Selecciona Edición
Iniciar sesión

El alcalde cordobés de Montoro ordena a sus agentes que no desahucien

“Yo asumiré la responsabilidad”, afirma el regidor de Montoro (Córdoba)

Panorámica de Montoro.

Las entidades financieras tienen un poco más difícil ejecutar un desahucio en el municipio cordobés de Montoro (9.920 habitantes). La policía local tiene orden de no llevar a cabo desalojos desde que el Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, aprobó el pasado junio, con el apoyo de IU, una moción que incluía esa medida. El alcalde del pueblo desde hace 15 años, Antonio Sánchez Villaverde, está dispuesto a hacerse cargo de los problemas que conlleve la insólita decisión municipal, porque la policía actúa a instancias de la justicia: “Si algún juez entiende que hay desacato, yo asumiré la responsabilidad, sin miedo”, asegura por teléfono. “La policía está para garantizar los derechos de los ciudadanos”.

“No poner ni un solo policía municipal a disposición de las órdenes de desahucio”, dice el punto 6.3 de la moción que sacaron adelante los siete concejales del PSOE y los tres de IU en el pleno —los tres ediles del PP votaron en contra—. El texto indica que se acuerda esta medida ante “la preocupante situación de desamparo en la que se encuentran miles de familias, asfixiadas por una situación laboral insostenible y por unas hipotecas fruto de la avidez sin medida de especuladores y entidades financieras”. “No somos mercancía de políticos y banqueros”, concluye el documento, haciendo uso de uno de los lemas de las manifestaciones del 15-M.

Además de ordenar a los 15 agentes municipales que no intervengan en caso de desahucio, la moción incluye otras medidas, como eliminar el impuesto municipal de plusvalía y el de bienes inmuebles “para las personas afectadas que sufran la pérdida de su vivienda en subasta, y para aquellas que logren la dación de la vivienda en pago de la deuda”, e instar al Gobierno central a que apruebe una moratoria total o parcial de las deudas hipotecarias y la dación en pago para deudores de buena fe. “Tenemos que estar del lado de los débiles, ¿con quiénes vamos a estar, con los bancos, los poderosos?”, pregunta el alcalde.

El caso de una familia de siete miembros que estuvo a punto de perder su casa motivó la insumisión de esta localidad con un 20% de paro. El marido, los tres hijos, la madre y la hermana discapacitada de María Benítez Cabrera, vecinos de Montoro, lograron el pasado junio que Bankia suspendiera su desahucio y les concediera un alquiler social después de que su historia se difundiera como la pólvora por Internet.

Desde que el Ayuntamiento aprobó la moción aún no se ha podido comprobar cómo podrán ejecutarse los desahucios sin apoyo de la policía, porque todavía no se ha producido otro desalojo en Montoro: en lo que va de año ha habido tres intentos (entre ellos el de la familia de Cabrera), de los que dos han sido paralizados y uno está en espera, según el alcalde.