Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Morenés destituye a un general por criticar a Mas en nombre del Ejército

Ángel Luis Pontijas Deus cargó contra el presidente catalán en el editorial de la revista oficial Escribió que las políticas de esa autonomía disminuyen "la credibilidad de nuestra nación"

pulsa en la foto

Aunque con menor gravedad y mucha mayor discreción, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha tenido que enfrentarse ya a su propio caso Mena, en referencia al teniente general de Sevilla que aprovechó la Pascua Militar de 2006 para arremeter contra el Estatuto catalán.

Ahora ha sido un general de brigada, Ángel Luis Pontijas Deus, quien ha aprovechado su puesto como director de la revista Ejército, órgano oficial del Estado Mayor del Ejército de Tierra, para criticar “la descortesía de la Presidencia de la Generalidad [ocupada por Artur Mas], que aprovechó día tan señalado [el pasado 12 de octubre, Fiesta Nacional de España] para acentuar una más que dudosa proclamación de intenciones soberanistas del pueblo catalán”.

El general asegura en un artículo publicado en el número de noviembre de dicha revista que “estas singularidades” —entre las que incluye la polémica por la enseñanza del castellano en las comunidades bilingües o las discrepancias financieras entre comunidades autónomas— han provocado “una disminución de la credibilidad de nuestra nación” y un empeoramiento de la “cohesión nacional”.

La gravedad del escrito del general no radica tanto en lo que dice como en el hecho de que este constituya el editorial de la revista Ejército y se presente, por tanto, como la opinión oficial del Ejército de Tierra. Lo que significa que la cúpula del Ejército español critica al presidente de la Generalitat catalana.

El general Pontijas está en la reserva, pero ocupa un puesto orgánico —la dirección del órgano mensual del Ejército—, aunque no operativo, y sigue sujeto al código disciplinario militar.

Según indicó, a preguntas del EL PAÍS, un portavoz del Ministerio de Defensa, el jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, Jaime Domínguez Buj, recibió el pasado lunes al general Pontijas, para cumplir con el preceptivo trámite de audiencia, y al día siguiente fue destituido, aunque su cese aún no se ha publicado en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa (BOD).

Dicho portavoz declinó comentar las opiniones vertidas por el general en su artículo y aseguró que su cese no se debía tanto a su contenido como al hecho de que “no se puede hablar de política desde un órgano oficial del Ejército”. Fuentes militares aseguran que el editorial fue redactado por el general, quien no habría consultado el consejo de redacción, en el que figuran varios coroneles.

El número de noviembre de la revista Ejército se distribuyó hace varias semanas por las unidades militares con el polémico editorial, pero en la edición que puede consultarse en la página web del Ejército de Tierra este ha sido sustituido por un comentario sobre la concesión de la Laureda de San Fernando al Regimiento Alcántara (ver ambas versiones en politica.com)

El precedente tan diferente del coronel Alamán

La diputada del PSC Teresa Cunillera criticó el pasado 12 de septiembre en el pleno del Congreso al ministro de Defensa, Pedro Morenés, por su pasividad ante las declaraciones del coronel Francisco Alamán, quien sugirió una intervención del Ejército en Cataluña: “¿La independencia de Cataluña? Por encima de mi cadáver. Aunque el león parezca dormido, que no lo provoquen demasiado, porque ya ha dado pruebas sobradas de su ferocidad”.

Morenés recordó que Alamán lleva retirado desde 2003, por lo que no está sujeto al Código Penal ni a la ley disciplinaria militar, ni tiene limitada su libertad de expresión. “No tengo ninguna autoridad para imponer ninguna sanción a este señor”, dijo Morenés, quien afeó a la diputada que sirviera de altavoz “a una persona que no tiene ningún interés”.

No es ese el caso del general Pontijas que, aunque en la reserva, sigue sujeto al código disciplinario castrense, que obliga a los militares a guardar neutralidad política.

Más información