detenido era Santiago Cervera.

El pasado 5 de diciembre, el presidente de la Caja recibió un correo electrónico desde una dirección desconocida en la que se le solicitaban 25.000 euros para evitar la difusión de la acusación de haber facturado desde su despacho de abogado importantes cantidades de dinero a esa entidad financiera. El remitente instaba a Asiáin a dejar ese dinero en un sobre el viernes 7 en un punto concreto del parque pamplonés. El dirigente de la entidad, que estaba de vacaciones en Fuerteventura, denunció el intento de chantaje ante la Guardia Civil de Morrojable. Al mediodía del domingo pasado, los agentes detuvieron al que acudió a recoger el señuelo, que resultó ser Santiago Cervera, secretario de la Mesa del Congreso y diputado del PP.

Cervera, durante su comparecencia. FOTO: ÁLVARO GARCÍA / VÍDEO: ATLAS

La tarde del domingo, Cervera quedó en libertad tras ser puesto a disposición del juzgado de guardia de Pamplona, que no llegó a tomarle declaración ya que el asunto correspondía al Tribunal Supremo por su condición de aforado. No obstante, el caso volverá este martes al Juzgado de Instrucción número 2 de la capital navarra, ya que Cervera ha comunicado su dimisión como parlamentario y su baja cautelar de su militancia en el PP.

Cervera argumentó este lunes que tomaba esta decisión de dejar el cargo para poder defenderse ante la jurisdicción ordinaria y así no perjudicar al partido en un caso en el que se considera “una víctima”. Poco antes, la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, mostró su “extrañeza” por los hechos y anunció la apertura de un expediente informativo interno en el partido previo a la sanción. Asimismo, el presidente del PP de Navarra, Enrique Martín, reconoció que no tenía datos para “creer o no creer” la versión de Cervera sobre el supuesto chantaje.

Cospedal destaca la "extrañeza" del caso y la "sorpresa" que ha generado

Cervera explicó horas antes de dimitir, a través de su blog, que recibió un correo electrónico ofreciéndole información “de relevancia judicial” sobre la gestión de Caja Navarra, que podría recoger en un “lugar determinado de Pamplona”. El exdiputado asegura que, tras responder al remitente que no le parecía la manera más ortodoxa de facilitar información, sí tuvo “curiosidad por si la información se había depositado en ese lugar” y acudió el domingo, aprovechando una visita a la ciudad por motivos familiares.

Pasó una vez por la zona, y, al ver una cámara, se marchó. Pero regresó camuflado con un gorro y una bufanda, según ha explicado el mismo. “Yo soy aquí una víctima y creo saber por qué a mí se me ha escogido como víctima”, aseveró Cervera en su comparecencia ante los periodistas en el Congreso de los Diputados, donde comunicó su renuncia.

Fue ahí cuando admitió haber cometido “una imprudencia” y recalcó que comunicará “en su momento” los motivos por los que cree haber sido víctima de ese engaño. El correo electrónico del que habla Cervera, al que ha tenido acceso EL PAÍS y que procede de un servidor genérico que impide el rastreo del remitente, contiene las instrucciones detalladas para acceder a esa información sobre el caso Caja Navarra. El exdiputado no ha explicado por qué cambió finalmente de criterio y acudió al lugar.

La Guardia Civil no tuvo en un primer momento acceso a este correo porque el político no lo mostró al ser arrestado, aunque el juez de instrucción sí solicitará esa documentación dentro de los trámites del sumario que se comenzará a realizar esta semana, y que estarán relacionados indirectamente a la gestión de Caja Navarra.

Cervera, que accedió a la política afiliándose a Unión del Pueblo Navarro (UPN), formó parte desde 1996 hasta 2003 del consejo de administración la Caja. En 2008 fue elegido diputado y pasó a militar en el PP ese año, cuando el partido se reimplantó en la comunidad foral tras su ruptura con UPN. Mariano Rajoy le encargó dirigir el partido hasta la pasada primavera, cuando trasladó su residencia a Madrid.

Como presidente del PPN, el exdiputado fue muy crítico con la gestión de Caja Navarra, su alianza con Caja Sol para poner en marcha Banca Cívica y su posterior adquisición por Caixabank. Cervera personalizó sus críticas en el ex presidente foral, Miguel Sanz (UPN), el ex director general de la caja, Enrique Goñi y su presidente, José Antonio Asiáin, al que apuntó como uno de los principales responsables de la venta de la entidad por 160 millones de euros cuando su valor en los libros rondaba los 1.000 millones.

El presidente de la Caja, José Antonio Asiáin, desveló este lunes que el abogado de Cervera contactó con él la tarde del domingo para tratar de que retirase su denuncia, algo que descartó. “Quiero que quede claro el papel que ha jugado cada uno y que responda por sus actos”, señaló el dirigente de la entidad financiera, cuyo nombramiento, según Cervera, constituyó en 2010 un “pago o cesión política al PSOE”. Asiáin añadió que su relación con el político popular era normal hasta que este decidió romperla, tomando una actitud “agresiva y rebasando los límites de lo que se entiende como una crítica razonable”.

Asiáin negó las acusaciones que recogía el correo electrónico en el que se le exigían los 25.000 euros. La misiva, que se remitió desde un servidor informático alemán, afirma que el bufete en el que ejercía como abogado factura importantes cantidades a Caja Navarra. El presidente de la entidad reconoce que uno de sus hijos ha realizado trabajos de asesoría legal para Caixabank, pero no para Caja Navarra, cuyo negocio fue traspasado a Banca Cívica primero y a Caixabank después.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama amplía la misión militar en Afganistán más allá de 2015

Las tropas estadounidenses podrán participar también en acciones contra los talibanes

Chavismo y Podemos, Punto Fijo y Moncloa

Ni el chavismo ni Podemos llegaron de Marte, son producto de profundas crisis democráticas

El Sismògraf convertirá Olot en el nuevo epicentro de la danza catalana

El festival mudará a mercado uniendo profesionales, programadores y público

El puzzle de Guanyem toma forma

La CUP-TPM se desmarca de la alianza y presentará candidatura propia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana